Fisterra

    Tratamiento empírico de las infecciones respiratorias y ORL

    ¿De qué hablamos?


    Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son la causa más común de prescripción de antibióticos y uno de los motivos más frecuentes de consulta en Atención Primaria (AP) (Harris AM, 2016). Sin embargo, la mayoría de las IRA (sinusitis aguda, faringitis aguda, otitis media aguda y bronquitis aguda) son autolimitadas, generalmente de origen vírico, las complicaciones poco frecuentes y el uso de antibióticos no ha demostrado ser más eficaz que el placebo en la resolución de síntomas, o lo han sido parcialmente sin una clara relevancia clínica (NICE, 2014). Aun así, en nuestro país, la bronquitis conduce a una prescripción de antibióticos inapropiada más que cualquier otra IRA, seguida de la sinusitis postviral y de los resfriados comunes (Jaume F, 2018). Sólo la neumonía requiere, en todos los casos, tratamiento antimicrobiano y debe iniciarse precozmente.

    Múltiples factores influyen en la decisión de la prescripción de antibióticos más allá de un claro diagnóstico bacteriano en la infección, donde los profesionales médicos y de enfermería tienen un papel clave (MacKay R, 2016; Strandberg EL, 2016). Además, lejos de aumentar la satisfacción del paciente, cuyas expectativas rara vez son exploradas por los profesionales sanitarios, se ha visto que su prescripción aumenta las tasas de consulta de AP para enfermedades menores (NICE, 2014; McCullough AR, 2017).

    En el tratamiento empírico de las infecciones, la selección del antibiótico dependerá de la localización y gravedad de la infección, de cuál sea el microorganismo más frecuente, de las resistencias locales y de factores individuales del paciente. También hay que realizar una cuidadosa valoración de la relación beneficio-riesgo a la hora de prescribir un antibiótico, teniendo en cuenta que son responsables de un número importante de reacciones adversas (entre 5-25% de los casos) y que pueden a llegar a ser graves afectando a personas previamente sanas, como es el caso de la hepatotoxicidad por amoxicilina-clavulánico (AEMPS, 2016) o las reacciones en el sistema nervioso y musculoesqueléticas de las quinolonas (AEMPS, 2018).

    El uso inapropiado e indiscriminado de los antibióticos es uno de los principales factores para la aparición de resistencias bacterianas en la comunidad (ECDC, 2017; AEMPS, 2017). Existen numerosas estrategias para una prescripción más prudente de antibióticos, entre las que destacan: mejorar la comunicación con los pacientes e informar del curso natural de la enfermedad y del manejo para el control de síntomas, formar a los profesionales y crear grupos de discusión entre equipos sanitarios, utilizar pruebas de diagnóstico rápido en consulta, prescripción diferida en los casos oportunos, y seguir las recomendaciones de las guías (Trivedi D, 2016; McCullough AR, 2017; AEMPS, 2017).

    En la presente guía se detalla la etiología de las IRA, la actitud terapéutica y los comentarios que ayudan a valorar la idoneidad del tratamiento antibiótico de cada caso. La selección de antibióticos y pauta posológica se ha realizado siguiendo la mejor evidencia disponible.

    Actitud terapéutica y tratamiento empírico

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Tratamiento empírico de las infecciones respiratorias y ORL

    Fecha de revisión: 19/11/2018
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son la causa más común de prescripción de antibióticos y uno de los motivos más frecuentes de consulta en Atención Primaria (AP) (Harris AM, 2016). Sin embargo, la mayoría de las IRA (sinusitis aguda, faringitis aguda, otitis media aguda y bronquitis aguda) son autolimitadas, generalmente de origen vírico, las complicaciones poco frecuentes y el uso de antibióticos no ha demostrado ser más eficaz que el placebo en la resolución de síntomas, o lo han sido parcialmente sin una clara relevancia clínica (NICE, 2014). Aun así, en nuestro país, la bronquitis conduce a una prescripción de antibióticos inapropiada más que cualquier otra IRA, seguida de la sinusitis postviral y de los resfriados comunes (Jaume F, 2018). Sólo la neumonía requiere, en todos los casos, tratamiento antimicrobiano y debe iniciarse precozmente.

    Múltiples factores influyen en la decisión de la prescripción de antibióticos más allá de un claro diagnóstico bacteriano en la infección, donde los profesionales médicos y de enfermería tienen un papel clave (MacKay R, 2016; Strandberg EL, 2016). Además, lejos de aumentar la satisfacción del paciente, cuyas expectativas rara vez son exploradas por los profesionales sanitarios, se ha visto que su prescripción aumenta las tasas de consulta de AP para enfermedades menores (NICE, 2014; McCullough AR, 2017).

    En el tratamiento empírico de las infecciones, la selección del antibiótico dependerá de la localización y gravedad de la infección, de cuál sea el microorganismo más frecuente, de las resistencias locales y de factores individuales del paciente. También hay que realizar una cuidadosa valoración de la relación beneficio-riesgo a la hora de prescribir un antibiótico, teniendo en cuenta que son responsables de un número importante de reacciones adversas (entre 5-25% de los casos) y que pueden a llegar a ser graves afectando a personas previamente sanas, como es el caso de la hepatotoxicidad por amoxicilina-clavulánico (AEMPS, 2016) o las reacciones en el sistema nervioso y musculoesqueléticas de las quinolonas (AEMPS, 2018).

    El uso inapropiado e indiscriminado de los antibióticos es uno de los principales factores para la aparición de resistencias bacterianas en la comunidad (ECDC, 2017; AEMPS, 2017). Existen numerosas estrategias para una prescripción más prudente de antibióticos, entre las que destacan: mejorar la comunicación con los pacientes e informar del curso natural de la enfermedad y del manejo para el control de síntomas, formar a los profesionales y crear grupos de discusión entre equipos sanitarios, utilizar pruebas de diagnóstico rápido en consulta, prescripción diferida en los casos oportunos, y seguir las recomendaciones de las guías (Trivedi D, 2016; McCullough AR, 2017; AEMPS, 2017).

    En la presente guía se detalla la etiología de las IRA, la actitud terapéutica y los comentarios que ayudan a valorar la idoneidad del tratamiento antibiótico de cada caso. La selección de antibióticos y pauta posológica se ha realizado siguiendo la mejor evidencia disponible.

    Actitud terapéutica y tratamiento empírico

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Tratamiento empírico de las infecciones respiratorias y ORL

    Fecha de revisión: 19/11/2018

    ¿De qué hablamos?


    Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son la causa más común de prescripción de antibióticos y uno de los motivos más frecuentes de consulta en Atención Primaria (AP) (Harris AM, 2016). Sin embargo, la mayoría de las IRA (sinusitis aguda, faringitis aguda, otitis media aguda y bronquitis aguda) son autolimitadas, generalmente de origen vírico, las complicaciones poco frecuentes y el uso de antibióticos no ha demostrado ser más eficaz que el placebo en la resolución de síntomas, o lo han sido parcialmente sin una clara relevancia clínica (NICE, 2014). Aun así, en nuestro país, la bronquitis conduce a una prescripción de antibióticos inapropiada más que cualquier otra IRA, seguida de la sinusitis postviral y de los resfriados comunes (Jaume F, 2018). Sólo la neumonía requiere, en todos los casos, tratamiento antimicrobiano y debe iniciarse precozmente.

    Múltiples factores influyen en la decisión de la prescripción de antibióticos más allá de un claro diagnóstico bacteriano en la infección, donde los profesionales médicos y de enfermería tienen un papel clave (MacKay R, 2016; Strandberg EL, 2016). Además, lejos de aumentar la satisfacción del paciente, cuyas expectativas rara vez son exploradas por los profesionales sanitarios, se ha visto que su prescripción aumenta las tasas de consulta de AP para enfermedades menores (NICE, 2014; McCullough AR, 2017).

    En el tratamiento empírico de las infecciones, la selección del antibiótico dependerá de la localización y gravedad de la infección, de cuál sea el microorganismo más frecuente, de las resistencias locales y de factores individuales del paciente. También hay que realizar una cuidadosa valoración de la relación beneficio-riesgo a la hora de prescribir un antibiótico, teniendo en cuenta que son responsables de un número importante de reacciones adversas (entre 5-25% de los casos) y que pueden a llegar a ser graves afectando a personas previamente sanas, como es el caso de la hepatotoxicidad por amoxicilina-clavulánico (AEMPS, 2016) o las reacciones en el sistema nervioso y musculoesqueléticas de las quinolonas (AEMPS, 2018).

    El uso inapropiado e indiscriminado de los antibióticos es uno de los principales factores para la aparición de resistencias bacterianas en la comunidad (ECDC, 2017; AEMPS, 2017). Existen numerosas estrategias para una prescripción más prudente de antibióticos, entre las que destacan: mejorar la comunicación con los pacientes e informar del curso natural de la enfermedad y del manejo para el control de síntomas, formar a los profesionales y crear grupos de discusión entre equipos sanitarios, utilizar pruebas de diagnóstico rápido en consulta, prescripción diferida en los casos oportunos, y seguir las recomendaciones de las guías (Trivedi D, 2016; McCullough AR, 2017; AEMPS, 2017).

    En la presente guía se detalla la etiología de las IRA, la actitud terapéutica y los comentarios que ayudan a valorar la idoneidad del tratamiento antibiótico de cada caso. La selección de antibióticos y pauta posológica se ha realizado siguiendo la mejor evidencia disponible.

    Actitud terapéutica y tratamiento empírico

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/09/2022 7:34:09 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal