Fisterra

    Anticoagulación con antivitaminas K, tipo Sintrom

    Introducción

    La sangre fluye de forma natural por el corazón y por los vasos sanguíneos. Cuando tenemos una herida en cualquier parte de nuestro cuerpo, la sangre se coagula con el fin de taponarla, aunque también se puede coagular dentro del sistema circulatorio sin que haya ninguna herida. Esto puede suceder cuando tienes ciertas enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos, ante un ritmo cardíaco anormal, llamado fibrilación auricular, si eres portador de una válvula mecánica cardiaca, después de haber sido operado o si has nacido con un defecto en el corazón.

    Los coágulos que se forman por estas causas se llaman trombos, pero si se desprenden y viajan a través de la sangre se denominan émbolos. Cuando un trombo obstruye el vaso sanguíneo donde se ha formado, impidiendo la circulación de la sangre, puede provocar complicaciones de la salud, como un infarto cardíaco, un infarto cerebral o un ictus isquémico, una trombosis arterial o venosa, etc. En cambio, si un émbolo impide la circulación de la sangre por un vaso sanguíneo diferente de donde se ha formado, se produce una embolia (Fig. 1).

    Figura 1. Diferencia entre trombo y embolia.

    ¿Cómo actúan los anticoagulantes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tengo que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más información

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Anticoagulación con antivitaminas K, tipo Sintrom

    Fecha de revisión: 27/03/2019
    • Ficha
    Índice de contenidos

    Introducción

    La sangre fluye de forma natural por el corazón y por los vasos sanguíneos. Cuando tenemos una herida en cualquier parte de nuestro cuerpo, la sangre se coagula con el fin de taponarla, aunque también se puede coagular dentro del sistema circulatorio sin que haya ninguna herida. Esto puede suceder cuando tienes ciertas enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos, ante un ritmo cardíaco anormal, llamado fibrilación auricular, si eres portador de una válvula mecánica cardiaca, después de haber sido operado o si has nacido con un defecto en el corazón.

    Los coágulos que se forman por estas causas se llaman trombos, pero si se desprenden y viajan a través de la sangre se denominan émbolos. Cuando un trombo obstruye el vaso sanguíneo donde se ha formado, impidiendo la circulación de la sangre, puede provocar complicaciones de la salud, como un infarto cardíaco, un infarto cerebral o un ictus isquémico, una trombosis arterial o venosa, etc. En cambio, si un émbolo impide la circulación de la sangre por un vaso sanguíneo diferente de donde se ha formado, se produce una embolia (Fig. 1).

    Figura 1. Diferencia entre trombo y embolia.

    ¿Cómo actúan los anticoagulantes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tengo que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más información

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Anticoagulación con antivitaminas K, tipo Sintrom

    Fecha de revisión: 27/03/2019

    Introducción

    La sangre fluye de forma natural por el corazón y por los vasos sanguíneos. Cuando tenemos una herida en cualquier parte de nuestro cuerpo, la sangre se coagula con el fin de taponarla, aunque también se puede coagular dentro del sistema circulatorio sin que haya ninguna herida. Esto puede suceder cuando tienes ciertas enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos, ante un ritmo cardíaco anormal, llamado fibrilación auricular, si eres portador de una válvula mecánica cardiaca, después de haber sido operado o si has nacido con un defecto en el corazón.

    Los coágulos que se forman por estas causas se llaman trombos, pero si se desprenden y viajan a través de la sangre se denominan émbolos. Cuando un trombo obstruye el vaso sanguíneo donde se ha formado, impidiendo la circulación de la sangre, puede provocar complicaciones de la salud, como un infarto cardíaco, un infarto cerebral o un ictus isquémico, una trombosis arterial o venosa, etc. En cambio, si un émbolo impide la circulación de la sangre por un vaso sanguíneo diferente de donde se ha formado, se produce una embolia (Fig. 1).

    Figura 1. Diferencia entre trombo y embolia.

    ¿Cómo actúan los anticoagulantes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tengo que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más información

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 01/12/2022 9:48:03 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal