Fisterra

    Mucositis en el paciente oncológico

    ¿De qué hablamos?


    La mucositis se define como la inflamación de la mucosa oral o de la del tracto gastrointestinal, acompañada o no de lesiones ulcerosas. Suele ser secundaria a los efectos del tratamiento antineoplásico (quimioterapia o radioterapia), a enfermedades infecciosas o síndromes de inmunodeficiencia secundaria.

    Es un efecto secundario muy frecuente, hasta un 40% de los pacientes oncológicos (Instituto Nacional del Cáncer, 2017). Tiene una gran incidencia en pacientes trasplantados de médula ósea (hasta el 75%) y en pacientes con cáncer de cuello y cabeza sometidos a radioterapia (Peterson DE, 2015).

    La duración de la mucositis secundaria a la radioterapia (hasta 8 semanas) suele ser más prolongada que la de la quimioterapia (5-14 días).

    Son factores de riesgo para su desarrollo la existencia previa de cavidad oral mal cuidada, la existencia de patología dental (caries, patología periapical o enfermedad periodontal) y la utilización de determinados quimioterápicos (citarabina, capecitabina, 5-fluorouracilo, etopósido, metotrexato, cisplatino, tegafur, sunitinib, sorafenib) (Alonso P, 2001; Negrin RS, 2018).

    Se manifiesta principalmente con eritema y/o úlceras de mucosas. Los pacientes inicialmente suelen referir sequedad bucal y sensación quemante, pudiendo llegar a presentar dolor severo (principalmente pacientes con grandes úlceras) siendo en estos casos necesario el tratamiento con opioides.

    Como consecuencia de la presencia de lesiones en la mucosa oral los pacientes pueden desarrollar infecciones secundarias principalmente por Candida albicans (hasta en un 70%) y herpes simple (Negrin RS, 2018), también en ocasiones es la puerta de entrada a infecciones causantes de bacteriemia (principalmente en pacientes con recuento absoluto de neutrófilos menor de 1.000).

    Una complicación frecuente en pacientes con lesiones importantes en la mucosa oral es la dificultad para la alimentación pudiendo ser necesario la utilización de nutrición enteral o parenteral.

    Las lesiones en la mucosa suelen ser autolimitadas, normalmente no perduran más allá de 14 días.

    Según la OMS la mucositis se puede clasificar en los siguientes grados:

    • Grado 0= sin mucositis.
    • Grado 1= eritema y dolor.
    • Grado 2= úlceras, capaz de comer sólidos.
    • Grado 3= úlceras, requiere dieta líquida.
    • Grado 4= úlceras, alimentación oral.

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se previene?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones para pacientes

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Mucositis en el paciente oncológico

    Fecha de revisión: 22/05/2018
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La mucositis se define como la inflamación de la mucosa oral o de la del tracto gastrointestinal, acompañada o no de lesiones ulcerosas. Suele ser secundaria a los efectos del tratamiento antineoplásico (quimioterapia o radioterapia), a enfermedades infecciosas o síndromes de inmunodeficiencia secundaria.

    Es un efecto secundario muy frecuente, hasta un 40% de los pacientes oncológicos (Instituto Nacional del Cáncer, 2017). Tiene una gran incidencia en pacientes trasplantados de médula ósea (hasta el 75%) y en pacientes con cáncer de cuello y cabeza sometidos a radioterapia (Peterson DE, 2015).

    La duración de la mucositis secundaria a la radioterapia (hasta 8 semanas) suele ser más prolongada que la de la quimioterapia (5-14 días).

    Son factores de riesgo para su desarrollo la existencia previa de cavidad oral mal cuidada, la existencia de patología dental (caries, patología periapical o enfermedad periodontal) y la utilización de determinados quimioterápicos (citarabina, capecitabina, 5-fluorouracilo, etopósido, metotrexato, cisplatino, tegafur, sunitinib, sorafenib) (Alonso P, 2001; Negrin RS, 2018).

    Se manifiesta principalmente con eritema y/o úlceras de mucosas. Los pacientes inicialmente suelen referir sequedad bucal y sensación quemante, pudiendo llegar a presentar dolor severo (principalmente pacientes con grandes úlceras) siendo en estos casos necesario el tratamiento con opioides.

    Como consecuencia de la presencia de lesiones en la mucosa oral los pacientes pueden desarrollar infecciones secundarias principalmente por Candida albicans (hasta en un 70%) y herpes simple (Negrin RS, 2018), también en ocasiones es la puerta de entrada a infecciones causantes de bacteriemia (principalmente en pacientes con recuento absoluto de neutrófilos menor de 1.000).

    Una complicación frecuente en pacientes con lesiones importantes en la mucosa oral es la dificultad para la alimentación pudiendo ser necesario la utilización de nutrición enteral o parenteral.

    Las lesiones en la mucosa suelen ser autolimitadas, normalmente no perduran más allá de 14 días.

    Según la OMS la mucositis se puede clasificar en los siguientes grados:

    • Grado 0= sin mucositis.
    • Grado 1= eritema y dolor.
    • Grado 2= úlceras, capaz de comer sólidos.
    • Grado 3= úlceras, requiere dieta líquida.
    • Grado 4= úlceras, alimentación oral.

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se previene?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones para pacientes

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Mucositis en el paciente oncológico

    Fecha de revisión: 22/05/2018

    ¿De qué hablamos?


    La mucositis se define como la inflamación de la mucosa oral o de la del tracto gastrointestinal, acompañada o no de lesiones ulcerosas. Suele ser secundaria a los efectos del tratamiento antineoplásico (quimioterapia o radioterapia), a enfermedades infecciosas o síndromes de inmunodeficiencia secundaria.

    Es un efecto secundario muy frecuente, hasta un 40% de los pacientes oncológicos (Instituto Nacional del Cáncer, 2017). Tiene una gran incidencia en pacientes trasplantados de médula ósea (hasta el 75%) y en pacientes con cáncer de cuello y cabeza sometidos a radioterapia (Peterson DE, 2015).

    La duración de la mucositis secundaria a la radioterapia (hasta 8 semanas) suele ser más prolongada que la de la quimioterapia (5-14 días).

    Son factores de riesgo para su desarrollo la existencia previa de cavidad oral mal cuidada, la existencia de patología dental (caries, patología periapical o enfermedad periodontal) y la utilización de determinados quimioterápicos (citarabina, capecitabina, 5-fluorouracilo, etopósido, metotrexato, cisplatino, tegafur, sunitinib, sorafenib) (Alonso P, 2001; Negrin RS, 2018).

    Se manifiesta principalmente con eritema y/o úlceras de mucosas. Los pacientes inicialmente suelen referir sequedad bucal y sensación quemante, pudiendo llegar a presentar dolor severo (principalmente pacientes con grandes úlceras) siendo en estos casos necesario el tratamiento con opioides.

    Como consecuencia de la presencia de lesiones en la mucosa oral los pacientes pueden desarrollar infecciones secundarias principalmente por Candida albicans (hasta en un 70%) y herpes simple (Negrin RS, 2018), también en ocasiones es la puerta de entrada a infecciones causantes de bacteriemia (principalmente en pacientes con recuento absoluto de neutrófilos menor de 1.000).

    Una complicación frecuente en pacientes con lesiones importantes en la mucosa oral es la dificultad para la alimentación pudiendo ser necesario la utilización de nutrición enteral o parenteral.

    Las lesiones en la mucosa suelen ser autolimitadas, normalmente no perduran más allá de 14 días.

    Según la OMS la mucositis se puede clasificar en los siguientes grados:

    • Grado 0= sin mucositis.
    • Grado 1= eritema y dolor.
    • Grado 2= úlceras, capaz de comer sólidos.
    • Grado 3= úlceras, requiere dieta líquida.
    • Grado 4= úlceras, alimentación oral.

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se previene?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones para pacientes

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 27/11/2022 11:53:40 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal