Fisterra

    Neumonía por legionella

    ¿De qué hablamos?


    La infección por legionella es una enfermedad ambiental producida por una bacteria gram negativa de la cual existen más de 58 especies y 70 serogrupos. La Legionella pneumophila serogrupo I causa entre el 85-90% de las neumonías por legionella (Muder RR, 1987; Benson RF, 1998).

    El agua es su principal reservorio, siendo las condiciones óptimas para su desarrollo el estancamiento del agua, las temperaturas entre 25 y 45 ºC, la presencia de limo, sedimentos, desechos de corrosión y la existencia de biofilms (estos últimos son un factor de mantenimiento para su colonización). Se estima que los sistemas de agua hospitalarios presentan una colonización por legionella entre el 12-70% (Lin YE, 2011). Se transmite por inhalación de aerosoles o microaspiraciones de agua. Penetra en el organismo por vía aérea y se introduce en los macrófagos alveolares donde se replica.

    Tiene una distribución estacional siendo más frecuente a finales del verano y en otoño (Herrera-Lara S, 2013; ECDC, 2016).

    La incidencia global de la neumonía por legionella se sitúa entre el 2% y el 15% de las neumonías (Muder RR, 1987; Mulazimoglu L, 2001), aumentando en los últimos años. En un metanálisis reciente se objetivó una prevalencia global del 2,7% (Marchello C, 2016).

    En Estados Unidos se ha incrementado en un 286% del año 2000 al 2014 (CDC, 2016) y en Europa ha pasado de 4 casos/1.000.000 en 1995 a 18 casos/1.000.000 en 2017 (ECDC, 2016). Francia, Alemania, Italia y España representan el 70,3% de todos los casos, al tratarse de países donde la enfermedad es de declaración obligatoria (Beauté J, 2017).

    En España se ha interrumpido la tendencia descendente de casos que se objetivaban desde 2005, observando en los últimos años un aumento. La incidencia pasó de 1,7/100.000 habitantes en 2013 a 2,9/100.000 en 2017 (ECDC, 2016). Las tasas más altas corresponden a Castilla La Mancha, Navarra, País Vasco, Aragón y Cataluña.

    En un estudio llevado a cabo en una de las áreas de nuestra comunidad entre 2001 y 2015 se objetivó un aumento de la incidencia en los últimos 5 años de10,9 a 64,5 casos/1.000.000 (aumentando el diagnóstico de neumonía por legionella del 0,9 al 15% del total) (Romay-Lema E, 2018).

    Esta incidencia varía según el sexo, siendo mayor en hombres (2,6 veces superior a las de las mujeres en 2015) y aumenta con la edad (Centro Nacional de Epidemiología, 2015).

    Los porcentajes de legionella como causante de neumonía son similares en atención primaria y el medio hospitalario (6% versus 8%) (Cilloniz C, 2011).

    La tasa de mortalidad fue de un 0,17/100.000 en 2015, 0,27 en hombres (siendo la mayor tasa entre los 75 y 84 años de edad) y 0,17 en mujeres (Centro Nacional de Epidemiología, 2015). La adquisición nosocomial tiene una mayor mortalidad (en España: 31,7% nosocomial vs 6,8% comunitaria) (Domínguez A, 2009).

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Neumonía por legionella

    Fecha de revisión: 02/09/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La infección por legionella es una enfermedad ambiental producida por una bacteria gram negativa de la cual existen más de 58 especies y 70 serogrupos. La Legionella pneumophila serogrupo I causa entre el 85-90% de las neumonías por legionella (Muder RR, 1987; Benson RF, 1998).

    El agua es su principal reservorio, siendo las condiciones óptimas para su desarrollo el estancamiento del agua, las temperaturas entre 25 y 45 ºC, la presencia de limo, sedimentos, desechos de corrosión y la existencia de biofilms (estos últimos son un factor de mantenimiento para su colonización). Se estima que los sistemas de agua hospitalarios presentan una colonización por legionella entre el 12-70% (Lin YE, 2011). Se transmite por inhalación de aerosoles o microaspiraciones de agua. Penetra en el organismo por vía aérea y se introduce en los macrófagos alveolares donde se replica.

    Tiene una distribución estacional siendo más frecuente a finales del verano y en otoño (Herrera-Lara S, 2013; ECDC, 2016).

    La incidencia global de la neumonía por legionella se sitúa entre el 2% y el 15% de las neumonías (Muder RR, 1987; Mulazimoglu L, 2001), aumentando en los últimos años. En un metanálisis reciente se objetivó una prevalencia global del 2,7% (Marchello C, 2016).

    En Estados Unidos se ha incrementado en un 286% del año 2000 al 2014 (CDC, 2016) y en Europa ha pasado de 4 casos/1.000.000 en 1995 a 18 casos/1.000.000 en 2017 (ECDC, 2016). Francia, Alemania, Italia y España representan el 70,3% de todos los casos, al tratarse de países donde la enfermedad es de declaración obligatoria (Beauté J, 2017).

    En España se ha interrumpido la tendencia descendente de casos que se objetivaban desde 2005, observando en los últimos años un aumento. La incidencia pasó de 1,7/100.000 habitantes en 2013 a 2,9/100.000 en 2017 (ECDC, 2016). Las tasas más altas corresponden a Castilla La Mancha, Navarra, País Vasco, Aragón y Cataluña.

    En un estudio llevado a cabo en una de las áreas de nuestra comunidad entre 2001 y 2015 se objetivó un aumento de la incidencia en los últimos 5 años de10,9 a 64,5 casos/1.000.000 (aumentando el diagnóstico de neumonía por legionella del 0,9 al 15% del total) (Romay-Lema E, 2018).

    Esta incidencia varía según el sexo, siendo mayor en hombres (2,6 veces superior a las de las mujeres en 2015) y aumenta con la edad (Centro Nacional de Epidemiología, 2015).

    Los porcentajes de legionella como causante de neumonía son similares en atención primaria y el medio hospitalario (6% versus 8%) (Cilloniz C, 2011).

    La tasa de mortalidad fue de un 0,17/100.000 en 2015, 0,27 en hombres (siendo la mayor tasa entre los 75 y 84 años de edad) y 0,17 en mujeres (Centro Nacional de Epidemiología, 2015). La adquisición nosocomial tiene una mayor mortalidad (en España: 31,7% nosocomial vs 6,8% comunitaria) (Domínguez A, 2009).

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Neumonía por legionella

    Fecha de revisión: 02/09/2019

    ¿De qué hablamos?


    La infección por legionella es una enfermedad ambiental producida por una bacteria gram negativa de la cual existen más de 58 especies y 70 serogrupos. La Legionella pneumophila serogrupo I causa entre el 85-90% de las neumonías por legionella (Muder RR, 1987; Benson RF, 1998).

    El agua es su principal reservorio, siendo las condiciones óptimas para su desarrollo el estancamiento del agua, las temperaturas entre 25 y 45 ºC, la presencia de limo, sedimentos, desechos de corrosión y la existencia de biofilms (estos últimos son un factor de mantenimiento para su colonización). Se estima que los sistemas de agua hospitalarios presentan una colonización por legionella entre el 12-70% (Lin YE, 2011). Se transmite por inhalación de aerosoles o microaspiraciones de agua. Penetra en el organismo por vía aérea y se introduce en los macrófagos alveolares donde se replica.

    Tiene una distribución estacional siendo más frecuente a finales del verano y en otoño (Herrera-Lara S, 2013; ECDC, 2016).

    La incidencia global de la neumonía por legionella se sitúa entre el 2% y el 15% de las neumonías (Muder RR, 1987; Mulazimoglu L, 2001), aumentando en los últimos años. En un metanálisis reciente se objetivó una prevalencia global del 2,7% (Marchello C, 2016).

    En Estados Unidos se ha incrementado en un 286% del año 2000 al 2014 (CDC, 2016) y en Europa ha pasado de 4 casos/1.000.000 en 1995 a 18 casos/1.000.000 en 2017 (ECDC, 2016). Francia, Alemania, Italia y España representan el 70,3% de todos los casos, al tratarse de países donde la enfermedad es de declaración obligatoria (Beauté J, 2017).

    En España se ha interrumpido la tendencia descendente de casos que se objetivaban desde 2005, observando en los últimos años un aumento. La incidencia pasó de 1,7/100.000 habitantes en 2013 a 2,9/100.000 en 2017 (ECDC, 2016). Las tasas más altas corresponden a Castilla La Mancha, Navarra, País Vasco, Aragón y Cataluña.

    En un estudio llevado a cabo en una de las áreas de nuestra comunidad entre 2001 y 2015 se objetivó un aumento de la incidencia en los últimos 5 años de10,9 a 64,5 casos/1.000.000 (aumentando el diagnóstico de neumonía por legionella del 0,9 al 15% del total) (Romay-Lema E, 2018).

    Esta incidencia varía según el sexo, siendo mayor en hombres (2,6 veces superior a las de las mujeres en 2015) y aumenta con la edad (Centro Nacional de Epidemiología, 2015).

    Los porcentajes de legionella como causante de neumonía son similares en atención primaria y el medio hospitalario (6% versus 8%) (Cilloniz C, 2011).

    La tasa de mortalidad fue de un 0,17/100.000 en 2015, 0,27 en hombres (siendo la mayor tasa entre los 75 y 84 años de edad) y 0,17 en mujeres (Centro Nacional de Epidemiología, 2015). La adquisición nosocomial tiene una mayor mortalidad (en España: 31,7% nosocomial vs 6,8% comunitaria) (Domínguez A, 2009).

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/09/2022 7:59:00 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal