Fisterra

    Torsión testicular

    ¿De qué hablamos?


    La torsión testicular se considera una urgencia quirúrgica. Tiene dos picos de incidecia, uno en el período neonatal y otro durante la pubertad. No obstante, puede ocurrir a cualquier edad (Eyre RC, 2019). Aproximadamente el 65% de los casos afecta a niños entre las edades de 12 y 18 años. La incidencia en adultos se estima en 1 de cada 4.000 en hombres menores de 25 años (Brenner JS, 2019), y es rara por encima de los 35 años (Remer EM, 2019).

    Se produce por una ausencia o inadecuada fijación del testículo a la túnica vaginal. Esta alteración anatómica puede producir una rotación axial del cordón espermático. Inicialmente se produce una disminución del retorno venoso y, dependiendo del tiempo de evolución y del grado de rotación del cordón espermático, se presentan los diferentes síntomas: dolor testicular, edema o interrupción del flujo arterial (Eyre RC, 2019; Brenner JS, 2019).

    La clínica clásica de presentación es un dolor de comienzo brusco a nivel escrotal o testicular de menos de 12 horas de evolución. Se considera que el testículo sufre daños irreversibles después de 12 horas de isquemia producida por la torsión testicular. Dicha torsión puede dar como resultado infertilidad, incluso con un testículo contralateral normal, debido a que la disrupción de la barrera inmunológica "sangre-testículo" puede exponer a los antígenos de las células germinales y el esperma a la circulación general y conducir al desarrollo de anticuerpos antiesperma (Eyre RC, 2019).

    La torsión testicular puede ocurrir después de un evento desencadenante (por ejemplo, traumatismo) o espontáneamente (Eyre RC, 2019).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Torsión testicular

    Fecha de revisión: 16/03/2020
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La torsión testicular se considera una urgencia quirúrgica. Tiene dos picos de incidecia, uno en el período neonatal y otro durante la pubertad. No obstante, puede ocurrir a cualquier edad (Eyre RC, 2019). Aproximadamente el 65% de los casos afecta a niños entre las edades de 12 y 18 años. La incidencia en adultos se estima en 1 de cada 4.000 en hombres menores de 25 años (Brenner JS, 2019), y es rara por encima de los 35 años (Remer EM, 2019).

    Se produce por una ausencia o inadecuada fijación del testículo a la túnica vaginal. Esta alteración anatómica puede producir una rotación axial del cordón espermático. Inicialmente se produce una disminución del retorno venoso y, dependiendo del tiempo de evolución y del grado de rotación del cordón espermático, se presentan los diferentes síntomas: dolor testicular, edema o interrupción del flujo arterial (Eyre RC, 2019; Brenner JS, 2019).

    La clínica clásica de presentación es un dolor de comienzo brusco a nivel escrotal o testicular de menos de 12 horas de evolución. Se considera que el testículo sufre daños irreversibles después de 12 horas de isquemia producida por la torsión testicular. Dicha torsión puede dar como resultado infertilidad, incluso con un testículo contralateral normal, debido a que la disrupción de la barrera inmunológica "sangre-testículo" puede exponer a los antígenos de las células germinales y el esperma a la circulación general y conducir al desarrollo de anticuerpos antiesperma (Eyre RC, 2019).

    La torsión testicular puede ocurrir después de un evento desencadenante (por ejemplo, traumatismo) o espontáneamente (Eyre RC, 2019).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Torsión testicular

    Fecha de revisión: 16/03/2020

    ¿De qué hablamos?


    La torsión testicular se considera una urgencia quirúrgica. Tiene dos picos de incidecia, uno en el período neonatal y otro durante la pubertad. No obstante, puede ocurrir a cualquier edad (Eyre RC, 2019). Aproximadamente el 65% de los casos afecta a niños entre las edades de 12 y 18 años. La incidencia en adultos se estima en 1 de cada 4.000 en hombres menores de 25 años (Brenner JS, 2019), y es rara por encima de los 35 años (Remer EM, 2019).

    Se produce por una ausencia o inadecuada fijación del testículo a la túnica vaginal. Esta alteración anatómica puede producir una rotación axial del cordón espermático. Inicialmente se produce una disminución del retorno venoso y, dependiendo del tiempo de evolución y del grado de rotación del cordón espermático, se presentan los diferentes síntomas: dolor testicular, edema o interrupción del flujo arterial (Eyre RC, 2019; Brenner JS, 2019).

    La clínica clásica de presentación es un dolor de comienzo brusco a nivel escrotal o testicular de menos de 12 horas de evolución. Se considera que el testículo sufre daños irreversibles después de 12 horas de isquemia producida por la torsión testicular. Dicha torsión puede dar como resultado infertilidad, incluso con un testículo contralateral normal, debido a que la disrupción de la barrera inmunológica "sangre-testículo" puede exponer a los antígenos de las células germinales y el esperma a la circulación general y conducir al desarrollo de anticuerpos antiesperma (Eyre RC, 2019).

    La torsión testicular puede ocurrir después de un evento desencadenante (por ejemplo, traumatismo) o espontáneamente (Eyre RC, 2019).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 07/10/2022 6:10:33 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal