Fisterra

    Talla baja

    ¿De qué hablamos?


    La talla baja no es una enfermedad. Es un término que se aplica a la talla inferior a -2 desviaciones estándar (DE) en relación a la media de la población de referencia, para igual edad y sexo (percentil 2,3-3) (Rogol AD, 2016; Barstow C, 2015; Carrascosa A, 2011; Pombo M, 2011; Cohen P, 2008).

    El concepto de hipocrecimiento hace referencia a niños cuya velocidad de crecimiento es inferior a -1 DE (percentil 10-25) durante un seguimiento mínimo de 6-12 meses. Los valores de riesgo varían con la edad (Pozo Román J, 2015; Rogol AD, 2016):

    • Edad de 2 a 4 años: menos de 5,5 cm/año.
    • Edad de 4 a 6 años: menos de 5 cm/año.
    • Edad de 6 a la pubertad: menos de 4 cm/año (niños) o 4,5 cm/año (niñas).

    Clasificación

    1. Variantes normales del crecimiento:
      • Talla baja idiopática:
        • Talla baja familiar (talla baja genética).
        • Retraso constitucional del crecimiento y desarrollo.
    2. Talla baja patológica:
      • Secundaria a enfermedades crónicas sistémicas:
        • Renales:
          • Insuficiencia renal crónica.
          • Acidosis tubular renal.
        • Cardiovasculares:
          • Cardiopatías congénitas.
          • Cardiopatías adquiridas.
          • Insuficiencia cardiaca crónica.
        • Respiratorias:
          • Neumopatías crónicas.
          • Asma bronquial severa.
          • Fibrosis quística.
        • Gastrointestinales:
          • Síndromes de malabsorción intestinal.
          • Enfermedad crónica inflamatoria del intestino.
          • Diarrea crónica.
          • Desnutrición.
        • Hematológicas:
          • Anemias.
          • Hemocromatosis.
          • Hemosiderosis.
          • Talasemias.
        • Neurológicas:
          • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso central.
          • Retraso mental.
          • Parálisis cerebral infantil.
        • Esqueléticas:
          • Displasias óseas.
          • Raquitismos.
        • Misceláneas:
          • Deficiencia de zinc.
          • Deficiencia de vitamina A.
      • De instalación prenatal:
        • Retardo intrauterino del crecimiento.
        • Secundaria a síndromes genéticos o cromosómicos:
          • Síndrome de Turner.
          • Síndrome de Noonan.
          • Síndrome de Silver-Rusell.
      • Secundaria a enfermedad endocrina:
        • Hipotiroidismo.
        • Síndrome de Cushing.
        • Deficiencia de hormona de crecimiento:
          • Congénita.
          • Adquirida.
        • Alteración en el sistema de hormona de crecimiento:
          • Síndrome de Laron.
          • Hormona de crecimiento bioinactiva.
        • Panhipopituitarismo.
        • Deprivación emocional.
        • Pseudohipoparatiroidismo.
        • Diabetes mellitus.

    ¿Cuándo estamos ante una talla baja idiopática?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo debemos abordar la talla baja?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué seguimiento es necesario en el niño con talla baja?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué tratamiento es el más indicado?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Talla baja

    Fecha de revisión: 23/06/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La talla baja no es una enfermedad. Es un término que se aplica a la talla inferior a -2 desviaciones estándar (DE) en relación a la media de la población de referencia, para igual edad y sexo (percentil 2,3-3) (Rogol AD, 2016; Barstow C, 2015; Carrascosa A, 2011; Pombo M, 2011; Cohen P, 2008).

    El concepto de hipocrecimiento hace referencia a niños cuya velocidad de crecimiento es inferior a -1 DE (percentil 10-25) durante un seguimiento mínimo de 6-12 meses. Los valores de riesgo varían con la edad (Pozo Román J, 2015; Rogol AD, 2016):

    • Edad de 2 a 4 años: menos de 5,5 cm/año.
    • Edad de 4 a 6 años: menos de 5 cm/año.
    • Edad de 6 a la pubertad: menos de 4 cm/año (niños) o 4,5 cm/año (niñas).

    Clasificación

    1. Variantes normales del crecimiento:
      • Talla baja idiopática:
        • Talla baja familiar (talla baja genética).
        • Retraso constitucional del crecimiento y desarrollo.
    2. Talla baja patológica:
      • Secundaria a enfermedades crónicas sistémicas:
        • Renales:
          • Insuficiencia renal crónica.
          • Acidosis tubular renal.
        • Cardiovasculares:
          • Cardiopatías congénitas.
          • Cardiopatías adquiridas.
          • Insuficiencia cardiaca crónica.
        • Respiratorias:
          • Neumopatías crónicas.
          • Asma bronquial severa.
          • Fibrosis quística.
        • Gastrointestinales:
          • Síndromes de malabsorción intestinal.
          • Enfermedad crónica inflamatoria del intestino.
          • Diarrea crónica.
          • Desnutrición.
        • Hematológicas:
          • Anemias.
          • Hemocromatosis.
          • Hemosiderosis.
          • Talasemias.
        • Neurológicas:
          • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso central.
          • Retraso mental.
          • Parálisis cerebral infantil.
        • Esqueléticas:
          • Displasias óseas.
          • Raquitismos.
        • Misceláneas:
          • Deficiencia de zinc.
          • Deficiencia de vitamina A.
      • De instalación prenatal:
        • Retardo intrauterino del crecimiento.
        • Secundaria a síndromes genéticos o cromosómicos:
          • Síndrome de Turner.
          • Síndrome de Noonan.
          • Síndrome de Silver-Rusell.
      • Secundaria a enfermedad endocrina:
        • Hipotiroidismo.
        • Síndrome de Cushing.
        • Deficiencia de hormona de crecimiento:
          • Congénita.
          • Adquirida.
        • Alteración en el sistema de hormona de crecimiento:
          • Síndrome de Laron.
          • Hormona de crecimiento bioinactiva.
        • Panhipopituitarismo.
        • Deprivación emocional.
        • Pseudohipoparatiroidismo.
        • Diabetes mellitus.

    ¿Cuándo estamos ante una talla baja idiopática?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo debemos abordar la talla baja?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué seguimiento es necesario en el niño con talla baja?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué tratamiento es el más indicado?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal