Fisterra

    Leucocitosis

    ¿De qué hablamos?


    La serie blanca, glóbulos blancos o leucocitos aparece en el hemograma como el recuento total de leucocitos y la fórmula leucocitaria, que expresa el valor absoluto y porcentual de cada uno de los tipos de glóbulos blancos presentes en sangre periférica:
    • Polinucleares o granulocitos: neutrófilos, eosinófilos y basófilos.
    • Mononucleares: linfocitos y monocitos.
    Los leucocitos son células encargadas de la defensa contra los agentes patógenos invasores. Los neutrófilos (54-62% del total), el tipo más abundante de leucocitos, ingieren y destruyen bacterias y hongos mediante la fagocitosis, mientras que los eosinófilos (1-3%) fagocitan parásitos más grandes y participan en reacciones de hipersensibilidad (Berliner N, 2017; Rice L, 2013). Los monocitos (3-7%) circulantes migran del torrente sanguíneo a los tejidos enfermos, donde se diferencian en macrófagos fagocíticos. Los basófilos (0-1%) y los mastocitos liberan efectores almacenados que atraen leucocitos adicionales al sitio de la infección y desencadenan una respuesta inflamatoria. Los linfocitos son el segundo grupo de leucocitos más abundante (25-33%), siendo los linfocitos B los que generan y liberan anticuerpos protectores con la ayuda de los linfocitos T. Otros linfocitos, como las células T citotóxicas y las células asesinas naturales (natural killers), se dirigen a las células huésped infectadas por virus y con transformación maligna (Lewis D, 2018).

    Se denomina leucocitosis cuando el valor absoluto de leucocitos es mayor de 11.000/mm3 o hay un aumento del número de leucocitos en sangre periférica por encima de dos desviaciones estándar sobre la media de referencia para una persona sana de igual edad. Pueden aumentar todos los tipos o sólo uno de ellos. Con mayor frecuencia, aumentan los neutrófilos (neutrofilia) y, en segundo lugar, los linfocitos (linfocitosis). Hasta un 2,5% de la población puede tener neutrofilia sin patología asociada (Coates TD, 2022).

    La cifra de leucocitos presenta variaciones fisiológicas en relación con la edad, tanto en el número total como en las proporciones de los diferentes tipos de leucocitos. Por ejemplo, existe una leucocitosis con aumento de neutrófilos en los recién nacidos en los 3 días siguientes al nacimiento.

    Granulocitosis es sinónimo de leucocitosis, pero su uso se limita a cuando hay varias líneas de leucocitos afectadas (neutrófilos, eosinófilos y basófilos), sin especificar ningún tipo concreto.

    Se denomina reacción leucemoide o hiperleucocitosis cuando el número de leucocitos es mayor de 50.000/mm3 tal como se puede ver en la figura 1. Son procesos reversibles y no existe alteración en los estudios citogenéticos (López Rubio M, 2001).

    La reacción leucoeritroblástica consiste en la presencia en el frotis de sangre periférica de precursores nucleados de los glóbulos rojos (eritroblastos y dacriocitos) junto con granulocitos inmaduros, lo cual es signo de ocupación medular. Las causas más frecuentes son:
    • Enfermedades hematológicas: síndromes linfoproliferativos y mieloproliferativos agudos y crónicos, síndromes mielodisplásicos, mielofibrosis, anemia hemolítica (crisis) y hemorragias.
    • Tumores metastásicos: cáncer de mama, próstata, pulmón y neuroblastoma.
    • Infecciones: tuberculosis miliar y micosis profundas.
    • Otras: sarcoidosis y enfermedades de depósito (Gaucher y Niemann-Pick).
    El término leucostasis o hiperleucocitosis sintomática hace referencia a una urgencia médica que se observa en los pacientes aquejados de leucemia. Se caracteriza por unas cifras muy elevadas de leucocitos (>100.000/mm3) y signos de mala perfusión tisular debido a hiperviscosidad de la sangre (disnea, hipoxia, cefalea, acúfenos, confusión, somnolencia, signos de isquemia miocárdica).

    Las causas más frecuentes de leucocitosis aparecen recogidas en la tabla 1 (López Rubio M, 2001).

    Tabla 1. Causas de leucocitosis.
    Reactivas
    • Embarazo, infancia.
    • Dolor intenso.
    • Estrés agudo.
    • Posthemorrágica.
    • Esfuerzo, calor.
    Infecciosas
    • Bacterianas.
    • Víricas.
    • Otras: enfermedades esopirilares, ricketsiosis, complicación sepsis, micosis diseminadas.
    Neoplásicas
    • Leucemias mieloides.
    • Síndrome mielodisplásico.
    • Enfermedades mieloproliferativas.
    • Policitemia vera.
    Tóxico-metabólicas
    • Fármacos: litio, corticoides, beta agonistas.
    • Cocaína/anfetaminas.
    • Vacunas.
    • Gota.
    • Acidosis urémica/diabética.
    • Catecolaminas.

    Neutrofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Linfocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Eosinofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Monocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Basofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué actitud clínica hay que tener ante una leucocitosis?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Leucocitosis

    Fecha de revisión: 16/06/2023
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La serie blanca, glóbulos blancos o leucocitos aparece en el hemograma como el recuento total de leucocitos y la fórmula leucocitaria, que expresa el valor absoluto y porcentual de cada uno de los tipos de glóbulos blancos presentes en sangre periférica:
    • Polinucleares o granulocitos: neutrófilos, eosinófilos y basófilos.
    • Mononucleares: linfocitos y monocitos.
    Los leucocitos son células encargadas de la defensa contra los agentes patógenos invasores. Los neutrófilos (54-62% del total), el tipo más abundante de leucocitos, ingieren y destruyen bacterias y hongos mediante la fagocitosis, mientras que los eosinófilos (1-3%) fagocitan parásitos más grandes y participan en reacciones de hipersensibilidad (Berliner N, 2017; Rice L, 2013). Los monocitos (3-7%) circulantes migran del torrente sanguíneo a los tejidos enfermos, donde se diferencian en macrófagos fagocíticos. Los basófilos (0-1%) y los mastocitos liberan efectores almacenados que atraen leucocitos adicionales al sitio de la infección y desencadenan una respuesta inflamatoria. Los linfocitos son el segundo grupo de leucocitos más abundante (25-33%), siendo los linfocitos B los que generan y liberan anticuerpos protectores con la ayuda de los linfocitos T. Otros linfocitos, como las células T citotóxicas y las células asesinas naturales (natural killers), se dirigen a las células huésped infectadas por virus y con transformación maligna (Lewis D, 2018).

    Se denomina leucocitosis cuando el valor absoluto de leucocitos es mayor de 11.000/mm3 o hay un aumento del número de leucocitos en sangre periférica por encima de dos desviaciones estándar sobre la media de referencia para una persona sana de igual edad. Pueden aumentar todos los tipos o sólo uno de ellos. Con mayor frecuencia, aumentan los neutrófilos (neutrofilia) y, en segundo lugar, los linfocitos (linfocitosis). Hasta un 2,5% de la población puede tener neutrofilia sin patología asociada (Coates TD, 2022).

    La cifra de leucocitos presenta variaciones fisiológicas en relación con la edad, tanto en el número total como en las proporciones de los diferentes tipos de leucocitos. Por ejemplo, existe una leucocitosis con aumento de neutrófilos en los recién nacidos en los 3 días siguientes al nacimiento.

    Granulocitosis es sinónimo de leucocitosis, pero su uso se limita a cuando hay varias líneas de leucocitos afectadas (neutrófilos, eosinófilos y basófilos), sin especificar ningún tipo concreto.

    Se denomina reacción leucemoide o hiperleucocitosis cuando el número de leucocitos es mayor de 50.000/mm3 tal como se puede ver en la figura 1. Son procesos reversibles y no existe alteración en los estudios citogenéticos (López Rubio M, 2001).

    La reacción leucoeritroblástica consiste en la presencia en el frotis de sangre periférica de precursores nucleados de los glóbulos rojos (eritroblastos y dacriocitos) junto con granulocitos inmaduros, lo cual es signo de ocupación medular. Las causas más frecuentes son:
    • Enfermedades hematológicas: síndromes linfoproliferativos y mieloproliferativos agudos y crónicos, síndromes mielodisplásicos, mielofibrosis, anemia hemolítica (crisis) y hemorragias.
    • Tumores metastásicos: cáncer de mama, próstata, pulmón y neuroblastoma.
    • Infecciones: tuberculosis miliar y micosis profundas.
    • Otras: sarcoidosis y enfermedades de depósito (Gaucher y Niemann-Pick).
    El término leucostasis o hiperleucocitosis sintomática hace referencia a una urgencia médica que se observa en los pacientes aquejados de leucemia. Se caracteriza por unas cifras muy elevadas de leucocitos (>100.000/mm3) y signos de mala perfusión tisular debido a hiperviscosidad de la sangre (disnea, hipoxia, cefalea, acúfenos, confusión, somnolencia, signos de isquemia miocárdica).

    Las causas más frecuentes de leucocitosis aparecen recogidas en la tabla 1 (López Rubio M, 2001).

    Tabla 1. Causas de leucocitosis.
    Reactivas
    • Embarazo, infancia.
    • Dolor intenso.
    • Estrés agudo.
    • Posthemorrágica.
    • Esfuerzo, calor.
    Infecciosas
    • Bacterianas.
    • Víricas.
    • Otras: enfermedades esopirilares, ricketsiosis, complicación sepsis, micosis diseminadas.
    Neoplásicas
    • Leucemias mieloides.
    • Síndrome mielodisplásico.
    • Enfermedades mieloproliferativas.
    • Policitemia vera.
    Tóxico-metabólicas
    • Fármacos: litio, corticoides, beta agonistas.
    • Cocaína/anfetaminas.
    • Vacunas.
    • Gota.
    • Acidosis urémica/diabética.
    • Catecolaminas.

    Neutrofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Linfocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Eosinofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Monocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Basofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué actitud clínica hay que tener ante una leucocitosis?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Leucocitosis

    Fecha de revisión: 16/06/2023

    ¿De qué hablamos?


    La serie blanca, glóbulos blancos o leucocitos aparece en el hemograma como el recuento total de leucocitos y la fórmula leucocitaria, que expresa el valor absoluto y porcentual de cada uno de los tipos de glóbulos blancos presentes en sangre periférica:
    • Polinucleares o granulocitos: neutrófilos, eosinófilos y basófilos.
    • Mononucleares: linfocitos y monocitos.
    Los leucocitos son células encargadas de la defensa contra los agentes patógenos invasores. Los neutrófilos (54-62% del total), el tipo más abundante de leucocitos, ingieren y destruyen bacterias y hongos mediante la fagocitosis, mientras que los eosinófilos (1-3%) fagocitan parásitos más grandes y participan en reacciones de hipersensibilidad (Berliner N, 2017; Rice L, 2013). Los monocitos (3-7%) circulantes migran del torrente sanguíneo a los tejidos enfermos, donde se diferencian en macrófagos fagocíticos. Los basófilos (0-1%) y los mastocitos liberan efectores almacenados que atraen leucocitos adicionales al sitio de la infección y desencadenan una respuesta inflamatoria. Los linfocitos son el segundo grupo de leucocitos más abundante (25-33%), siendo los linfocitos B los que generan y liberan anticuerpos protectores con la ayuda de los linfocitos T. Otros linfocitos, como las células T citotóxicas y las células asesinas naturales (natural killers), se dirigen a las células huésped infectadas por virus y con transformación maligna (Lewis D, 2018).

    Se denomina leucocitosis cuando el valor absoluto de leucocitos es mayor de 11.000/mm3 o hay un aumento del número de leucocitos en sangre periférica por encima de dos desviaciones estándar sobre la media de referencia para una persona sana de igual edad. Pueden aumentar todos los tipos o sólo uno de ellos. Con mayor frecuencia, aumentan los neutrófilos (neutrofilia) y, en segundo lugar, los linfocitos (linfocitosis). Hasta un 2,5% de la población puede tener neutrofilia sin patología asociada (Coates TD, 2022).

    La cifra de leucocitos presenta variaciones fisiológicas en relación con la edad, tanto en el número total como en las proporciones de los diferentes tipos de leucocitos. Por ejemplo, existe una leucocitosis con aumento de neutrófilos en los recién nacidos en los 3 días siguientes al nacimiento.

    Granulocitosis es sinónimo de leucocitosis, pero su uso se limita a cuando hay varias líneas de leucocitos afectadas (neutrófilos, eosinófilos y basófilos), sin especificar ningún tipo concreto.

    Se denomina reacción leucemoide o hiperleucocitosis cuando el número de leucocitos es mayor de 50.000/mm3 tal como se puede ver en la figura 1. Son procesos reversibles y no existe alteración en los estudios citogenéticos (López Rubio M, 2001).

    La reacción leucoeritroblástica consiste en la presencia en el frotis de sangre periférica de precursores nucleados de los glóbulos rojos (eritroblastos y dacriocitos) junto con granulocitos inmaduros, lo cual es signo de ocupación medular. Las causas más frecuentes son:
    • Enfermedades hematológicas: síndromes linfoproliferativos y mieloproliferativos agudos y crónicos, síndromes mielodisplásicos, mielofibrosis, anemia hemolítica (crisis) y hemorragias.
    • Tumores metastásicos: cáncer de mama, próstata, pulmón y neuroblastoma.
    • Infecciones: tuberculosis miliar y micosis profundas.
    • Otras: sarcoidosis y enfermedades de depósito (Gaucher y Niemann-Pick).
    El término leucostasis o hiperleucocitosis sintomática hace referencia a una urgencia médica que se observa en los pacientes aquejados de leucemia. Se caracteriza por unas cifras muy elevadas de leucocitos (>100.000/mm3) y signos de mala perfusión tisular debido a hiperviscosidad de la sangre (disnea, hipoxia, cefalea, acúfenos, confusión, somnolencia, signos de isquemia miocárdica).

    Las causas más frecuentes de leucocitosis aparecen recogidas en la tabla 1 (López Rubio M, 2001).

    Tabla 1. Causas de leucocitosis.
    Reactivas
    • Embarazo, infancia.
    • Dolor intenso.
    • Estrés agudo.
    • Posthemorrágica.
    • Esfuerzo, calor.
    Infecciosas
    • Bacterianas.
    • Víricas.
    • Otras: enfermedades esopirilares, ricketsiosis, complicación sepsis, micosis diseminadas.
    Neoplásicas
    • Leucemias mieloides.
    • Síndrome mielodisplásico.
    • Enfermedades mieloproliferativas.
    • Policitemia vera.
    Tóxico-metabólicas
    • Fármacos: litio, corticoides, beta agonistas.
    • Cocaína/anfetaminas.
    • Vacunas.
    • Gota.
    • Acidosis urémica/diabética.
    • Catecolaminas.

    Neutrofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Linfocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Eosinofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Monocitosis

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Basofilia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué actitud clínica hay que tener ante una leucocitosis?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 24/04/2024 16:38:32 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal