Fisterra

    Poliposis nasal

    ¿De qué hablamos?


    La poliposis nasosinusal se define como una enfermedad inflamatoria crónica y recidivante localizada en fosas nasales y senos paranasales de etiología desconocida. Se considera un subgrupo dentro de la rinosinusitis crónica, en el que la presencia de los pólipos es la expresión de una mayor reacción inflamatoria en comparación con la sinusitis crónica sin pólipos. Solo el 20% de los pacientes con rinosinusitis crónica desarrolla pólipos nasales. Se describen como masas grisáceas, constituidas por tejido inflamatorio, que ocupan ambas fosas nasales y los senos paranasales (Fokkens W, 2007).

    Su prevalencia se estima entre el 2,1-4,3% en la población general. Son más frecuentes en varones y en pacientes de edad avanzada, donde llegan a presentarse en el 5% de los pacientes de más de 60 años y en algún estudio se ha observado asociación con la obesidad. Es poco frecuente en pacientes de menos de 20 años, salvo en niños con fibrosis quística (Fokkens W, 2007; Ahn JC, 2016).

    Los pacientes con poliposis nasal presentan pruebas alérgicas positivas en un porcentaje similar al de la población normal. Sin embargo, son más frecuentes en pacientes con rinitis alérgica fúngica, asma (prevalencia del 7-15%), sensibilidad a la aspirina (prevalencia del 36-60%), bronquiectasias (prevalencia del 25%), fibrosis quística y síndrome de Churg-Strauss. Aquellos con intolerancia o sensibilidad a la aspirina se describen como un subgrupo especial dentro de los pacientes que presentan asma y pólipos nasales y su presencia se asocia con mayor gravedad de los síntomas respiratorios y una peor respuesta al tratamiento. No existe evidencia de una mayor prevalencia en relación con la polución ambiental (Fokkens W, 2007; Guilemany JM, 2009; Tan BK, 2013; Rajan JP, 2015).

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Cuándo derivar y algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Poliposis nasal

    Fecha de revisión: 06/03/2018
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La poliposis nasosinusal se define como una enfermedad inflamatoria crónica y recidivante localizada en fosas nasales y senos paranasales de etiología desconocida. Se considera un subgrupo dentro de la rinosinusitis crónica, en el que la presencia de los pólipos es la expresión de una mayor reacción inflamatoria en comparación con la sinusitis crónica sin pólipos. Solo el 20% de los pacientes con rinosinusitis crónica desarrolla pólipos nasales. Se describen como masas grisáceas, constituidas por tejido inflamatorio, que ocupan ambas fosas nasales y los senos paranasales (Fokkens W, 2007).

    Su prevalencia se estima entre el 2,1-4,3% en la población general. Son más frecuentes en varones y en pacientes de edad avanzada, donde llegan a presentarse en el 5% de los pacientes de más de 60 años y en algún estudio se ha observado asociación con la obesidad. Es poco frecuente en pacientes de menos de 20 años, salvo en niños con fibrosis quística (Fokkens W, 2007; Ahn JC, 2016).

    Los pacientes con poliposis nasal presentan pruebas alérgicas positivas en un porcentaje similar al de la población normal. Sin embargo, son más frecuentes en pacientes con rinitis alérgica fúngica, asma (prevalencia del 7-15%), sensibilidad a la aspirina (prevalencia del 36-60%), bronquiectasias (prevalencia del 25%), fibrosis quística y síndrome de Churg-Strauss. Aquellos con intolerancia o sensibilidad a la aspirina se describen como un subgrupo especial dentro de los pacientes que presentan asma y pólipos nasales y su presencia se asocia con mayor gravedad de los síntomas respiratorios y una peor respuesta al tratamiento. No existe evidencia de una mayor prevalencia en relación con la polución ambiental (Fokkens W, 2007; Guilemany JM, 2009; Tan BK, 2013; Rajan JP, 2015).

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Cuándo derivar y algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Poliposis nasal

    Fecha de revisión: 06/03/2018

    ¿De qué hablamos?


    La poliposis nasosinusal se define como una enfermedad inflamatoria crónica y recidivante localizada en fosas nasales y senos paranasales de etiología desconocida. Se considera un subgrupo dentro de la rinosinusitis crónica, en el que la presencia de los pólipos es la expresión de una mayor reacción inflamatoria en comparación con la sinusitis crónica sin pólipos. Solo el 20% de los pacientes con rinosinusitis crónica desarrolla pólipos nasales. Se describen como masas grisáceas, constituidas por tejido inflamatorio, que ocupan ambas fosas nasales y los senos paranasales (Fokkens W, 2007).

    Su prevalencia se estima entre el 2,1-4,3% en la población general. Son más frecuentes en varones y en pacientes de edad avanzada, donde llegan a presentarse en el 5% de los pacientes de más de 60 años y en algún estudio se ha observado asociación con la obesidad. Es poco frecuente en pacientes de menos de 20 años, salvo en niños con fibrosis quística (Fokkens W, 2007; Ahn JC, 2016).

    Los pacientes con poliposis nasal presentan pruebas alérgicas positivas en un porcentaje similar al de la población normal. Sin embargo, son más frecuentes en pacientes con rinitis alérgica fúngica, asma (prevalencia del 7-15%), sensibilidad a la aspirina (prevalencia del 36-60%), bronquiectasias (prevalencia del 25%), fibrosis quística y síndrome de Churg-Strauss. Aquellos con intolerancia o sensibilidad a la aspirina se describen como un subgrupo especial dentro de los pacientes que presentan asma y pólipos nasales y su presencia se asocia con mayor gravedad de los síntomas respiratorios y una peor respuesta al tratamiento. No existe evidencia de una mayor prevalencia en relación con la polución ambiental (Fokkens W, 2007; Guilemany JM, 2009; Tan BK, 2013; Rajan JP, 2015).

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Cuándo derivar y algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 09/08/2022 2:04:52 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal