Fisterra

    Linfoma de Hodgkin

    ¿De qué hablamos?


    El linfoma de Hodgkin (LH) se presenta más comúnmente en dos grupos de edad: de 15 a 40 años (con más frecuencia entre 25 y 30) y de 55 años en adelante (NCCN, 2019). En los países occidentales es muy infrecuente la enfermedad en niños pequeños o ancianos, de manera que aproximadamente solo el 5% de los casos tiene lugar en menores de 15 años y otro 5% en mayores de 70. La enfermedad es algo más frecuente en hombres que en mujeres (NIH, 2020).

    No existe una clara relación entre factores socioeconómicos y el LH. Sin embargo, en el caso de los adolescentes de países occidentales afecta más frecuentemente a individuos que pertenecen a familias de mayor nivel socioeconómico (LaCasce AS, 2020).

    El LH es una neoplasia maligna linfoproliferativa de linfocitos B relativamente infrecuente. Supone el 10% de todos los linfomas, estimándose una incidencia anual de 2,5 a 3 casos por cada 100.000 habitantes. En España se estima que cada año se producen unos 1.400 casos nuevos (NCCN, 2019; NIH, 2020).

    La etiología del linfoma de Hodgkin sigue siendo desconocida, aunque existen ciertos factores involucrados (LaCasce AS, 2020):

    Genéticos: hay datos epidemiológicos que sugieren cierta predisposición genética para desarrollar LH:

    • El riesgo de desarrollar LH es cinco veces mayor entre los familiares de primer grado de pacientes con LH y los gemelos monocigóticos de una persona con LH tienen una probabilidad casi 100 veces mayor de padecer la enfermedad. Sin embargo, esto no quiere decir que el LH sea una enfermedad hereditaria, habiéndose observado que la probabilidad de una agregación familiar hereditaria (LH familiar) es menor del 5% (Goldin LR, 2009).
    • El riesgo de desarrollar LH es mayor en pacientes con ciertos haplotipos HLA, particularmente HLA-A1 (Gobbi PG, 2013).

    Etnia/raza:
    la mayor incidencia de LH se encuentra entre las personas blancas, seguidas por las personas negras y las hispanas, con una menor incidencia (aproximadamente la mitad de la tasa de personas blancas y negras) en las personas asiáticas (NIH, 2020).

    Enfermedades infecciosas: el riesgo de desarrollar LH es 3 veces mayor en pacientes con antecedentes de mononucleosis infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), estando presente el virus en las células tumorales en hasta la mitad de los casos, aunque hasta el momento no se ha podido establecer una relación causal definitiva (Gobbi PG, 2013).

    Inmunosupresión/enfermedades autoinmunes: el riesgo de LH es mayor en pacientes con antecedentes personales o familiares de enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y sarcoidosis, y en pacientes con inmunosupresión (por ejemplo, debido al virus de la inmunodeficiencia humana [VIH], tratamiento de pacientes trasplantados o en terapia inmunosupresora para la enfermedad autoinmune) (Landgren O, 2006; Gobbi PG, 2013).

    Factores laborales o ambientales: el LH no parece estar relacionado con la exposición laboral a radiación, ni se ha encontrado un aumento del riesgo en personas que trabajan con productos químicos o compuestos biocidas (NIH, 2020).

    ¿Cómo se clasifica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se determina el estadio y el pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los efectos tóxicos tardíos del tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué papel juega el médico de familia en el seguimiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Linfoma de Hodgkin

    Fecha de revisión: 04/12/2020
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    El linfoma de Hodgkin (LH) se presenta más comúnmente en dos grupos de edad: de 15 a 40 años (con más frecuencia entre 25 y 30) y de 55 años en adelante (NCCN, 2019). En los países occidentales es muy infrecuente la enfermedad en niños pequeños o ancianos, de manera que aproximadamente solo el 5% de los casos tiene lugar en menores de 15 años y otro 5% en mayores de 70. La enfermedad es algo más frecuente en hombres que en mujeres (NIH, 2020).

    No existe una clara relación entre factores socioeconómicos y el LH. Sin embargo, en el caso de los adolescentes de países occidentales afecta más frecuentemente a individuos que pertenecen a familias de mayor nivel socioeconómico (LaCasce AS, 2020).

    El LH es una neoplasia maligna linfoproliferativa de linfocitos B relativamente infrecuente. Supone el 10% de todos los linfomas, estimándose una incidencia anual de 2,5 a 3 casos por cada 100.000 habitantes. En España se estima que cada año se producen unos 1.400 casos nuevos (NCCN, 2019; NIH, 2020).

    La etiología del linfoma de Hodgkin sigue siendo desconocida, aunque existen ciertos factores involucrados (LaCasce AS, 2020):

    Genéticos: hay datos epidemiológicos que sugieren cierta predisposición genética para desarrollar LH:

    • El riesgo de desarrollar LH es cinco veces mayor entre los familiares de primer grado de pacientes con LH y los gemelos monocigóticos de una persona con LH tienen una probabilidad casi 100 veces mayor de padecer la enfermedad. Sin embargo, esto no quiere decir que el LH sea una enfermedad hereditaria, habiéndose observado que la probabilidad de una agregación familiar hereditaria (LH familiar) es menor del 5% (Goldin LR, 2009).
    • El riesgo de desarrollar LH es mayor en pacientes con ciertos haplotipos HLA, particularmente HLA-A1 (Gobbi PG, 2013).

    Etnia/raza:
    la mayor incidencia de LH se encuentra entre las personas blancas, seguidas por las personas negras y las hispanas, con una menor incidencia (aproximadamente la mitad de la tasa de personas blancas y negras) en las personas asiáticas (NIH, 2020).

    Enfermedades infecciosas: el riesgo de desarrollar LH es 3 veces mayor en pacientes con antecedentes de mononucleosis infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), estando presente el virus en las células tumorales en hasta la mitad de los casos, aunque hasta el momento no se ha podido establecer una relación causal definitiva (Gobbi PG, 2013).

    Inmunosupresión/enfermedades autoinmunes: el riesgo de LH es mayor en pacientes con antecedentes personales o familiares de enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y sarcoidosis, y en pacientes con inmunosupresión (por ejemplo, debido al virus de la inmunodeficiencia humana [VIH], tratamiento de pacientes trasplantados o en terapia inmunosupresora para la enfermedad autoinmune) (Landgren O, 2006; Gobbi PG, 2013).

    Factores laborales o ambientales: el LH no parece estar relacionado con la exposición laboral a radiación, ni se ha encontrado un aumento del riesgo en personas que trabajan con productos químicos o compuestos biocidas (NIH, 2020).

    ¿Cómo se clasifica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se determina el estadio y el pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los efectos tóxicos tardíos del tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué papel juega el médico de familia en el seguimiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Linfoma de Hodgkin

    Fecha de revisión: 04/12/2020

    ¿De qué hablamos?


    El linfoma de Hodgkin (LH) se presenta más comúnmente en dos grupos de edad: de 15 a 40 años (con más frecuencia entre 25 y 30) y de 55 años en adelante (NCCN, 2019). En los países occidentales es muy infrecuente la enfermedad en niños pequeños o ancianos, de manera que aproximadamente solo el 5% de los casos tiene lugar en menores de 15 años y otro 5% en mayores de 70. La enfermedad es algo más frecuente en hombres que en mujeres (NIH, 2020).

    No existe una clara relación entre factores socioeconómicos y el LH. Sin embargo, en el caso de los adolescentes de países occidentales afecta más frecuentemente a individuos que pertenecen a familias de mayor nivel socioeconómico (LaCasce AS, 2020).

    El LH es una neoplasia maligna linfoproliferativa de linfocitos B relativamente infrecuente. Supone el 10% de todos los linfomas, estimándose una incidencia anual de 2,5 a 3 casos por cada 100.000 habitantes. En España se estima que cada año se producen unos 1.400 casos nuevos (NCCN, 2019; NIH, 2020).

    La etiología del linfoma de Hodgkin sigue siendo desconocida, aunque existen ciertos factores involucrados (LaCasce AS, 2020):

    Genéticos: hay datos epidemiológicos que sugieren cierta predisposición genética para desarrollar LH:

    • El riesgo de desarrollar LH es cinco veces mayor entre los familiares de primer grado de pacientes con LH y los gemelos monocigóticos de una persona con LH tienen una probabilidad casi 100 veces mayor de padecer la enfermedad. Sin embargo, esto no quiere decir que el LH sea una enfermedad hereditaria, habiéndose observado que la probabilidad de una agregación familiar hereditaria (LH familiar) es menor del 5% (Goldin LR, 2009).
    • El riesgo de desarrollar LH es mayor en pacientes con ciertos haplotipos HLA, particularmente HLA-A1 (Gobbi PG, 2013).

    Etnia/raza:
    la mayor incidencia de LH se encuentra entre las personas blancas, seguidas por las personas negras y las hispanas, con una menor incidencia (aproximadamente la mitad de la tasa de personas blancas y negras) en las personas asiáticas (NIH, 2020).

    Enfermedades infecciosas: el riesgo de desarrollar LH es 3 veces mayor en pacientes con antecedentes de mononucleosis infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), estando presente el virus en las células tumorales en hasta la mitad de los casos, aunque hasta el momento no se ha podido establecer una relación causal definitiva (Gobbi PG, 2013).

    Inmunosupresión/enfermedades autoinmunes: el riesgo de LH es mayor en pacientes con antecedentes personales o familiares de enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y sarcoidosis, y en pacientes con inmunosupresión (por ejemplo, debido al virus de la inmunodeficiencia humana [VIH], tratamiento de pacientes trasplantados o en terapia inmunosupresora para la enfermedad autoinmune) (Landgren O, 2006; Gobbi PG, 2013).

    Factores laborales o ambientales: el LH no parece estar relacionado con la exposición laboral a radiación, ni se ha encontrado un aumento del riesgo en personas que trabajan con productos químicos o compuestos biocidas (NIH, 2020).

    ¿Cómo se clasifica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se determina el estadio y el pronóstico?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los efectos tóxicos tardíos del tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué papel juega el médico de familia en el seguimiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 08/08/2022 0:20:06 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal