Fisterra

    Síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia: intervenciones no farmacológicas

    ¿De qué hablamos?


    Los síntomas neuropsiquiátricos (SNP), también llamados síntomas psicológicos y conductuales de la demencia (SPCD), son una serie de síntomas relacionados con la alteración de la percepción, el contenido del pensamiento, el ánimo y la conducta que pueden presentarse en las personas con demencia constituyendo parte de la expresión de la enfermedad (Aalten P, 2007). Desde 2011 se consideran criterio diagnóstico básico para el diagnóstico de demencia junto con la presencia de alteraciones cognitivas o funcionales (McKhann GM, 2011).

    Estos síntomas (tabla 1) producen gran impacto en la calidad de vida de paciente y cuidador y son motivo frecuente de claudicación familiar e institucionalización (Afram B, 2014; Sorbi S, 2012). Se asocian con mayor deterioro funcional, progresión más acelerada a demencia grave y muerte (Peters ME, 2015).

    Tabla 1. Clasificación de los síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia.
    Trastornos conductuales Alteraciones de la actividad
    • Hiperactividad motora (deambulación errática y/u otra actividad motora no explicada por necesidades básicas y/u otro SPCD); actividad inapropiada.
    • Agitación, inquietud.
    • Vocalizaciones repetidas (sonido o expresión vocal), molesta, no relacionada con cambios en el paciente o entorno. Repetición actos, quejas y preguntas.
    • Abulia cognitiva (reducción del contenido del pensamiento y la iniciativa espontánea).
    • Negación al baño, vestido, etc.
    Agresividad
    • Conducta física o verbal que puede causar daño físico o moral; resistencia a la ayuda necesaria.
    Trastornos del apetito
    • Negación a comer, apetito elevado, comidas “raras”, hiperoralidad.
    Trastornos del sueño/vigilia
    • Alteración del ciclo fisiológico de sueño/vigilia, insomnio, sueño fragmentado.
    Conducta social inapropiada/desinhibición
    • Falta de tacto social en el lenguaje, la expresión corporal u otras conductas, alteración comportamiento sexual.
    Trastornos psicológicos Alteraciones afectivas
    • Ansiedad (temor o sentimiento de pérdida de control, con expresión verbal o motora).
    • Irritabilidad (impaciencia, intolerancia, cambios de humor no justificados, etc.).
    • Síntomas depresivos (tristeza, anhedonia, falta de esperanza, sentimiento de ser una carga, etc.), depresión mayor.
    • Labilidad emocional.
    • Hipertimia (afectividad excesiva, verborrea, desproporción entre los sentimientos de alegría y el entorno o situación).
    • Euforia: humor anormalmente elevado o inapropiado.
    Alteración del pensamiento, delirios y trastornos de identificación
    • Creencias erróneas o falsas interpretaciones (le han robado lo que no encuentra) o identificaciones (el cuidador es un extraño, las personas de la televisión están en la casa, no reconoce la vivienda).
    • Delirios de robo, de abandono o perjuicio, delirios paranoides, desconfianza, la pareja es infiel.
    • Fabulaciones falsas de su pasado.
    Ilusiones y alucinaciones
    • Percepciones distorsionadas (ilusiones) o falsas (alucinaciones) de tipo visual, auditivo, olfatorias, táctiles, etc.
    Apatía
    • Falta de interés, motivación, emoción o preocupación.

    Alrededor del 68-98% de las personas con demencia pueden presentar uno o varios SPCD (Lyketsos CG, 2002; Fernández M, 2010; Teipel SJ, 2015; García-Martín V, 2021). Aparecen en cualquier etapa de la demencia y suelen ir aumentando de intensidad al empeorar el deterioro cognitivo (Kazui H, 2016; Borsje P, 2015; García-Martín V, 2021).

    La apatía es el síntoma más frecuente seguido de alteraciones del ánimo o agitación/agresividad (Zhao Q-F, 2016; García-Martín V, 2021). En pacientes institucionalizados, también predomina la apatía, seguida por agitación y delirio, aunque el síntoma que produce más interrupción ocupacional es la agitación (Robles Castiñeiras A, 2012).

    Algunos de los SPCD tienden a manifestarse de forma conjunta, por ello, se propone su agrupación en subsíndromes neuropsiquiátricos que podrían tener una patogenia común y un manejo terapéutico similar: hiperactividad (agitación, desinhibición, irritabilidad, alteración motora aberrante, euforia) presente en el 64% de los pacientes, síntomas afectivos (depresión y ansiedad) en el 59%, psicosis (delirios, alucinaciones y trastornos del sueño) en el 38%, y apatía (apatía y alteraciones del apetito) siendo este último el más común, presente en el 65% de los pacientes (Aalten P, 2008).

    Según el tipo de demencia hay mayor presencia de uno u otro SPCD. Por ejemplo, en comparación con la enfermedad de Alzheimer, en la demencia vascular es más frecuente la depresión, en la demencia con cuerpos de Lewy los delirios y alucinaciones (Kazui H, 2016; López-Pousa S, 2007) y en la demencia frontotemporal, la desinhibición y falta de adecuación social, siendo el comportamiento hipersexual característico de su variante conductual (Mendez MF, 2013).

    Los SPCD también aparecen en los pacientes con deterioro cognitivo ligero (DCL), de forma más frecuente (31-43%) que en población general. El síntoma más común es la depresión, seguido de la irritabilidad, trastornos del sueño, apatía y ansiedad (Lyketsos CG, 2002; Peters ME, 2012). Su presencia se considera un factor de riesgo para conversión de DCL a demencia (Rosenberg PB, 2013).

    Se ha propuesto el concepto de deterioro conductual leve (Mild Behavioral Impairment, MBI) para identificar a pacientes con trastornos de conducta, tengan o no síntomas cognitivos. DCL y MBI pueden coexistir o presentarse de forma separada, y ambos presagian un mayor riesgo de demencia (Ismail Z, 2016).

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia: intervenciones no farmacológicas

    Fecha de revisión: 08/12/2021
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Los síntomas neuropsiquiátricos (SNP), también llamados síntomas psicológicos y conductuales de la demencia (SPCD), son una serie de síntomas relacionados con la alteración de la percepción, el contenido del pensamiento, el ánimo y la conducta que pueden presentarse en las personas con demencia constituyendo parte de la expresión de la enfermedad (Aalten P, 2007). Desde 2011 se consideran criterio diagnóstico básico para el diagnóstico de demencia junto con la presencia de alteraciones cognitivas o funcionales (McKhann GM, 2011).

    Estos síntomas (tabla 1) producen gran impacto en la calidad de vida de paciente y cuidador y son motivo frecuente de claudicación familiar e institucionalización (Afram B, 2014; Sorbi S, 2012). Se asocian con mayor deterioro funcional, progresión más acelerada a demencia grave y muerte (Peters ME, 2015).

    Tabla 1. Clasificación de los síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia.
    Trastornos conductuales Alteraciones de la actividad
    • Hiperactividad motora (deambulación errática y/u otra actividad motora no explicada por necesidades básicas y/u otro SPCD); actividad inapropiada.
    • Agitación, inquietud.
    • Vocalizaciones repetidas (sonido o expresión vocal), molesta, no relacionada con cambios en el paciente o entorno. Repetición actos, quejas y preguntas.
    • Abulia cognitiva (reducción del contenido del pensamiento y la iniciativa espontánea).
    • Negación al baño, vestido, etc.
    Agresividad
    • Conducta física o verbal que puede causar daño físico o moral; resistencia a la ayuda necesaria.
    Trastornos del apetito
    • Negación a comer, apetito elevado, comidas “raras”, hiperoralidad.
    Trastornos del sueño/vigilia
    • Alteración del ciclo fisiológico de sueño/vigilia, insomnio, sueño fragmentado.
    Conducta social inapropiada/desinhibición
    • Falta de tacto social en el lenguaje, la expresión corporal u otras conductas, alteración comportamiento sexual.
    Trastornos psicológicos Alteraciones afectivas
    • Ansiedad (temor o sentimiento de pérdida de control, con expresión verbal o motora).
    • Irritabilidad (impaciencia, intolerancia, cambios de humor no justificados, etc.).
    • Síntomas depresivos (tristeza, anhedonia, falta de esperanza, sentimiento de ser una carga, etc.), depresión mayor.
    • Labilidad emocional.
    • Hipertimia (afectividad excesiva, verborrea, desproporción entre los sentimientos de alegría y el entorno o situación).
    • Euforia: humor anormalmente elevado o inapropiado.
    Alteración del pensamiento, delirios y trastornos de identificación
    • Creencias erróneas o falsas interpretaciones (le han robado lo que no encuentra) o identificaciones (el cuidador es un extraño, las personas de la televisión están en la casa, no reconoce la vivienda).
    • Delirios de robo, de abandono o perjuicio, delirios paranoides, desconfianza, la pareja es infiel.
    • Fabulaciones falsas de su pasado.
    Ilusiones y alucinaciones
    • Percepciones distorsionadas (ilusiones) o falsas (alucinaciones) de tipo visual, auditivo, olfatorias, táctiles, etc.
    Apatía
    • Falta de interés, motivación, emoción o preocupación.

    Alrededor del 68-98% de las personas con demencia pueden presentar uno o varios SPCD (Lyketsos CG, 2002; Fernández M, 2010; Teipel SJ, 2015; García-Martín V, 2021). Aparecen en cualquier etapa de la demencia y suelen ir aumentando de intensidad al empeorar el deterioro cognitivo (Kazui H, 2016; Borsje P, 2015; García-Martín V, 2021).

    La apatía es el síntoma más frecuente seguido de alteraciones del ánimo o agitación/agresividad (Zhao Q-F, 2016; García-Martín V, 2021). En pacientes institucionalizados, también predomina la apatía, seguida por agitación y delirio, aunque el síntoma que produce más interrupción ocupacional es la agitación (Robles Castiñeiras A, 2012).

    Algunos de los SPCD tienden a manifestarse de forma conjunta, por ello, se propone su agrupación en subsíndromes neuropsiquiátricos que podrían tener una patogenia común y un manejo terapéutico similar: hiperactividad (agitación, desinhibición, irritabilidad, alteración motora aberrante, euforia) presente en el 64% de los pacientes, síntomas afectivos (depresión y ansiedad) en el 59%, psicosis (delirios, alucinaciones y trastornos del sueño) en el 38%, y apatía (apatía y alteraciones del apetito) siendo este último el más común, presente en el 65% de los pacientes (Aalten P, 2008).

    Según el tipo de demencia hay mayor presencia de uno u otro SPCD. Por ejemplo, en comparación con la enfermedad de Alzheimer, en la demencia vascular es más frecuente la depresión, en la demencia con cuerpos de Lewy los delirios y alucinaciones (Kazui H, 2016; López-Pousa S, 2007) y en la demencia frontotemporal, la desinhibición y falta de adecuación social, siendo el comportamiento hipersexual característico de su variante conductual (Mendez MF, 2013).

    Los SPCD también aparecen en los pacientes con deterioro cognitivo ligero (DCL), de forma más frecuente (31-43%) que en población general. El síntoma más común es la depresión, seguido de la irritabilidad, trastornos del sueño, apatía y ansiedad (Lyketsos CG, 2002; Peters ME, 2012). Su presencia se considera un factor de riesgo para conversión de DCL a demencia (Rosenberg PB, 2013).

    Se ha propuesto el concepto de deterioro conductual leve (Mild Behavioral Impairment, MBI) para identificar a pacientes con trastornos de conducta, tengan o no síntomas cognitivos. DCL y MBI pueden coexistir o presentarse de forma separada, y ambos presagian un mayor riesgo de demencia (Ismail Z, 2016).

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia: intervenciones no farmacológicas

    Fecha de revisión: 08/12/2021

    ¿De qué hablamos?


    Los síntomas neuropsiquiátricos (SNP), también llamados síntomas psicológicos y conductuales de la demencia (SPCD), son una serie de síntomas relacionados con la alteración de la percepción, el contenido del pensamiento, el ánimo y la conducta que pueden presentarse en las personas con demencia constituyendo parte de la expresión de la enfermedad (Aalten P, 2007). Desde 2011 se consideran criterio diagnóstico básico para el diagnóstico de demencia junto con la presencia de alteraciones cognitivas o funcionales (McKhann GM, 2011).

    Estos síntomas (tabla 1) producen gran impacto en la calidad de vida de paciente y cuidador y son motivo frecuente de claudicación familiar e institucionalización (Afram B, 2014; Sorbi S, 2012). Se asocian con mayor deterioro funcional, progresión más acelerada a demencia grave y muerte (Peters ME, 2015).

    Tabla 1. Clasificación de los síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia.
    Trastornos conductuales Alteraciones de la actividad
    • Hiperactividad motora (deambulación errática y/u otra actividad motora no explicada por necesidades básicas y/u otro SPCD); actividad inapropiada.
    • Agitación, inquietud.
    • Vocalizaciones repetidas (sonido o expresión vocal), molesta, no relacionada con cambios en el paciente o entorno. Repetición actos, quejas y preguntas.
    • Abulia cognitiva (reducción del contenido del pensamiento y la iniciativa espontánea).
    • Negación al baño, vestido, etc.
    Agresividad
    • Conducta física o verbal que puede causar daño físico o moral; resistencia a la ayuda necesaria.
    Trastornos del apetito
    • Negación a comer, apetito elevado, comidas “raras”, hiperoralidad.
    Trastornos del sueño/vigilia
    • Alteración del ciclo fisiológico de sueño/vigilia, insomnio, sueño fragmentado.
    Conducta social inapropiada/desinhibición
    • Falta de tacto social en el lenguaje, la expresión corporal u otras conductas, alteración comportamiento sexual.
    Trastornos psicológicos Alteraciones afectivas
    • Ansiedad (temor o sentimiento de pérdida de control, con expresión verbal o motora).
    • Irritabilidad (impaciencia, intolerancia, cambios de humor no justificados, etc.).
    • Síntomas depresivos (tristeza, anhedonia, falta de esperanza, sentimiento de ser una carga, etc.), depresión mayor.
    • Labilidad emocional.
    • Hipertimia (afectividad excesiva, verborrea, desproporción entre los sentimientos de alegría y el entorno o situación).
    • Euforia: humor anormalmente elevado o inapropiado.
    Alteración del pensamiento, delirios y trastornos de identificación
    • Creencias erróneas o falsas interpretaciones (le han robado lo que no encuentra) o identificaciones (el cuidador es un extraño, las personas de la televisión están en la casa, no reconoce la vivienda).
    • Delirios de robo, de abandono o perjuicio, delirios paranoides, desconfianza, la pareja es infiel.
    • Fabulaciones falsas de su pasado.
    Ilusiones y alucinaciones
    • Percepciones distorsionadas (ilusiones) o falsas (alucinaciones) de tipo visual, auditivo, olfatorias, táctiles, etc.
    Apatía
    • Falta de interés, motivación, emoción o preocupación.

    Alrededor del 68-98% de las personas con demencia pueden presentar uno o varios SPCD (Lyketsos CG, 2002; Fernández M, 2010; Teipel SJ, 2015; García-Martín V, 2021). Aparecen en cualquier etapa de la demencia y suelen ir aumentando de intensidad al empeorar el deterioro cognitivo (Kazui H, 2016; Borsje P, 2015; García-Martín V, 2021).

    La apatía es el síntoma más frecuente seguido de alteraciones del ánimo o agitación/agresividad (Zhao Q-F, 2016; García-Martín V, 2021). En pacientes institucionalizados, también predomina la apatía, seguida por agitación y delirio, aunque el síntoma que produce más interrupción ocupacional es la agitación (Robles Castiñeiras A, 2012).

    Algunos de los SPCD tienden a manifestarse de forma conjunta, por ello, se propone su agrupación en subsíndromes neuropsiquiátricos que podrían tener una patogenia común y un manejo terapéutico similar: hiperactividad (agitación, desinhibición, irritabilidad, alteración motora aberrante, euforia) presente en el 64% de los pacientes, síntomas afectivos (depresión y ansiedad) en el 59%, psicosis (delirios, alucinaciones y trastornos del sueño) en el 38%, y apatía (apatía y alteraciones del apetito) siendo este último el más común, presente en el 65% de los pacientes (Aalten P, 2008).

    Según el tipo de demencia hay mayor presencia de uno u otro SPCD. Por ejemplo, en comparación con la enfermedad de Alzheimer, en la demencia vascular es más frecuente la depresión, en la demencia con cuerpos de Lewy los delirios y alucinaciones (Kazui H, 2016; López-Pousa S, 2007) y en la demencia frontotemporal, la desinhibición y falta de adecuación social, siendo el comportamiento hipersexual característico de su variante conductual (Mendez MF, 2013).

    Los SPCD también aparecen en los pacientes con deterioro cognitivo ligero (DCL), de forma más frecuente (31-43%) que en población general. El síntoma más común es la depresión, seguido de la irritabilidad, trastornos del sueño, apatía y ansiedad (Lyketsos CG, 2002; Peters ME, 2012). Su presencia se considera un factor de riesgo para conversión de DCL a demencia (Rosenberg PB, 2013).

    Se ha propuesto el concepto de deterioro conductual leve (Mild Behavioral Impairment, MBI) para identificar a pacientes con trastornos de conducta, tengan o no síntomas cognitivos. DCL y MBI pueden coexistir o presentarse de forma separada, y ambos presagian un mayor riesgo de demencia (Ismail Z, 2016).

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 07/10/2022 6:40:27 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal