Fisterra

    Vacunas recomendables en el paciente en programa de trasplante de órgano sólido

    Introducción


    La morbilidad y mortalidad por enfermedades inmunoprevenibles tiene especial importancia en los pacientes trasplantados. La necesidad de inmunización de estos pacientes se basa en la supresión del sistema inmunitario que sufren por tres mecanismos: el efecto de la enfermedad de base, el rechazo del órgano trasplantado y el tratamiento inmunosupresor.

    En las personas candidatas a un trasplante de órgano sólido (TOS) la respuesta a las vacunas suele ser normal o estar disminuida, dependiendo del tipo y grado de enfermedad, así como del tipo de tratamiento, que varía según el órgano trasplantado, pero en cualquier caso la respuesta es superior a la obtenida con la vacunación tras el trasplante. Además, cabe destacar que el mayor grado de inmunosupresión suele ser en los 3 o 6 primeros meses tras el trasplante. Se recomienda que las inmunizaciones se lleven a cabo antes de realizar el trasplante y lo más pronto posible antes de que la enfermedad de base avance, cuando el sistema inmunitario conserva aún una capacidad de respuesta adecuada. Una vez realizado el trasplante, la respuesta a las vacunas va a ser subóptima, a veces durante toda la vida, como consecuencia del tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo, aunque pueden alcanzarse títulos protectores y algunas personas previamente inmunes pierden los anticuerpos y quedan susceptibles a las infecciones.

    En general, es aconsejable realizar una vacunación precoz y completa del candidato a trasplante, en ocasiones utilizando pautas aceleradas para actualizar su situación vacunal. En caso de no poder llevarse a cabo se recomienda realizar la vacunación cuando la función del injerto sea estable, lo que acostumbra a ser hacia los 6 meses después de la fecha del trasplante.

    En general, las vacunas recomendadas para los pacientes en programa de TOS serán las del calendario vacunal en vigor y otras más específicas frente a: gripe, neumococo, y en ciertas situaciones, hepatitis A y hepatitis B. Según las últimas recomendaciones, la vacuna frente a herpes zóster de subunidades resulta también capital en este grupo, dado que la incidencia en estas personas se estima en 27-55 casos por 1.000 personas-año.

    Recomendación de vacunación pretrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación postrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación en convivientes de pacientes con trasplante de órgano sólido

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunas recomendables en el paciente en programa de trasplante de órgano sólido

    Fecha de revisión: 06/07/2022
    • Guía
    Índice de contenidos

    Introducción


    La morbilidad y mortalidad por enfermedades inmunoprevenibles tiene especial importancia en los pacientes trasplantados. La necesidad de inmunización de estos pacientes se basa en la supresión del sistema inmunitario que sufren por tres mecanismos: el efecto de la enfermedad de base, el rechazo del órgano trasplantado y el tratamiento inmunosupresor.

    En las personas candidatas a un trasplante de órgano sólido (TOS) la respuesta a las vacunas suele ser normal o estar disminuida, dependiendo del tipo y grado de enfermedad, así como del tipo de tratamiento, que varía según el órgano trasplantado, pero en cualquier caso la respuesta es superior a la obtenida con la vacunación tras el trasplante. Además, cabe destacar que el mayor grado de inmunosupresión suele ser en los 3 o 6 primeros meses tras el trasplante. Se recomienda que las inmunizaciones se lleven a cabo antes de realizar el trasplante y lo más pronto posible antes de que la enfermedad de base avance, cuando el sistema inmunitario conserva aún una capacidad de respuesta adecuada. Una vez realizado el trasplante, la respuesta a las vacunas va a ser subóptima, a veces durante toda la vida, como consecuencia del tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo, aunque pueden alcanzarse títulos protectores y algunas personas previamente inmunes pierden los anticuerpos y quedan susceptibles a las infecciones.

    En general, es aconsejable realizar una vacunación precoz y completa del candidato a trasplante, en ocasiones utilizando pautas aceleradas para actualizar su situación vacunal. En caso de no poder llevarse a cabo se recomienda realizar la vacunación cuando la función del injerto sea estable, lo que acostumbra a ser hacia los 6 meses después de la fecha del trasplante.

    En general, las vacunas recomendadas para los pacientes en programa de TOS serán las del calendario vacunal en vigor y otras más específicas frente a: gripe, neumococo, y en ciertas situaciones, hepatitis A y hepatitis B. Según las últimas recomendaciones, la vacuna frente a herpes zóster de subunidades resulta también capital en este grupo, dado que la incidencia en estas personas se estima en 27-55 casos por 1.000 personas-año.

    Recomendación de vacunación pretrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación postrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación en convivientes de pacientes con trasplante de órgano sólido

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunas recomendables en el paciente en programa de trasplante de órgano sólido

    Fecha de revisión: 06/07/2022

    Introducción


    La morbilidad y mortalidad por enfermedades inmunoprevenibles tiene especial importancia en los pacientes trasplantados. La necesidad de inmunización de estos pacientes se basa en la supresión del sistema inmunitario que sufren por tres mecanismos: el efecto de la enfermedad de base, el rechazo del órgano trasplantado y el tratamiento inmunosupresor.

    En las personas candidatas a un trasplante de órgano sólido (TOS) la respuesta a las vacunas suele ser normal o estar disminuida, dependiendo del tipo y grado de enfermedad, así como del tipo de tratamiento, que varía según el órgano trasplantado, pero en cualquier caso la respuesta es superior a la obtenida con la vacunación tras el trasplante. Además, cabe destacar que el mayor grado de inmunosupresión suele ser en los 3 o 6 primeros meses tras el trasplante. Se recomienda que las inmunizaciones se lleven a cabo antes de realizar el trasplante y lo más pronto posible antes de que la enfermedad de base avance, cuando el sistema inmunitario conserva aún una capacidad de respuesta adecuada. Una vez realizado el trasplante, la respuesta a las vacunas va a ser subóptima, a veces durante toda la vida, como consecuencia del tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo, aunque pueden alcanzarse títulos protectores y algunas personas previamente inmunes pierden los anticuerpos y quedan susceptibles a las infecciones.

    En general, es aconsejable realizar una vacunación precoz y completa del candidato a trasplante, en ocasiones utilizando pautas aceleradas para actualizar su situación vacunal. En caso de no poder llevarse a cabo se recomienda realizar la vacunación cuando la función del injerto sea estable, lo que acostumbra a ser hacia los 6 meses después de la fecha del trasplante.

    En general, las vacunas recomendadas para los pacientes en programa de TOS serán las del calendario vacunal en vigor y otras más específicas frente a: gripe, neumococo, y en ciertas situaciones, hepatitis A y hepatitis B. Según las últimas recomendaciones, la vacuna frente a herpes zóster de subunidades resulta también capital en este grupo, dado que la incidencia en estas personas se estima en 27-55 casos por 1.000 personas-año.

    Recomendación de vacunación pretrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación postrasplante

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendación de vacunación en convivientes de pacientes con trasplante de órgano sólido

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 28/01/2023 6:18:42 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal