Fisterra

    Tromboembolismo pulmonar en el embarazo

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad tromboembólica venosa (ETV), que se puede manifestar como trombosis venosa profunda (TVP) o como embolia pulmonar (EP), constituye una de las principales causas de morbilidad y mortalidad materna en países desarrollados, siendo responsable del 13,8% de las muertes en esta población. Tiene una incidencia de 1,2 por cada 1.000 partos, lo que representa entre 5 y 10 veces más que la incidencia de ETV en mujeres no embarazadas de edad similar. La tasa de letalidad de la EP relacionada con el embarazo se estima en el 2,0%, siendo del 0,68% para la ETV en global. La tasa de recurrencia de ETV en esta población se estima en el 4,27%, y el riesgo de hemorragia grave en el 1,05% (Kourlaba G, 2016; Bates SM, 2021).

    Durante el embarazo, la incidencia de EP (0,4 por 1.000 partos) es menor que la de TVP (1,1 por 1.000 partos). Así, mientras que 2/3 de las TVP se producen en el anteparto, la mayor parte de las EP lo hacen en el posparto. El riesgo de ETV se estima en 0,6 por 1.000 mujeres embarazadas en el anteparto y en el posparto respectivamente, pero en el anteparto este riesgo parece ser mayor en el tercer trimestre de embarazo. Sin embargo, debemos de tener en cuenta que el período anteparto (9 meses) es mucho más prolongado que el posparto (6 semanas), por lo que el riesgo diario es sustancialmente mayor (aumento de 15-35 veces) después del parto que antes del mismo (aumento de 5-10 veces). Después de las primeras 6 semanas tras el parto el riesgo de ETV disminuye, aunque puede permanecer cierto riesgo residual hasta las 12 semanas posparto (Heit JA, 2005; Pomp ER, 2008; Kamel H, 2014; Kourlaba G, 2016; Bates SM, 2021).

    ¿Cuáles son sus factores de riesgo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se previene?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Tromboembolismo pulmonar en el embarazo

    Fecha de revisión: 10/05/2021
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad tromboembólica venosa (ETV), que se puede manifestar como trombosis venosa profunda (TVP) o como embolia pulmonar (EP), constituye una de las principales causas de morbilidad y mortalidad materna en países desarrollados, siendo responsable del 13,8% de las muertes en esta población. Tiene una incidencia de 1,2 por cada 1.000 partos, lo que representa entre 5 y 10 veces más que la incidencia de ETV en mujeres no embarazadas de edad similar. La tasa de letalidad de la EP relacionada con el embarazo se estima en el 2,0%, siendo del 0,68% para la ETV en global. La tasa de recurrencia de ETV en esta población se estima en el 4,27%, y el riesgo de hemorragia grave en el 1,05% (Kourlaba G, 2016; Bates SM, 2021).

    Durante el embarazo, la incidencia de EP (0,4 por 1.000 partos) es menor que la de TVP (1,1 por 1.000 partos). Así, mientras que 2/3 de las TVP se producen en el anteparto, la mayor parte de las EP lo hacen en el posparto. El riesgo de ETV se estima en 0,6 por 1.000 mujeres embarazadas en el anteparto y en el posparto respectivamente, pero en el anteparto este riesgo parece ser mayor en el tercer trimestre de embarazo. Sin embargo, debemos de tener en cuenta que el período anteparto (9 meses) es mucho más prolongado que el posparto (6 semanas), por lo que el riesgo diario es sustancialmente mayor (aumento de 15-35 veces) después del parto que antes del mismo (aumento de 5-10 veces). Después de las primeras 6 semanas tras el parto el riesgo de ETV disminuye, aunque puede permanecer cierto riesgo residual hasta las 12 semanas posparto (Heit JA, 2005; Pomp ER, 2008; Kamel H, 2014; Kourlaba G, 2016; Bates SM, 2021).

    ¿Cuáles son sus factores de riesgo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se previene?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal