Fisterra

    Picaduras de artrópodos

    ¿De qué hablamos?


    En este documento se describen las características y el abordaje de las picaduras de dos grupos de artrópodos (invertebrados caracterizados por poseer un esqueleto externo y patas articuladas): insectos y arácnidos. También se hablará de los miriápodos (escolopendra-ciempiés, milpiés), otros artrópodos causantes de picaduras en humanos.

    Cabe destacar que, aunque de forma genérica hablamos de “picaduras” (entendida como la introducción en la piel de un apéndice del animal, generalmente localizado en la parte distal del abdomen), en algunas ocasiones lo que se produce es una “mordedura” (cuando la lesión cutánea es originada por los apéndices localizados en la zona cefálica). Mientras que la picadura ocurre habitualmente como una medida defensiva, la mordedura suele ser utilizada con fines agresivos o alimenticios (hematófagos).

    Se estima que la prevalencia de picaduras por artrópodos en la población es muy elevada, fundamentalmente en el caso de las picaduras por dípteros e himenópteros. Sin embargo, la incidencia real de las picaduras es difícil de conocer, dado que la gran mayoría de ellas cursan sin complicaciones (cuadros locales leves que se resuelven espontáneamente en horas o días) y no motivan la asistencia a centros de atención sanitaria. Son más comunes en climas más cálidos y, aunque pueden ocurrir durante todo el año, la mayoría de los casos se producen en verano, fundamentalmente porque aumentan las actividades al aire libre, la piel está más expuesta y los artrópodos son más abundantes y están más activos (Morrissey T, 2021).

    La mayoría de las “agresiones” por artrópodos son accidentales, no intencionadas por parte del animal, que suele picar o morder con fines defensivos.

    En cuanto a reacciones fatales, los himenópteros, específicamente abejas y avispas, representan la mayoría de las muertes relacionadas con artrópodos en humanos, más comúnmente por reacciones alérgicas graves al veneno inoculado (Herness J, 2022, Breisch NL, 2023; Freeman T, 2022). La incidencia mundial de mortalidad por picaduras de insectos varía entre 0,03 y 0,48 muertes por millón de habitantes al año (Bilò MB, 2009). En Estados Unidos se estima que unas 60 muertes anuales se deben a picaduras de avispones, abejas y avispas (Forrester JA, 2018). En Europa las tasas de mortalidad (calculadas en base al tamaño poblacional de cada país) varían entre 0 y 2,24 muertes por millón de habitantes, con una media de 0,26. En España el promedio es de 0,08 muertes por millón de habitantes (Feás X, 2022).

    Aparte de por su alta prevalencia y del riesgo de reacciones sistémicas graves, las picaduras por artrópodos pueden representar un problema sanitario por convertirse algunos de ellos en vectores de enfermedades transmisibles (por ejemplo la garrapata y el mosquito) (Pastrana J, 2003).

    Tabla 1. Clasificación de los artrópodos con interés clínico para el ser humano (Modificado de Sánchez M, 2019).
    Grupo Animal más representativo* Manifestaciones clínicas de mayor interés Transmisión de enfermedades**
    Insectos:
    • Posibilidad de reacción alérgica sistémica de evolución fatal.
    • Las abejas y avispas son los insectos causantes de la mayoría de reacciones fatales secundarias a picaduras por artrópodos.
    Algunos tipos de dípteros pueden actuar como vectores de enfermedades (dengue, fiebre amarilla, chikungunya, virus Zika, fiebre del Nilo Occidental, virus Usutu).
    Orden Blattaria Cucarachas
    Orden Phthiraptera Piojos
    Orden Hemiptera Chinches
    Orden Siphonaptera Pulgas
    Orden Coleoptera Escarabajos
    Orden Diptera Moscas, mosquitos y tábanos
    Orden Lepidoptera Mariposas y polillas
    Orden Hymenoptera Hormigas, avispas y abejas
    Arácnidos: Las especies de nuestro entorno no suelen provocar complicaciones graves, salvo la posibilidad de lesión necrótica local. La importancia clínica de las garrapatas se debe a su papel como vector transmisor de determinadas enfermedades (fundamenalmente en nuestro contexto fiebre botonosa o exantemática mediterránea, enfermedad de Lyme y DEBONEL/TIBOLA).
    Orden Scorpionida Alacranes o escorpiones
    Orden Acari Ácaros y garrapatas
    Orden Araneane Arañas
    Miriápodos:
    Clase Chilópoda Ciempiés
    Clase Quilópoda Milpiés
    * No se aborda en este texto el manejo de las parasitosis cutáneas causadas por el ácaro Sarcoptes scabiei (sarna o escabiosis) o por piojos.
    ** Enfermedades transmitidas por vectores.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué debemos hacer ante un paciente que consulta tras la picadura de un artrópodo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Características particulares en base al tipo de artrópodo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo pueden prevenirse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo es necesaria una valoración especializada?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué información transmitir a los pacientes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Picaduras de artrópodos

    Fecha de revisión: 02/01/2024
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    En este documento se describen las características y el abordaje de las picaduras de dos grupos de artrópodos (invertebrados caracterizados por poseer un esqueleto externo y patas articuladas): insectos y arácnidos. También se hablará de los miriápodos (escolopendra-ciempiés, milpiés), otros artrópodos causantes de picaduras en humanos.

    Cabe destacar que, aunque de forma genérica hablamos de “picaduras” (entendida como la introducción en la piel de un apéndice del animal, generalmente localizado en la parte distal del abdomen), en algunas ocasiones lo que se produce es una “mordedura” (cuando la lesión cutánea es originada por los apéndices localizados en la zona cefálica). Mientras que la picadura ocurre habitualmente como una medida defensiva, la mordedura suele ser utilizada con fines agresivos o alimenticios (hematófagos).

    Se estima que la prevalencia de picaduras por artrópodos en la población es muy elevada, fundamentalmente en el caso de las picaduras por dípteros e himenópteros. Sin embargo, la incidencia real de las picaduras es difícil de conocer, dado que la gran mayoría de ellas cursan sin complicaciones (cuadros locales leves que se resuelven espontáneamente en horas o días) y no motivan la asistencia a centros de atención sanitaria. Son más comunes en climas más cálidos y, aunque pueden ocurrir durante todo el año, la mayoría de los casos se producen en verano, fundamentalmente porque aumentan las actividades al aire libre, la piel está más expuesta y los artrópodos son más abundantes y están más activos (Morrissey T, 2021).

    La mayoría de las “agresiones” por artrópodos son accidentales, no intencionadas por parte del animal, que suele picar o morder con fines defensivos.

    En cuanto a reacciones fatales, los himenópteros, específicamente abejas y avispas, representan la mayoría de las muertes relacionadas con artrópodos en humanos, más comúnmente por reacciones alérgicas graves al veneno inoculado (Herness J, 2022, Breisch NL, 2023; Freeman T, 2022). La incidencia mundial de mortalidad por picaduras de insectos varía entre 0,03 y 0,48 muertes por millón de habitantes al año (Bilò MB, 2009). En Estados Unidos se estima que unas 60 muertes anuales se deben a picaduras de avispones, abejas y avispas (Forrester JA, 2018). En Europa las tasas de mortalidad (calculadas en base al tamaño poblacional de cada país) varían entre 0 y 2,24 muertes por millón de habitantes, con una media de 0,26. En España el promedio es de 0,08 muertes por millón de habitantes (Feás X, 2022).

    Aparte de por su alta prevalencia y del riesgo de reacciones sistémicas graves, las picaduras por artrópodos pueden representar un problema sanitario por convertirse algunos de ellos en vectores de enfermedades transmisibles (por ejemplo la garrapata y el mosquito) (Pastrana J, 2003).

    Tabla 1. Clasificación de los artrópodos con interés clínico para el ser humano (Modificado de Sánchez M, 2019).
    Grupo Animal más representativo* Manifestaciones clínicas de mayor interés Transmisión de enfermedades**
    Insectos:
    • Posibilidad de reacción alérgica sistémica de evolución fatal.
    • Las abejas y avispas son los insectos causantes de la mayoría de reacciones fatales secundarias a picaduras por artrópodos.
    Algunos tipos de dípteros pueden actuar como vectores de enfermedades (dengue, fiebre amarilla, chikungunya, virus Zika, fiebre del Nilo Occidental, virus Usutu).
    Orden Blattaria Cucarachas
    Orden Phthiraptera Piojos
    Orden Hemiptera Chinches
    Orden Siphonaptera Pulgas
    Orden Coleoptera Escarabajos
    Orden Diptera Moscas, mosquitos y tábanos
    Orden Lepidoptera Mariposas y polillas
    Orden Hymenoptera Hormigas, avispas y abejas
    Arácnidos: Las especies de nuestro entorno no suelen provocar complicaciones graves, salvo la posibilidad de lesión necrótica local. La importancia clínica de las garrapatas se debe a su papel como vector transmisor de determinadas enfermedades (fundamenalmente en nuestro contexto fiebre botonosa o exantemática mediterránea, enfermedad de Lyme y DEBONEL/TIBOLA).
    Orden Scorpionida Alacranes o escorpiones
    Orden Acari Ácaros y garrapatas
    Orden Araneane Arañas
    Miriápodos:
    Clase Chilópoda Ciempiés
    Clase Quilópoda Milpiés
    * No se aborda en este texto el manejo de las parasitosis cutáneas causadas por el ácaro Sarcoptes scabiei (sarna o escabiosis) o por piojos.
    ** Enfermedades transmitidas por vectores.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué debemos hacer ante un paciente que consulta tras la picadura de un artrópodo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Características particulares en base al tipo de artrópodo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo pueden prevenirse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo es necesaria una valoración especializada?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué información transmitir a los pacientes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Picaduras de artrópodos

    Fecha de revisión: 02/01/2024

    ¿De qué hablamos?


    En este documento se describen las características y el abordaje de las picaduras de dos grupos de artrópodos (invertebrados caracterizados por poseer un esqueleto externo y patas articuladas): insectos y arácnidos. También se hablará de los miriápodos (escolopendra-ciempiés, milpiés), otros artrópodos causantes de picaduras en humanos.

    Cabe destacar que, aunque de forma genérica hablamos de “picaduras” (entendida como la introducción en la piel de un apéndice del animal, generalmente localizado en la parte distal del abdomen), en algunas ocasiones lo que se produce es una “mordedura” (cuando la lesión cutánea es originada por los apéndices localizados en la zona cefálica). Mientras que la picadura ocurre habitualmente como una medida defensiva, la mordedura suele ser utilizada con fines agresivos o alimenticios (hematófagos).

    Se estima que la prevalencia de picaduras por artrópodos en la población es muy elevada, fundamentalmente en el caso de las picaduras por dípteros e himenópteros. Sin embargo, la incidencia real de las picaduras es difícil de conocer, dado que la gran mayoría de ellas cursan sin complicaciones (cuadros locales leves que se resuelven espontáneamente en horas o días) y no motivan la asistencia a centros de atención sanitaria. Son más comunes en climas más cálidos y, aunque pueden ocurrir durante todo el año, la mayoría de los casos se producen en verano, fundamentalmente porque aumentan las actividades al aire libre, la piel está más expuesta y los artrópodos son más abundantes y están más activos (Morrissey T, 2021).

    La mayoría de las “agresiones” por artrópodos son accidentales, no intencionadas por parte del animal, que suele picar o morder con fines defensivos.

    En cuanto a reacciones fatales, los himenópteros, específicamente abejas y avispas, representan la mayoría de las muertes relacionadas con artrópodos en humanos, más comúnmente por reacciones alérgicas graves al veneno inoculado (Herness J, 2022, Breisch NL, 2023; Freeman T, 2022). La incidencia mundial de mortalidad por picaduras de insectos varía entre 0,03 y 0,48 muertes por millón de habitantes al año (Bilò MB, 2009). En Estados Unidos se estima que unas 60 muertes anuales se deben a picaduras de avispones, abejas y avispas (Forrester JA, 2018). En Europa las tasas de mortalidad (calculadas en base al tamaño poblacional de cada país) varían entre 0 y 2,24 muertes por millón de habitantes, con una media de 0,26. En España el promedio es de 0,08 muertes por millón de habitantes (Feás X, 2022).

    Aparte de por su alta prevalencia y del riesgo de reacciones sistémicas graves, las picaduras por artrópodos pueden representar un problema sanitario por convertirse algunos de ellos en vectores de enfermedades transmisibles (por ejemplo la garrapata y el mosquito) (Pastrana J, 2003).

    Tabla 1. Clasificación de los artrópodos con interés clínico para el ser humano (Modificado de Sánchez M, 2019).
    Grupo Animal más representativo* Manifestaciones clínicas de mayor interés Transmisión de enfermedades**
    Insectos:
    • Posibilidad de reacción alérgica sistémica de evolución fatal.
    • Las abejas y avispas son los insectos causantes de la mayoría de reacciones fatales secundarias a picaduras por artrópodos.
    Algunos tipos de dípteros pueden actuar como vectores de enfermedades (dengue, fiebre amarilla, chikungunya, virus Zika, fiebre del Nilo Occidental, virus Usutu).
    Orden Blattaria Cucarachas
    Orden Phthiraptera Piojos
    Orden Hemiptera Chinches
    Orden Siphonaptera Pulgas
    Orden Coleoptera Escarabajos
    Orden Diptera Moscas, mosquitos y tábanos
    Orden Lepidoptera Mariposas y polillas
    Orden Hymenoptera Hormigas, avispas y abejas
    Arácnidos: Las especies de nuestro entorno no suelen provocar complicaciones graves, salvo la posibilidad de lesión necrótica local. La importancia clínica de las garrapatas se debe a su papel como vector transmisor de determinadas enfermedades (fundamenalmente en nuestro contexto fiebre botonosa o exantemática mediterránea, enfermedad de Lyme y DEBONEL/TIBOLA).
    Orden Scorpionida Alacranes o escorpiones
    Orden Acari Ácaros y garrapatas
    Orden Araneane Arañas
    Miriápodos:
    Clase Chilópoda Ciempiés
    Clase Quilópoda Milpiés
    * No se aborda en este texto el manejo de las parasitosis cutáneas causadas por el ácaro Sarcoptes scabiei (sarna o escabiosis) o por piojos.
    ** Enfermedades transmitidas por vectores.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué debemos hacer ante un paciente que consulta tras la picadura de un artrópodo?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Características particulares en base al tipo de artrópodo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo pueden prevenirse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo es necesaria una valoración especializada?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué información transmitir a los pacientes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 03/03/2024 19:41:59 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal