Fisterra

    Patologías estructurales del esófago: membranas y anillos esofágicos

    ¿De qué hablamos?


    Se trata de estructuras anormales membranosas en la pared esofágica en las que un fino pliegue de tejido obstruye parcialmente la luz y dificulta el paso del bolo alimenticio (Smith MS, 2010). Su manifestación clínica principal es la disfagia.

    La disfagia afecta aproximadamente al 3% de la población general y supone un motivo frecuente de consulta. Dependiendo de a qué nivel se encuentre la dificultad de deglución se clasifica en disfagia orofaríngea o esofágica. Es en esta última donde encontramos causas por obstrucción mecánica como una estenosis, un anillo, una red o una enfermedad maligna, manifestándose principalmente por la dificultad de tragar alimentos sólidos durante el paso desde el esfínter esofágico superior al estómago (Kim JP, 2019).

    Es necesaria una historia clínica cuidadosa para identificar ante qué tipo de disfagia nos encontramos y qué causas pueden producirla.

    Dentro de estas patologías estructurales podemos hablar principalmente de anillos y membranas esofágicas.

    Membranas esofágicas

    Las membranas esofágicas son estructuras de tejido membranosas, delgadas y de naturaleza más excéntrica que crecen en el interior del esófago y están cubiertas por epitelio escamoso. Son más frecuentes en mujeres y aparecen comúnmente en la pared anterior del esófago proximal o cervical, en el área poscricoidea, aunque pueden ocurrir en cualquier parte del esófago (Ghazaleh S, 2023; Petrea OC, 2020).

    La mayoría de los casos identificados de membranas esofágicas están asociados al síndrome de Plummer-Vinson o Patterson-Brown-Kelly (PV), entidad rara caracterizada por la triada de disfagia, anemia ferropénica y membranas esofágicas. Debido a la anemia, puede acompañarse de coiloniquia, glositis y queilitis (Ghazaleh S, 2023). Es más frecuente en mujeres caucásicas de mediana edad. Se requiere una vigilancia estrecha debido al riesgo de malignidad por predisposición a carcinoma escamoso faríngeo y esofágico (Lo KB, 2019).

    La incidencia de PV ha disminuido durante los últimos años debido a una mejoría en la nutrición y como consecuencia de una amplia disponibilidad de terapia sustitutiva con hierro (Petrea OC, 2020).

    Otras asociaciones son: divertículo de Zenker, pénfigo vulgar, penfigoide ampolloso, epidermólisis bullosa y esofagitis por enfermedad de injerto contra huésped crónica tras un trasplante de médula ósea (Ghazaleh S, 2023; Lo KB, 2019).

    Anillos esofágicos

    Los anillos esofágicos son estructuras anulares concéntricas, cubiertas de epitelio escamoso, epitelio columnar o ambos. Están frecuentemente localizados en el esófago distal, aunque también pueden encontrarse en cualquier nivel esofágico. Afectan a ambos sexos por igual. Pueden estar asociados a hernia hiatal y a esofagitis eosinofílica (Ghazaleh S, 2023).

    Hay poca evidencia sobre la fisiopatología, pero la inflamación crónica y la irritación consecuente en la pared del esófago podría producir estas anomalías estructurales. Un posible factor congénito podría estar presente, debido a que podemos encontrarlas en la población pediátrica (Ghazaleh S, 2023; McCarty EB, 2021).

    La prevalencia se desconoce debido a que la mayoría de los casos son asintomáticos. Se identifican entre un 5-15% de los pacientes sometidos a endoscopia alta por estudio de disfagia (Ghazaleh S, 2023).

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiestan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Patologías estructurales del esófago: membranas y anillos esofágicos

    Fecha de revisión: 22/11/2023
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Se trata de estructuras anormales membranosas en la pared esofágica en las que un fino pliegue de tejido obstruye parcialmente la luz y dificulta el paso del bolo alimenticio (Smith MS, 2010). Su manifestación clínica principal es la disfagia.

    La disfagia afecta aproximadamente al 3% de la población general y supone un motivo frecuente de consulta. Dependiendo de a qué nivel se encuentre la dificultad de deglución se clasifica en disfagia orofaríngea o esofágica. Es en esta última donde encontramos causas por obstrucción mecánica como una estenosis, un anillo, una red o una enfermedad maligna, manifestándose principalmente por la dificultad de tragar alimentos sólidos durante el paso desde el esfínter esofágico superior al estómago (Kim JP, 2019).

    Es necesaria una historia clínica cuidadosa para identificar ante qué tipo de disfagia nos encontramos y qué causas pueden producirla.

    Dentro de estas patologías estructurales podemos hablar principalmente de anillos y membranas esofágicas.

    Membranas esofágicas

    Las membranas esofágicas son estructuras de tejido membranosas, delgadas y de naturaleza más excéntrica que crecen en el interior del esófago y están cubiertas por epitelio escamoso. Son más frecuentes en mujeres y aparecen comúnmente en la pared anterior del esófago proximal o cervical, en el área poscricoidea, aunque pueden ocurrir en cualquier parte del esófago (Ghazaleh S, 2023; Petrea OC, 2020).

    La mayoría de los casos identificados de membranas esofágicas están asociados al síndrome de Plummer-Vinson o Patterson-Brown-Kelly (PV), entidad rara caracterizada por la triada de disfagia, anemia ferropénica y membranas esofágicas. Debido a la anemia, puede acompañarse de coiloniquia, glositis y queilitis (Ghazaleh S, 2023). Es más frecuente en mujeres caucásicas de mediana edad. Se requiere una vigilancia estrecha debido al riesgo de malignidad por predisposición a carcinoma escamoso faríngeo y esofágico (Lo KB, 2019).

    La incidencia de PV ha disminuido durante los últimos años debido a una mejoría en la nutrición y como consecuencia de una amplia disponibilidad de terapia sustitutiva con hierro (Petrea OC, 2020).

    Otras asociaciones son: divertículo de Zenker, pénfigo vulgar, penfigoide ampolloso, epidermólisis bullosa y esofagitis por enfermedad de injerto contra huésped crónica tras un trasplante de médula ósea (Ghazaleh S, 2023; Lo KB, 2019).

    Anillos esofágicos

    Los anillos esofágicos son estructuras anulares concéntricas, cubiertas de epitelio escamoso, epitelio columnar o ambos. Están frecuentemente localizados en el esófago distal, aunque también pueden encontrarse en cualquier nivel esofágico. Afectan a ambos sexos por igual. Pueden estar asociados a hernia hiatal y a esofagitis eosinofílica (Ghazaleh S, 2023).

    Hay poca evidencia sobre la fisiopatología, pero la inflamación crónica y la irritación consecuente en la pared del esófago podría producir estas anomalías estructurales. Un posible factor congénito podría estar presente, debido a que podemos encontrarlas en la población pediátrica (Ghazaleh S, 2023; McCarty EB, 2021).

    La prevalencia se desconoce debido a que la mayoría de los casos son asintomáticos. Se identifican entre un 5-15% de los pacientes sometidos a endoscopia alta por estudio de disfagia (Ghazaleh S, 2023).

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiestan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Patologías estructurales del esófago: membranas y anillos esofágicos

    Fecha de revisión: 22/11/2023

    ¿De qué hablamos?


    Se trata de estructuras anormales membranosas en la pared esofágica en las que un fino pliegue de tejido obstruye parcialmente la luz y dificulta el paso del bolo alimenticio (Smith MS, 2010). Su manifestación clínica principal es la disfagia.

    La disfagia afecta aproximadamente al 3% de la población general y supone un motivo frecuente de consulta. Dependiendo de a qué nivel se encuentre la dificultad de deglución se clasifica en disfagia orofaríngea o esofágica. Es en esta última donde encontramos causas por obstrucción mecánica como una estenosis, un anillo, una red o una enfermedad maligna, manifestándose principalmente por la dificultad de tragar alimentos sólidos durante el paso desde el esfínter esofágico superior al estómago (Kim JP, 2019).

    Es necesaria una historia clínica cuidadosa para identificar ante qué tipo de disfagia nos encontramos y qué causas pueden producirla.

    Dentro de estas patologías estructurales podemos hablar principalmente de anillos y membranas esofágicas.

    Membranas esofágicas

    Las membranas esofágicas son estructuras de tejido membranosas, delgadas y de naturaleza más excéntrica que crecen en el interior del esófago y están cubiertas por epitelio escamoso. Son más frecuentes en mujeres y aparecen comúnmente en la pared anterior del esófago proximal o cervical, en el área poscricoidea, aunque pueden ocurrir en cualquier parte del esófago (Ghazaleh S, 2023; Petrea OC, 2020).

    La mayoría de los casos identificados de membranas esofágicas están asociados al síndrome de Plummer-Vinson o Patterson-Brown-Kelly (PV), entidad rara caracterizada por la triada de disfagia, anemia ferropénica y membranas esofágicas. Debido a la anemia, puede acompañarse de coiloniquia, glositis y queilitis (Ghazaleh S, 2023). Es más frecuente en mujeres caucásicas de mediana edad. Se requiere una vigilancia estrecha debido al riesgo de malignidad por predisposición a carcinoma escamoso faríngeo y esofágico (Lo KB, 2019).

    La incidencia de PV ha disminuido durante los últimos años debido a una mejoría en la nutrición y como consecuencia de una amplia disponibilidad de terapia sustitutiva con hierro (Petrea OC, 2020).

    Otras asociaciones son: divertículo de Zenker, pénfigo vulgar, penfigoide ampolloso, epidermólisis bullosa y esofagitis por enfermedad de injerto contra huésped crónica tras un trasplante de médula ósea (Ghazaleh S, 2023; Lo KB, 2019).

    Anillos esofágicos

    Los anillos esofágicos son estructuras anulares concéntricas, cubiertas de epitelio escamoso, epitelio columnar o ambos. Están frecuentemente localizados en el esófago distal, aunque también pueden encontrarse en cualquier nivel esofágico. Afectan a ambos sexos por igual. Pueden estar asociados a hernia hiatal y a esofagitis eosinofílica (Ghazaleh S, 2023).

    Hay poca evidencia sobre la fisiopatología, pero la inflamación crónica y la irritación consecuente en la pared del esófago podría producir estas anomalías estructurales. Un posible factor congénito podría estar presente, debido a que podemos encontrarlas en la población pediátrica (Ghazaleh S, 2023; McCarty EB, 2021).

    La prevalencia se desconoce debido a que la mayoría de los casos son asintomáticos. Se identifican entre un 5-15% de los pacientes sometidos a endoscopia alta por estudio de disfagia (Ghazaleh S, 2023).

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiestan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 24/04/2024 16:08:14 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal