Fisterra

    EPOC en paciente estable

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad prevenible y tratable, con repercusión sistémica, de evolución progresiva, que se caracteriza por la presencia de obstrucción crónica al flujo aéreo y síntomas respiratorios persistentes (tos con o sin expectoración y disnea), que no cambia significativamente en varios meses y asociada a una reacción inflamatoria anómala de la vía aérea frente a partículas nocivas o gases. El desarrollo de exacerbaciones y la comorbilidad pueden incrementar su gravedad (GOLD, 2021).

    El principal factor de riesgo es la exposición y/o inhalación del humo del tabaco, incluida la exposición pasiva (80-90% de los pacientes con EPOC son fumadores). Otros factores son: genéticos (déficit de alfa-1 antitripsina), exposición laboral, contaminación ambiental (los picos de contaminación ambiental se han asociado a exacerbaciones de la EPOC, aunque no se ha demostrado que exista una relación directa con su desarrollo), sexo (algunos estudios sugieren que las mujeres son más susceptibles a los efectos del tabaco que los hombres), edad, infecciones en edades tempranas (infecciones víricas y bacterianas pueden contribuir a la patogénesis y progresión de la enfermedad), nivel socioeconómico (el riesgo de desarrollo de EPOC es inversamente proporcional al nivel socioeconómico) y, en países en desarrollo la exposición continuada a productos de combustión de biomasa en ambientes cerrados (excrementos de animales domésticos, estufas y cocinas de leña) (GOLD, 2021).

    Supone un grave problema de salud pública debido a su elevada prevalencia, morbimortalidad, coste económico y social, generando un importante consumo de recursos sanitarios.

    Teniendo en cuenta las diferencias poblacionales y la clasificación en los distintos estudios, se estima una prevalencia mundial del 10,9-13,4%, siendo un 5% más elevada en hombres que en mujeres (Varmaghani M, 2019). España se mantiene en esta prevalencia y se estima un infradiagnóstico del 74,7% (Soriano JB, 2020). La mortalidad varía entre 3-111 muertes/año por 100.000 habitantes, aunque existe una tendencia al descenso en los varones y a un incremento en las mujeres en los últimos años, en relación al mayor consumo de tabaco en este grupo de población (Atsou K, 2011; Rycroft CE, 2012). La mortalidad también aumenta en presencia de comorbilidad: cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, enfermedad ateroesclerótica periférica, ACV, arritmias, osteoporosis, trastornos de ansiedad y depresión, hipertensión arterial, diabetes, trastornos tiroideos, síndrome apnea-hipopnea, obesidad y cáncer de pulmón (Almagro P, 2012; García-Olmos L, 2013; Miravitlles M, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué otras pruebas complementarias deben realizarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué diagnóstico diferencial debemos hacer?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata al paciente estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué seguimiento debe hacerse en la EPOC estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo derivar al segundo nivel asistencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    El paciente con EPOC en situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    EPOC en paciente estable

    Fecha de revisión: 20/12/2021
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad prevenible y tratable, con repercusión sistémica, de evolución progresiva, que se caracteriza por la presencia de obstrucción crónica al flujo aéreo y síntomas respiratorios persistentes (tos con o sin expectoración y disnea), que no cambia significativamente en varios meses y asociada a una reacción inflamatoria anómala de la vía aérea frente a partículas nocivas o gases. El desarrollo de exacerbaciones y la comorbilidad pueden incrementar su gravedad (GOLD, 2021).

    El principal factor de riesgo es la exposición y/o inhalación del humo del tabaco, incluida la exposición pasiva (80-90% de los pacientes con EPOC son fumadores). Otros factores son: genéticos (déficit de alfa-1 antitripsina), exposición laboral, contaminación ambiental (los picos de contaminación ambiental se han asociado a exacerbaciones de la EPOC, aunque no se ha demostrado que exista una relación directa con su desarrollo), sexo (algunos estudios sugieren que las mujeres son más susceptibles a los efectos del tabaco que los hombres), edad, infecciones en edades tempranas (infecciones víricas y bacterianas pueden contribuir a la patogénesis y progresión de la enfermedad), nivel socioeconómico (el riesgo de desarrollo de EPOC es inversamente proporcional al nivel socioeconómico) y, en países en desarrollo la exposición continuada a productos de combustión de biomasa en ambientes cerrados (excrementos de animales domésticos, estufas y cocinas de leña) (GOLD, 2021).

    Supone un grave problema de salud pública debido a su elevada prevalencia, morbimortalidad, coste económico y social, generando un importante consumo de recursos sanitarios.

    Teniendo en cuenta las diferencias poblacionales y la clasificación en los distintos estudios, se estima una prevalencia mundial del 10,9-13,4%, siendo un 5% más elevada en hombres que en mujeres (Varmaghani M, 2019). España se mantiene en esta prevalencia y se estima un infradiagnóstico del 74,7% (Soriano JB, 2020). La mortalidad varía entre 3-111 muertes/año por 100.000 habitantes, aunque existe una tendencia al descenso en los varones y a un incremento en las mujeres en los últimos años, en relación al mayor consumo de tabaco en este grupo de población (Atsou K, 2011; Rycroft CE, 2012). La mortalidad también aumenta en presencia de comorbilidad: cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, enfermedad ateroesclerótica periférica, ACV, arritmias, osteoporosis, trastornos de ansiedad y depresión, hipertensión arterial, diabetes, trastornos tiroideos, síndrome apnea-hipopnea, obesidad y cáncer de pulmón (Almagro P, 2012; García-Olmos L, 2013; Miravitlles M, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué otras pruebas complementarias deben realizarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué diagnóstico diferencial debemos hacer?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata al paciente estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué seguimiento debe hacerse en la EPOC estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo derivar al segundo nivel asistencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    El paciente con EPOC en situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    EPOC en paciente estable

    Fecha de revisión: 20/12/2021

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad prevenible y tratable, con repercusión sistémica, de evolución progresiva, que se caracteriza por la presencia de obstrucción crónica al flujo aéreo y síntomas respiratorios persistentes (tos con o sin expectoración y disnea), que no cambia significativamente en varios meses y asociada a una reacción inflamatoria anómala de la vía aérea frente a partículas nocivas o gases. El desarrollo de exacerbaciones y la comorbilidad pueden incrementar su gravedad (GOLD, 2021).

    El principal factor de riesgo es la exposición y/o inhalación del humo del tabaco, incluida la exposición pasiva (80-90% de los pacientes con EPOC son fumadores). Otros factores son: genéticos (déficit de alfa-1 antitripsina), exposición laboral, contaminación ambiental (los picos de contaminación ambiental se han asociado a exacerbaciones de la EPOC, aunque no se ha demostrado que exista una relación directa con su desarrollo), sexo (algunos estudios sugieren que las mujeres son más susceptibles a los efectos del tabaco que los hombres), edad, infecciones en edades tempranas (infecciones víricas y bacterianas pueden contribuir a la patogénesis y progresión de la enfermedad), nivel socioeconómico (el riesgo de desarrollo de EPOC es inversamente proporcional al nivel socioeconómico) y, en países en desarrollo la exposición continuada a productos de combustión de biomasa en ambientes cerrados (excrementos de animales domésticos, estufas y cocinas de leña) (GOLD, 2021).

    Supone un grave problema de salud pública debido a su elevada prevalencia, morbimortalidad, coste económico y social, generando un importante consumo de recursos sanitarios.

    Teniendo en cuenta las diferencias poblacionales y la clasificación en los distintos estudios, se estima una prevalencia mundial del 10,9-13,4%, siendo un 5% más elevada en hombres que en mujeres (Varmaghani M, 2019). España se mantiene en esta prevalencia y se estima un infradiagnóstico del 74,7% (Soriano JB, 2020). La mortalidad varía entre 3-111 muertes/año por 100.000 habitantes, aunque existe una tendencia al descenso en los varones y a un incremento en las mujeres en los últimos años, en relación al mayor consumo de tabaco en este grupo de población (Atsou K, 2011; Rycroft CE, 2012). La mortalidad también aumenta en presencia de comorbilidad: cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, enfermedad ateroesclerótica periférica, ACV, arritmias, osteoporosis, trastornos de ansiedad y depresión, hipertensión arterial, diabetes, trastornos tiroideos, síndrome apnea-hipopnea, obesidad y cáncer de pulmón (Almagro P, 2012; García-Olmos L, 2013; Miravitlles M, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué otras pruebas complementarias deben realizarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué diagnóstico diferencial debemos hacer?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata al paciente estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué seguimiento debe hacerse en la EPOC estable?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo derivar al segundo nivel asistencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    El paciente con EPOC en situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 06/10/2022 10:39:25 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal