Fisterra

    Disfagia

    ¿De qué hablamos?


    La palabra disfagia proviene del griego que significa desorden al comer. Se define como la sensación o dificultad para la deglución tanto para líquidos como sólidos (Fass R, 2016).

    Los pacientes pueden describirla como la imposibilidad al inicio de la deglución a través de la faringe y/o esófago al paso de sólidos y/o líquidos hacia la cavidad gástrica. Sin embargo, es importante diferenciarla del síntoma odinofagia definida como: dolor a la deglución (Galmiche JP, 2006).

    Es relativamente frecuente, su prevalencia aumenta con la edad y en presencia de patologías neurológicas; 1 de cada 17 personas presentan alguna forma de disfagia en el transcurso de su vida (Kalf JG, 2012).

    Un estudio realizado en el Reino Unido en 2011 describe una tasa de prevalencia de disfagia de 11% en la población general (Holland G, 2011). La condición afecta al 40-70% de los pacientes con accidente cerebrovascular, 60-80% de los que padecen enfermedades neurodegenerativas, al 13% de los adultos mayores de 65 años, y al 51% de la personas institucionalizadas y al 60-75% de los pacientes sometidos a radioterapia por neoplasia de cabeza o cuello (Turley R, 2009; Lin LC, 2002).

    Es difícil conocer la epidemiología a nivel mundial porque la mayoría de las enfermedades que pueden provocar disfagia difieren según las regiones y continentes (World Gastroenterology Organisation, 2014).

    La disfagia desde el punto de vista clínico se clasifica en (Fass R, 2016; Galmiche JP, 2006):

    • Disfagia orofaríngea: cuando la dificultad se localiza antes del esófago, es decir en boca o faringe.
    • Disfagia esofágica: cuando se localiza a nivel del recorrido esofágico.
    • Disfagia funcional: pertenece al apartado de "Trastornos Funcionales Digestivos" (A3. Criterios de Roma IV).

    ¿Cómo se realiza la valoración inicial del paciente con disfagia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Disfagia

    Fecha de revisión: 09/05/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La palabra disfagia proviene del griego que significa desorden al comer. Se define como la sensación o dificultad para la deglución tanto para líquidos como sólidos (Fass R, 2016).

    Los pacientes pueden describirla como la imposibilidad al inicio de la deglución a través de la faringe y/o esófago al paso de sólidos y/o líquidos hacia la cavidad gástrica. Sin embargo, es importante diferenciarla del síntoma odinofagia definida como: dolor a la deglución (Galmiche JP, 2006).

    Es relativamente frecuente, su prevalencia aumenta con la edad y en presencia de patologías neurológicas; 1 de cada 17 personas presentan alguna forma de disfagia en el transcurso de su vida (Kalf JG, 2012).

    Un estudio realizado en el Reino Unido en 2011 describe una tasa de prevalencia de disfagia de 11% en la población general (Holland G, 2011). La condición afecta al 40-70% de los pacientes con accidente cerebrovascular, 60-80% de los que padecen enfermedades neurodegenerativas, al 13% de los adultos mayores de 65 años, y al 51% de la personas institucionalizadas y al 60-75% de los pacientes sometidos a radioterapia por neoplasia de cabeza o cuello (Turley R, 2009; Lin LC, 2002).

    Es difícil conocer la epidemiología a nivel mundial porque la mayoría de las enfermedades que pueden provocar disfagia difieren según las regiones y continentes (World Gastroenterology Organisation, 2014).

    La disfagia desde el punto de vista clínico se clasifica en (Fass R, 2016; Galmiche JP, 2006):

    • Disfagia orofaríngea: cuando la dificultad se localiza antes del esófago, es decir en boca o faringe.
    • Disfagia esofágica: cuando se localiza a nivel del recorrido esofágico.
    • Disfagia funcional: pertenece al apartado de "Trastornos Funcionales Digestivos" (A3. Criterios de Roma IV).

    ¿Cómo se realiza la valoración inicial del paciente con disfagia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Disfagia

    Fecha de revisión: 09/05/2017

    ¿De qué hablamos?


    La palabra disfagia proviene del griego que significa desorden al comer. Se define como la sensación o dificultad para la deglución tanto para líquidos como sólidos (Fass R, 2016).

    Los pacientes pueden describirla como la imposibilidad al inicio de la deglución a través de la faringe y/o esófago al paso de sólidos y/o líquidos hacia la cavidad gástrica. Sin embargo, es importante diferenciarla del síntoma odinofagia definida como: dolor a la deglución (Galmiche JP, 2006).

    Es relativamente frecuente, su prevalencia aumenta con la edad y en presencia de patologías neurológicas; 1 de cada 17 personas presentan alguna forma de disfagia en el transcurso de su vida (Kalf JG, 2012).

    Un estudio realizado en el Reino Unido en 2011 describe una tasa de prevalencia de disfagia de 11% en la población general (Holland G, 2011). La condición afecta al 40-70% de los pacientes con accidente cerebrovascular, 60-80% de los que padecen enfermedades neurodegenerativas, al 13% de los adultos mayores de 65 años, y al 51% de la personas institucionalizadas y al 60-75% de los pacientes sometidos a radioterapia por neoplasia de cabeza o cuello (Turley R, 2009; Lin LC, 2002).

    Es difícil conocer la epidemiología a nivel mundial porque la mayoría de las enfermedades que pueden provocar disfagia difieren según las regiones y continentes (World Gastroenterology Organisation, 2014).

    La disfagia desde el punto de vista clínico se clasifica en (Fass R, 2016; Galmiche JP, 2006):

    • Disfagia orofaríngea: cuando la dificultad se localiza antes del esófago, es decir en boca o faringe.
    • Disfagia esofágica: cuando se localiza a nivel del recorrido esofágico.
    • Disfagia funcional: pertenece al apartado de "Trastornos Funcionales Digestivos" (A3. Criterios de Roma IV).

    ¿Cómo se realiza la valoración inicial del paciente con disfagia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 04/10/2022 22:48:35 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal