Fisterra

    Prurito

    ¿De qué hablamos?


    El prurito es una sensación desagradable que lleva a la necesidad de rascarse. Es un síntoma subjetivo e inespecífico, con el que se manifiestan un gran número de enfermedades, tanto cutáneas como sistémicas y a menudo es percibido por el paciente como el síntoma más molesto. Aunque en nuestro medio existen pocos estudios sobre su incidencia y prevalencia, es un motivo de consulta frecuente en atención primaria y causa de gran deterioro en la calidad de vida, especialmente cuando es crónico.

    En la neurofisiopatología intervienen estímulos térmicos, mecánicos, químicos o eléctricos que activan fibras nerviosas C no mielinizadas, situadas en la unión dermo-epidérmica. Los mediadores químicos son numerosos y la histamina no está siempre involucrada. Existe una vía específica por la que se transmite el prurito. En el cerebro existen áreas sensitivas, emocionales y motoras implicadas. El rascado es la respuesta motora al estímulo, anulando funcionalmente las terminaciones libres durante unos minutos (Brenaut E, 2015).

    Existen diferentes clasificaciones atendiendo a la topografía o extensión, las causas, los mecanismos fisiopatológicos y su duración (Barcala del Caño FG, 2011; Brenaut E, 2015).

    • Según la topografía:
      • Generalizado, afecta a la mayor parte de la superficie cutánea.
      • Localizado, limitado únicamente a ciertas regiones corporales (anal, vulvar).
    • Según las causas:
      • Dermatológicas.
      • Sistémicas.
      • Neuropáticas.
      • Psicógenas.
      • Mixtas.
      • Idiopáticas.
    • Según el mecanismo fisiopatológico:
      • Pruriceptivo, se origina en la piel (inflamación, sequedad).
      • Neuropático, por alteración de la vía aferente de transmisión.
      • Neurogénico, origen central sin evidencias de neuropatía.
      • Psicógeno.
    • Según su duración:
      • Agudo, menos de 6 semanas.
      • Crónico, más de 6 semanas.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Prurito

    Fecha de revisión: 21/11/2016
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    El prurito es una sensación desagradable que lleva a la necesidad de rascarse. Es un síntoma subjetivo e inespecífico, con el que se manifiestan un gran número de enfermedades, tanto cutáneas como sistémicas y a menudo es percibido por el paciente como el síntoma más molesto. Aunque en nuestro medio existen pocos estudios sobre su incidencia y prevalencia, es un motivo de consulta frecuente en atención primaria y causa de gran deterioro en la calidad de vida, especialmente cuando es crónico.

    En la neurofisiopatología intervienen estímulos térmicos, mecánicos, químicos o eléctricos que activan fibras nerviosas C no mielinizadas, situadas en la unión dermo-epidérmica. Los mediadores químicos son numerosos y la histamina no está siempre involucrada. Existe una vía específica por la que se transmite el prurito. En el cerebro existen áreas sensitivas, emocionales y motoras implicadas. El rascado es la respuesta motora al estímulo, anulando funcionalmente las terminaciones libres durante unos minutos (Brenaut E, 2015).

    Existen diferentes clasificaciones atendiendo a la topografía o extensión, las causas, los mecanismos fisiopatológicos y su duración (Barcala del Caño FG, 2011; Brenaut E, 2015).

    • Según la topografía:
      • Generalizado, afecta a la mayor parte de la superficie cutánea.
      • Localizado, limitado únicamente a ciertas regiones corporales (anal, vulvar).
    • Según las causas:
      • Dermatológicas.
      • Sistémicas.
      • Neuropáticas.
      • Psicógenas.
      • Mixtas.
      • Idiopáticas.
    • Según el mecanismo fisiopatológico:
      • Pruriceptivo, se origina en la piel (inflamación, sequedad).
      • Neuropático, por alteración de la vía aferente de transmisión.
      • Neurogénico, origen central sin evidencias de neuropatía.
      • Psicógeno.
    • Según su duración:
      • Agudo, menos de 6 semanas.
      • Crónico, más de 6 semanas.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Prurito

    Fecha de revisión: 21/11/2016

    ¿De qué hablamos?


    El prurito es una sensación desagradable que lleva a la necesidad de rascarse. Es un síntoma subjetivo e inespecífico, con el que se manifiestan un gran número de enfermedades, tanto cutáneas como sistémicas y a menudo es percibido por el paciente como el síntoma más molesto. Aunque en nuestro medio existen pocos estudios sobre su incidencia y prevalencia, es un motivo de consulta frecuente en atención primaria y causa de gran deterioro en la calidad de vida, especialmente cuando es crónico.

    En la neurofisiopatología intervienen estímulos térmicos, mecánicos, químicos o eléctricos que activan fibras nerviosas C no mielinizadas, situadas en la unión dermo-epidérmica. Los mediadores químicos son numerosos y la histamina no está siempre involucrada. Existe una vía específica por la que se transmite el prurito. En el cerebro existen áreas sensitivas, emocionales y motoras implicadas. El rascado es la respuesta motora al estímulo, anulando funcionalmente las terminaciones libres durante unos minutos (Brenaut E, 2015).

    Existen diferentes clasificaciones atendiendo a la topografía o extensión, las causas, los mecanismos fisiopatológicos y su duración (Barcala del Caño FG, 2011; Brenaut E, 2015).

    • Según la topografía:
      • Generalizado, afecta a la mayor parte de la superficie cutánea.
      • Localizado, limitado únicamente a ciertas regiones corporales (anal, vulvar).
    • Según las causas:
      • Dermatológicas.
      • Sistémicas.
      • Neuropáticas.
      • Psicógenas.
      • Mixtas.
      • Idiopáticas.
    • Según el mecanismo fisiopatológico:
      • Pruriceptivo, se origina en la piel (inflamación, sequedad).
      • Neuropático, por alteración de la vía aferente de transmisión.
      • Neurogénico, origen central sin evidencias de neuropatía.
      • Psicógeno.
    • Según su duración:
      • Agudo, menos de 6 semanas.
      • Crónico, más de 6 semanas.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/11/2022 8:58:34 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal