Fisterra

    Sinus pilonidal

    ¿De qué hablamos?


    Hablamos de sinus pilonidal (denominado también seno pilonidal, quiste sacro o quiste dermoide) ante la existencia de una infección de la piel y tejido subcutáneo situada en la línea media del área sacro coccígea donde se forma una cavidad que contienen pelo. Es un proceso adquirido, autolimitado, que aparece en la pubertad, como consecuencia de la penetración de pelo en el tejido subcutáneo. Al sobreinfectarse se producen los síntomas clásicos de absceso: dolor, tumoración e inflamación. Puede ser único o múltiple y su patogénesis es incierta (Khanna A, 2011; Hull TL, 2002).

    Es un problema relativamente frecuente, que suele manifestarse de 18 a 30 años con predominio en varones. Si bien su prevalencia ha aumentado en las últimas décadas, la proporción entre hombres y mujeres afectados se ha mantenido constante. Las mujeres representan invariablemente alrededor del 20% de los pacientes (Luedi MM, 2021).

    Tiene una incidencia muy variable según los estudios y las regiones. Se ha asociado a historia familiar, sexo masculino, obesidad, conducción de vehículos, vida sedentaria, hipertricosis, mala higiene y foliculitis o forunculosis en alguna otra parte del cuerpo (Luedi MM, 2021; Thompson MR, 2011; Akinci OF, 1999).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Sinus pilonidal

    Fecha de revisión: 05/04/2022
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Hablamos de sinus pilonidal (denominado también seno pilonidal, quiste sacro o quiste dermoide) ante la existencia de una infección de la piel y tejido subcutáneo situada en la línea media del área sacro coccígea donde se forma una cavidad que contienen pelo. Es un proceso adquirido, autolimitado, que aparece en la pubertad, como consecuencia de la penetración de pelo en el tejido subcutáneo. Al sobreinfectarse se producen los síntomas clásicos de absceso: dolor, tumoración e inflamación. Puede ser único o múltiple y su patogénesis es incierta (Khanna A, 2011; Hull TL, 2002).

    Es un problema relativamente frecuente, que suele manifestarse de 18 a 30 años con predominio en varones. Si bien su prevalencia ha aumentado en las últimas décadas, la proporción entre hombres y mujeres afectados se ha mantenido constante. Las mujeres representan invariablemente alrededor del 20% de los pacientes (Luedi MM, 2021).

    Tiene una incidencia muy variable según los estudios y las regiones. Se ha asociado a historia familiar, sexo masculino, obesidad, conducción de vehículos, vida sedentaria, hipertricosis, mala higiene y foliculitis o forunculosis en alguna otra parte del cuerpo (Luedi MM, 2021; Thompson MR, 2011; Akinci OF, 1999).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Sinus pilonidal

    Fecha de revisión: 05/04/2022

    ¿De qué hablamos?


    Hablamos de sinus pilonidal (denominado también seno pilonidal, quiste sacro o quiste dermoide) ante la existencia de una infección de la piel y tejido subcutáneo situada en la línea media del área sacro coccígea donde se forma una cavidad que contienen pelo. Es un proceso adquirido, autolimitado, que aparece en la pubertad, como consecuencia de la penetración de pelo en el tejido subcutáneo. Al sobreinfectarse se producen los síntomas clásicos de absceso: dolor, tumoración e inflamación. Puede ser único o múltiple y su patogénesis es incierta (Khanna A, 2011; Hull TL, 2002).

    Es un problema relativamente frecuente, que suele manifestarse de 18 a 30 años con predominio en varones. Si bien su prevalencia ha aumentado en las últimas décadas, la proporción entre hombres y mujeres afectados se ha mantenido constante. Las mujeres representan invariablemente alrededor del 20% de los pacientes (Luedi MM, 2021).

    Tiene una incidencia muy variable según los estudios y las regiones. Se ha asociado a historia familiar, sexo masculino, obesidad, conducción de vehículos, vida sedentaria, hipertricosis, mala higiene y foliculitis o forunculosis en alguna otra parte del cuerpo (Luedi MM, 2021; Thompson MR, 2011; Akinci OF, 1999).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 19/08/2022 7:52:08 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal