Fisterra

    Neuralgia del trigémino

    ¿De qué hablamos?


    El nervio trigémino, también conocido como V par craneal, tiene su origen en varios núcleos troncoencefálicos que unen sus trayectos para emerger de forma común a nivel protuberancial y dividirse posteriormente en 3 ramas (de ahí su nombre) (figura 1). Es un par craneal mixto, ya que tiene función predominantemente sensitiva (a facial), pero también motora (músculos masticatorios). Cabe destacar también su función como parte aferente del reflejo corneal (Araya EI, 2020).

    Figura 1
    Distribución del territorio sensitivo inervado por las diferentes ramas del trigémino.


    La neuralgia de trigémino es una patología que se caracteriza por un dolor de tipo neuropático, paroxístico y que suele desencadenarse al estimular puntos gatillo o realizar ciertos movimientos, como reírse, hablar, comer, lavarse los dientes o incluso una simple brisa fresca. El dolor suele ser breve y recurrente, y los pacientes lo describen mayoritariamente como una sensación de “corriente eléctrica”. Posteriormente, se sigue de un periodo refractario, más o menos breve, en el que no ocurren nuevos episodios. Muchos pacientes presentan una contracción involuntaria de los músculos faciales junto con el episodio de dolor. En la mayoría de pacientes el dolor se limita al territorio de una única rama, pero podría afectar a varias, siendo este un signo de alarma (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino es una entidad poco frecuente, con una prevalencia que oscila entre 4-27 por 100.000 habitantes/año (Hall GC, 2006; Katusic S, 1990) y con mayor presencia en el sexo femenino (De Toledo IP, 2016). Esta patología es infrecuente en menores de 40 años, pero existen casos descritos en la edad pediátrica. Así, la mayoría de pacientes suelen empezar con síntomas a partir de los 50 años y su incidencia se va incrementando con el envejecimiento. Hay ciertas patologías, como la esclerosis múltiple (EM), que se asocian a un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. El origen de la mayor parte de los casos es adquirido y muy pocos son hereditarios (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino puede deberse a varias causas y según esto se clasifica en (IHS, 2018):
    • Clásica: es la más frecuente y se debe a una compresión vascular del nervio, evidenciada por neuroimagen o mediante la cirugía. Los diferentes estudios (Jannetta PJ, 1967; Love S, 1998) parecen indicar que esta compresión vascular provocaría una desmielinización local y esto, a su vez, causaría el dolor.
    • Secundaria: es la causada por otras patologías, entra las que destacan: EM, tumor en el ángulo pontocerebeloso y malformaciones arteriovenosas. Cabe sospecharla en jóvenes, cuando la afectación bilateral o de varias ramas y cuando hay pérdida de sensibilidad (Bendtsen L, 2019).
    • Idiopática: las pruebas complementarias no evidencian un claro origen.
    Su curso clínico es muy variable. La mayoría de los brotes duran semanas o meses, seguidos de un periodo libre de dolor que puede durar semanas o años (pero lo más frecuente es que sean meses) (Benoliel R, 2016).

    La mayor parte de los pacientes cursan con brotes de mayor o menor intensidad, pero algunos presentan un dolor facial persistente (Katusic S, 1990; Maarbjerg S, 2014). Hay ciertos factores que podrían indicarnos que el paciente va a tener una peor evolución a lo largo de la enfermedad, y estos son: brotes de larga duración, signos autonómicos, enfermedad de larga evolución y dolor atípico (IHS, 2018; Benoliel R, 2016).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Neuralgia del trigémino

    Fecha de revisión: 05/06/2024
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    El nervio trigémino, también conocido como V par craneal, tiene su origen en varios núcleos troncoencefálicos que unen sus trayectos para emerger de forma común a nivel protuberancial y dividirse posteriormente en 3 ramas (de ahí su nombre) (figura 1). Es un par craneal mixto, ya que tiene función predominantemente sensitiva (a facial), pero también motora (músculos masticatorios). Cabe destacar también su función como parte aferente del reflejo corneal (Araya EI, 2020).

    Figura 1
    Distribución del territorio sensitivo inervado por las diferentes ramas del trigémino.


    La neuralgia de trigémino es una patología que se caracteriza por un dolor de tipo neuropático, paroxístico y que suele desencadenarse al estimular puntos gatillo o realizar ciertos movimientos, como reírse, hablar, comer, lavarse los dientes o incluso una simple brisa fresca. El dolor suele ser breve y recurrente, y los pacientes lo describen mayoritariamente como una sensación de “corriente eléctrica”. Posteriormente, se sigue de un periodo refractario, más o menos breve, en el que no ocurren nuevos episodios. Muchos pacientes presentan una contracción involuntaria de los músculos faciales junto con el episodio de dolor. En la mayoría de pacientes el dolor se limita al territorio de una única rama, pero podría afectar a varias, siendo este un signo de alarma (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino es una entidad poco frecuente, con una prevalencia que oscila entre 4-27 por 100.000 habitantes/año (Hall GC, 2006; Katusic S, 1990) y con mayor presencia en el sexo femenino (De Toledo IP, 2016). Esta patología es infrecuente en menores de 40 años, pero existen casos descritos en la edad pediátrica. Así, la mayoría de pacientes suelen empezar con síntomas a partir de los 50 años y su incidencia se va incrementando con el envejecimiento. Hay ciertas patologías, como la esclerosis múltiple (EM), que se asocian a un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. El origen de la mayor parte de los casos es adquirido y muy pocos son hereditarios (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino puede deberse a varias causas y según esto se clasifica en (IHS, 2018):
    • Clásica: es la más frecuente y se debe a una compresión vascular del nervio, evidenciada por neuroimagen o mediante la cirugía. Los diferentes estudios (Jannetta PJ, 1967; Love S, 1998) parecen indicar que esta compresión vascular provocaría una desmielinización local y esto, a su vez, causaría el dolor.
    • Secundaria: es la causada por otras patologías, entra las que destacan: EM, tumor en el ángulo pontocerebeloso y malformaciones arteriovenosas. Cabe sospecharla en jóvenes, cuando la afectación bilateral o de varias ramas y cuando hay pérdida de sensibilidad (Bendtsen L, 2019).
    • Idiopática: las pruebas complementarias no evidencian un claro origen.
    Su curso clínico es muy variable. La mayoría de los brotes duran semanas o meses, seguidos de un periodo libre de dolor que puede durar semanas o años (pero lo más frecuente es que sean meses) (Benoliel R, 2016).

    La mayor parte de los pacientes cursan con brotes de mayor o menor intensidad, pero algunos presentan un dolor facial persistente (Katusic S, 1990; Maarbjerg S, 2014). Hay ciertos factores que podrían indicarnos que el paciente va a tener una peor evolución a lo largo de la enfermedad, y estos son: brotes de larga duración, signos autonómicos, enfermedad de larga evolución y dolor atípico (IHS, 2018; Benoliel R, 2016).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Neuralgia del trigémino

    Fecha de revisión: 05/06/2024

    ¿De qué hablamos?


    El nervio trigémino, también conocido como V par craneal, tiene su origen en varios núcleos troncoencefálicos que unen sus trayectos para emerger de forma común a nivel protuberancial y dividirse posteriormente en 3 ramas (de ahí su nombre) (figura 1). Es un par craneal mixto, ya que tiene función predominantemente sensitiva (a facial), pero también motora (músculos masticatorios). Cabe destacar también su función como parte aferente del reflejo corneal (Araya EI, 2020).

    Figura 1
    Distribución del territorio sensitivo inervado por las diferentes ramas del trigémino.


    La neuralgia de trigémino es una patología que se caracteriza por un dolor de tipo neuropático, paroxístico y que suele desencadenarse al estimular puntos gatillo o realizar ciertos movimientos, como reírse, hablar, comer, lavarse los dientes o incluso una simple brisa fresca. El dolor suele ser breve y recurrente, y los pacientes lo describen mayoritariamente como una sensación de “corriente eléctrica”. Posteriormente, se sigue de un periodo refractario, más o menos breve, en el que no ocurren nuevos episodios. Muchos pacientes presentan una contracción involuntaria de los músculos faciales junto con el episodio de dolor. En la mayoría de pacientes el dolor se limita al territorio de una única rama, pero podría afectar a varias, siendo este un signo de alarma (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino es una entidad poco frecuente, con una prevalencia que oscila entre 4-27 por 100.000 habitantes/año (Hall GC, 2006; Katusic S, 1990) y con mayor presencia en el sexo femenino (De Toledo IP, 2016). Esta patología es infrecuente en menores de 40 años, pero existen casos descritos en la edad pediátrica. Así, la mayoría de pacientes suelen empezar con síntomas a partir de los 50 años y su incidencia se va incrementando con el envejecimiento. Hay ciertas patologías, como la esclerosis múltiple (EM), que se asocian a un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. El origen de la mayor parte de los casos es adquirido y muy pocos son hereditarios (Araya EI, 2020).

    La neuralgia de trigémino puede deberse a varias causas y según esto se clasifica en (IHS, 2018):
    • Clásica: es la más frecuente y se debe a una compresión vascular del nervio, evidenciada por neuroimagen o mediante la cirugía. Los diferentes estudios (Jannetta PJ, 1967; Love S, 1998) parecen indicar que esta compresión vascular provocaría una desmielinización local y esto, a su vez, causaría el dolor.
    • Secundaria: es la causada por otras patologías, entra las que destacan: EM, tumor en el ángulo pontocerebeloso y malformaciones arteriovenosas. Cabe sospecharla en jóvenes, cuando la afectación bilateral o de varias ramas y cuando hay pérdida de sensibilidad (Bendtsen L, 2019).
    • Idiopática: las pruebas complementarias no evidencian un claro origen.
    Su curso clínico es muy variable. La mayoría de los brotes duran semanas o meses, seguidos de un periodo libre de dolor que puede durar semanas o años (pero lo más frecuente es que sean meses) (Benoliel R, 2016).

    La mayor parte de los pacientes cursan con brotes de mayor o menor intensidad, pero algunos presentan un dolor facial persistente (Katusic S, 1990; Maarbjerg S, 2014). Hay ciertos factores que podrían indicarnos que el paciente va a tener una peor evolución a lo largo de la enfermedad, y estos son: brotes de larga duración, signos autonómicos, enfermedad de larga evolución y dolor atípico (IHS, 2018; Benoliel R, 2016).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 15/07/2024 9:21:53 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal