Fisterra

    Urticaria aguda y angioedema

    ¿De qué hablamos?


    Como urticaria aguda se conoce a un grupo heterogéneo de patologías que presentan característicamente el desarrollo de una lesión cutánea común: el habón, consecuencia de la extravasación de fluidos al espacio intersticial a nivel de la dermis superficial y que se asocia a un intenso prurito.

    Aproximadamente un 40% de los pacientes con urticaria va a presentar angioedema que afecta a dermis profunda y/o submucosa y que se presenta como edema sin fóvea, de márgenes imprecisos y sin eritema. A diferencia de otros edemas que suelen aparecer en zonas declives del cuerpo, en el angioedema se suelen afectar labios, lengua, párpados, genitales y vía aérea superior. El angioedema en ausencia de urticaria es infrecuente y obliga a descartar diagnósticos alternativos como angioedema hereditario o adquirido.

    Un episodio de urticaria con o sin angioedema puede ocurrir en el 10-20% de la población general y hasta un 30% de los casos pueden evolucionar a la cronicidad. La urticaria aguda es más común en niños y adultos jóvenes mientras que la crónica lo es en adultos. La incidencia es levemente superior en mujeres: 1,5/1 (Zuberbier T, 2014). La consulta de atención primaria representa el principal nivel de atención inicial (60%) (SEAIC, 2015).

    Actualmente la European Academy of Allergology and Clinical Inmunology recomienda establecer una clasificación clínica de los diferentes subtipos de urticaria según la evolución, la posibilidad de identificación inmediata del factor desencadenante, la monitorización de la evolución y la respuesta al tratamiento (Zuberbier T, 2014) (tabla 1).

    Tabla 1. Clasificación de urticaria. (Zuberbier T, 2014)
    Tipo Subtipos
    Urticaria aguda Habones y/o angioedema <6 semanas.
    Urticaria crónica Espontánea Habones y/o angioedema ≥6 semanas.
    Inducible A frigore Por objetos, fluidos o aire fríos.
    Retardada por presión Presión vertical. Latencia 3-12 horas.
    Por calor Calor localizado.
    Solar Exposición solar. Inicio inmediato.
    Dermografismo (facticia) Reacción inmediata, 5 minutos.
    Vibratoria Exposición cutánea a vibración, fricción o estiramiento repetido.
    Acuagénica Contacto con agua.
    Independiente de temperatura.
    Colinérgica Calor, ejercicio intenso, estrés.
    Por contacto Agentes físicos, temperatura, estrés, etc.

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Urticaria aguda y angioedema

    Fecha de revisión: 15/12/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Como urticaria aguda se conoce a un grupo heterogéneo de patologías que presentan característicamente el desarrollo de una lesión cutánea común: el habón, consecuencia de la extravasación de fluidos al espacio intersticial a nivel de la dermis superficial y que se asocia a un intenso prurito.

    Aproximadamente un 40% de los pacientes con urticaria va a presentar angioedema que afecta a dermis profunda y/o submucosa y que se presenta como edema sin fóvea, de márgenes imprecisos y sin eritema. A diferencia de otros edemas que suelen aparecer en zonas declives del cuerpo, en el angioedema se suelen afectar labios, lengua, párpados, genitales y vía aérea superior. El angioedema en ausencia de urticaria es infrecuente y obliga a descartar diagnósticos alternativos como angioedema hereditario o adquirido.

    Un episodio de urticaria con o sin angioedema puede ocurrir en el 10-20% de la población general y hasta un 30% de los casos pueden evolucionar a la cronicidad. La urticaria aguda es más común en niños y adultos jóvenes mientras que la crónica lo es en adultos. La incidencia es levemente superior en mujeres: 1,5/1 (Zuberbier T, 2014). La consulta de atención primaria representa el principal nivel de atención inicial (60%) (SEAIC, 2015).

    Actualmente la European Academy of Allergology and Clinical Inmunology recomienda establecer una clasificación clínica de los diferentes subtipos de urticaria según la evolución, la posibilidad de identificación inmediata del factor desencadenante, la monitorización de la evolución y la respuesta al tratamiento (Zuberbier T, 2014) (tabla 1).

    Tabla 1. Clasificación de urticaria. (Zuberbier T, 2014)
    Tipo Subtipos
    Urticaria aguda Habones y/o angioedema <6 semanas.
    Urticaria crónica Espontánea Habones y/o angioedema ≥6 semanas.
    Inducible A frigore Por objetos, fluidos o aire fríos.
    Retardada por presión Presión vertical. Latencia 3-12 horas.
    Por calor Calor localizado.
    Solar Exposición solar. Inicio inmediato.
    Dermografismo (facticia) Reacción inmediata, 5 minutos.
    Vibratoria Exposición cutánea a vibración, fricción o estiramiento repetido.
    Acuagénica Contacto con agua.
    Independiente de temperatura.
    Colinérgica Calor, ejercicio intenso, estrés.
    Por contacto Agentes físicos, temperatura, estrés, etc.

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Urticaria aguda y angioedema

    Fecha de revisión: 15/12/2017

    ¿De qué hablamos?


    Como urticaria aguda se conoce a un grupo heterogéneo de patologías que presentan característicamente el desarrollo de una lesión cutánea común: el habón, consecuencia de la extravasación de fluidos al espacio intersticial a nivel de la dermis superficial y que se asocia a un intenso prurito.

    Aproximadamente un 40% de los pacientes con urticaria va a presentar angioedema que afecta a dermis profunda y/o submucosa y que se presenta como edema sin fóvea, de márgenes imprecisos y sin eritema. A diferencia de otros edemas que suelen aparecer en zonas declives del cuerpo, en el angioedema se suelen afectar labios, lengua, párpados, genitales y vía aérea superior. El angioedema en ausencia de urticaria es infrecuente y obliga a descartar diagnósticos alternativos como angioedema hereditario o adquirido.

    Un episodio de urticaria con o sin angioedema puede ocurrir en el 10-20% de la población general y hasta un 30% de los casos pueden evolucionar a la cronicidad. La urticaria aguda es más común en niños y adultos jóvenes mientras que la crónica lo es en adultos. La incidencia es levemente superior en mujeres: 1,5/1 (Zuberbier T, 2014). La consulta de atención primaria representa el principal nivel de atención inicial (60%) (SEAIC, 2015).

    Actualmente la European Academy of Allergology and Clinical Inmunology recomienda establecer una clasificación clínica de los diferentes subtipos de urticaria según la evolución, la posibilidad de identificación inmediata del factor desencadenante, la monitorización de la evolución y la respuesta al tratamiento (Zuberbier T, 2014) (tabla 1).

    Tabla 1. Clasificación de urticaria. (Zuberbier T, 2014)
    Tipo Subtipos
    Urticaria aguda Habones y/o angioedema <6 semanas.
    Urticaria crónica Espontánea Habones y/o angioedema ≥6 semanas.
    Inducible A frigore Por objetos, fluidos o aire fríos.
    Retardada por presión Presión vertical. Latencia 3-12 horas.
    Por calor Calor localizado.
    Solar Exposición solar. Inicio inmediato.
    Dermografismo (facticia) Reacción inmediata, 5 minutos.
    Vibratoria Exposición cutánea a vibración, fricción o estiramiento repetido.
    Acuagénica Contacto con agua.
    Independiente de temperatura.
    Colinérgica Calor, ejercicio intenso, estrés.
    Por contacto Agentes físicos, temperatura, estrés, etc.

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 07/10/2022 6:31:26 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal