Fisterra

    Tapón de cerumen

    ¿De qué hablamos?


    La cera del conducto auditivo externo (CAE) es una sustancia con funciones de limpieza, lubricación y protección tanto de la piel del conducto como del oído medio. Está formada por secreciones de las glándulas sebáceas y ceruminosas, algunos gérmenes que constituyen parte de la flora habitual, células epiteliales del estrato corneo desprendidas de la piel del conducto y de los vellos localizados en esta zona, en proporciones que pueden variar entre razas. Normalmente existe un mecanismo fisiológico de autoexplusión de la cera por la migración lateral del epitelio del CAE hacia el exterior y favorecido por los movimientos de la mandíbula (Sevy JO, 2019; Shokry E, 2017; Poulton S, 2015).

    Cuando se alteran los mecanismos de eliminación natural de la cera, ésta puede acumularse y ocluir completamente el CAE formando un tapón, que a su vez puede ser sintomático o tratarse de un hallazgo casual en una exploración del oído (Michaudet C, 2018).

    Los tapones de cera afectan al 2-6% de los adultos y aunque puede ser una de las causas más frecuentes de patología del área ORL atendidas en atención primaria (AP), no siempre son motivo de consulta. Es más frecuente en niños, ancianos (puede alcanzar hasta al 57% de los institucionalizados en residencias) y personas con deterioro cognitivo. Otros factores favorecedores porque dificultan la salida normal de la cera por el CAE son: el uso de bastoncillos para limpiar los oídos, el exceso de vello en la piel del conducto, las deformidades o variaciones anatómicas del CAE (exóstosis, estenosis del canal, osteomas), enfermedades dermatológicas de la piel del CAE (eccema o dermatitis seborreica) y el uso de aparatos del oído como audífonos (Wright T, 2015; Poulton S, 2015; Michaudet C, 2018; Sugiura S, 2014).

    ¿Cuáles son sus manifestaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su manejo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Tapón de cerumen

    Fecha de revisión: 05/12/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La cera del conducto auditivo externo (CAE) es una sustancia con funciones de limpieza, lubricación y protección tanto de la piel del conducto como del oído medio. Está formada por secreciones de las glándulas sebáceas y ceruminosas, algunos gérmenes que constituyen parte de la flora habitual, células epiteliales del estrato corneo desprendidas de la piel del conducto y de los vellos localizados en esta zona, en proporciones que pueden variar entre razas. Normalmente existe un mecanismo fisiológico de autoexplusión de la cera por la migración lateral del epitelio del CAE hacia el exterior y favorecido por los movimientos de la mandíbula (Sevy JO, 2019; Shokry E, 2017; Poulton S, 2015).

    Cuando se alteran los mecanismos de eliminación natural de la cera, ésta puede acumularse y ocluir completamente el CAE formando un tapón, que a su vez puede ser sintomático o tratarse de un hallazgo casual en una exploración del oído (Michaudet C, 2018).

    Los tapones de cera afectan al 2-6% de los adultos y aunque puede ser una de las causas más frecuentes de patología del área ORL atendidas en atención primaria (AP), no siempre son motivo de consulta. Es más frecuente en niños, ancianos (puede alcanzar hasta al 57% de los institucionalizados en residencias) y personas con deterioro cognitivo. Otros factores favorecedores porque dificultan la salida normal de la cera por el CAE son: el uso de bastoncillos para limpiar los oídos, el exceso de vello en la piel del conducto, las deformidades o variaciones anatómicas del CAE (exóstosis, estenosis del canal, osteomas), enfermedades dermatológicas de la piel del CAE (eccema o dermatitis seborreica) y el uso de aparatos del oído como audífonos (Wright T, 2015; Poulton S, 2015; Michaudet C, 2018; Sugiura S, 2014).

    ¿Cuáles son sus manifestaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su manejo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Tapón de cerumen

    Fecha de revisión: 05/12/2019

    ¿De qué hablamos?


    La cera del conducto auditivo externo (CAE) es una sustancia con funciones de limpieza, lubricación y protección tanto de la piel del conducto como del oído medio. Está formada por secreciones de las glándulas sebáceas y ceruminosas, algunos gérmenes que constituyen parte de la flora habitual, células epiteliales del estrato corneo desprendidas de la piel del conducto y de los vellos localizados en esta zona, en proporciones que pueden variar entre razas. Normalmente existe un mecanismo fisiológico de autoexplusión de la cera por la migración lateral del epitelio del CAE hacia el exterior y favorecido por los movimientos de la mandíbula (Sevy JO, 2019; Shokry E, 2017; Poulton S, 2015).

    Cuando se alteran los mecanismos de eliminación natural de la cera, ésta puede acumularse y ocluir completamente el CAE formando un tapón, que a su vez puede ser sintomático o tratarse de un hallazgo casual en una exploración del oído (Michaudet C, 2018).

    Los tapones de cera afectan al 2-6% de los adultos y aunque puede ser una de las causas más frecuentes de patología del área ORL atendidas en atención primaria (AP), no siempre son motivo de consulta. Es más frecuente en niños, ancianos (puede alcanzar hasta al 57% de los institucionalizados en residencias) y personas con deterioro cognitivo. Otros factores favorecedores porque dificultan la salida normal de la cera por el CAE son: el uso de bastoncillos para limpiar los oídos, el exceso de vello en la piel del conducto, las deformidades o variaciones anatómicas del CAE (exóstosis, estenosis del canal, osteomas), enfermedades dermatológicas de la piel del CAE (eccema o dermatitis seborreica) y el uso de aparatos del oído como audífonos (Wright T, 2015; Poulton S, 2015; Michaudet C, 2018; Sugiura S, 2014).

    ¿Cuáles son sus manifestaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su manejo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 27/11/2022 13:07:34 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal