Fisterra

    Hipopituitarismo

    ¿De qué hablamos?


    El hipopituitarismo es el síndrome clínico que resulta de la hipofunción de la hipófisis anterior (adenohipófisis) y/o de la posterior (neurohipófisis). Puede deberse a la alteración de la glándula hipofisaria o del hipotálamo, pero en cualquiera de los dos casos se produce una disminución parcial o total de la secreción de una o varias hormonas hipofisarias, lo que conlleva la hipofunción de sus órganos diana. Así, el déficit de la hormona tirotropa (TSH) provoca hipotiroidismo sin bocio; el déficit de gonadotropinas (FSH y LH), hipogonadismo; el déficit de corticotropina (ACTH), hipoadrenalismo sin hiperpigmentación; el déficit de prolactina (PRL), imposibilidad para lactar en el postparto; y el déficit de hormona de crecimiento (GH), talla baja en niños y otras alteraciones en el adulto. El déficit de hormona antidiurética (ADH), segregada por la neurohipófisis, provoca diabetes insípida central.

    La prevalencia en población española se encuentra en 45,5 casos por 100.000 habitantes con una incidencia anual de 4,2 casos por 100.000 habitantes y aumento de ésta con la edad (Regal M, 2001).

    El hipopituitarismo puede deberse a distintas alteraciones orgánicas o funcionales de la glándula hipofisaria, alteraciones orgánicas o funcionales del hipotálamo o a alteraciones estructurales de la región paraselar (tabla 1).

    Las causas más frecuentes son tumores hipofisarios (61%), tumores no hipofisarios (9%), causas no tumorales (30%) incluyendo un 11% de causas idiopáticas (Regal M, 2001). Entre las causas hipotalámicas cabe destacar la hemorragia subaracnoidea y el traumatismo craneal severo (Schneider HJ, 2007).

    Tabla 1. Causas de hipopituitarismo.
    Alteración hipofisaria Neoplásica Tumores primarios Adenoma hipofisario.
    Craneofaringioma.
    Metástasis.
    Traumática Postcirugía.
    Postradioterapia Tumores hipofisarios.
    Tumores de cabeza y cuello.
    Accidental.
    Vascular.
    Necrosis isquémica Postparto (síndrome de Sheehan).
    Diabetes.
    Eclampsia.
    Apoplejía hipofisaria.
    Genéticas Mutaciones o delecciones de PIT-1; PROP-1; TPIT; HEXS1; LHX3; LHX4.
    Enfermedades inflamatorias o infiltrativas Alteraciones del desarrollo Aplasia, hipoplasia, ectopia.
    Quiste de la bolsa de Rathke.
    Quiste aracnoideo.
    Miscelánea Silla turca vacía.
    Idiopática.
    Familiar.
    Alteración hipotalámica Destrucción del tallo hipofisario.
    Traumática.
    Postcirugía.
    Compresión por un tumor o aneurisma.
    Afectación hipotalámica.
    Funcional Estrés.
    Malnutrición.
    Anorexia nerviosa.
    Enfermedad sistémica.
    Fármacos.
    Hormonas.
    Orgánico Malformaciones.
    Enfermedades inflamatorias/infiltrativas.
    Idiopática.
    Enfermedades extraselares Neoplasias paraselares.
    Trombosis del seno cavernoso.
    Aneurisma de la carótida interna.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Hipopituitarismo

    Fecha de revisión: 28/09/2016
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    El hipopituitarismo es el síndrome clínico que resulta de la hipofunción de la hipófisis anterior (adenohipófisis) y/o de la posterior (neurohipófisis). Puede deberse a la alteración de la glándula hipofisaria o del hipotálamo, pero en cualquiera de los dos casos se produce una disminución parcial o total de la secreción de una o varias hormonas hipofisarias, lo que conlleva la hipofunción de sus órganos diana. Así, el déficit de la hormona tirotropa (TSH) provoca hipotiroidismo sin bocio; el déficit de gonadotropinas (FSH y LH), hipogonadismo; el déficit de corticotropina (ACTH), hipoadrenalismo sin hiperpigmentación; el déficit de prolactina (PRL), imposibilidad para lactar en el postparto; y el déficit de hormona de crecimiento (GH), talla baja en niños y otras alteraciones en el adulto. El déficit de hormona antidiurética (ADH), segregada por la neurohipófisis, provoca diabetes insípida central.

    La prevalencia en población española se encuentra en 45,5 casos por 100.000 habitantes con una incidencia anual de 4,2 casos por 100.000 habitantes y aumento de ésta con la edad (Regal M, 2001).

    El hipopituitarismo puede deberse a distintas alteraciones orgánicas o funcionales de la glándula hipofisaria, alteraciones orgánicas o funcionales del hipotálamo o a alteraciones estructurales de la región paraselar (tabla 1).

    Las causas más frecuentes son tumores hipofisarios (61%), tumores no hipofisarios (9%), causas no tumorales (30%) incluyendo un 11% de causas idiopáticas (Regal M, 2001). Entre las causas hipotalámicas cabe destacar la hemorragia subaracnoidea y el traumatismo craneal severo (Schneider HJ, 2007).

    Tabla 1. Causas de hipopituitarismo.
    Alteración hipofisaria Neoplásica Tumores primarios Adenoma hipofisario.
    Craneofaringioma.
    Metástasis.
    Traumática Postcirugía.
    Postradioterapia Tumores hipofisarios.
    Tumores de cabeza y cuello.
    Accidental.
    Vascular.
    Necrosis isquémica Postparto (síndrome de Sheehan).
    Diabetes.
    Eclampsia.
    Apoplejía hipofisaria.
    Genéticas Mutaciones o delecciones de PIT-1; PROP-1; TPIT; HEXS1; LHX3; LHX4.
    Enfermedades inflamatorias o infiltrativas Alteraciones del desarrollo Aplasia, hipoplasia, ectopia.
    Quiste de la bolsa de Rathke.
    Quiste aracnoideo.
    Miscelánea Silla turca vacía.
    Idiopática.
    Familiar.
    Alteración hipotalámica Destrucción del tallo hipofisario.
    Traumática.
    Postcirugía.
    Compresión por un tumor o aneurisma.
    Afectación hipotalámica.
    Funcional Estrés.
    Malnutrición.
    Anorexia nerviosa.
    Enfermedad sistémica.
    Fármacos.
    Hormonas.
    Orgánico Malformaciones.
    Enfermedades inflamatorias/infiltrativas.
    Idiopática.
    Enfermedades extraselares Neoplasias paraselares.
    Trombosis del seno cavernoso.
    Aneurisma de la carótida interna.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Hipopituitarismo

    Fecha de revisión: 28/09/2016

    ¿De qué hablamos?


    El hipopituitarismo es el síndrome clínico que resulta de la hipofunción de la hipófisis anterior (adenohipófisis) y/o de la posterior (neurohipófisis). Puede deberse a la alteración de la glándula hipofisaria o del hipotálamo, pero en cualquiera de los dos casos se produce una disminución parcial o total de la secreción de una o varias hormonas hipofisarias, lo que conlleva la hipofunción de sus órganos diana. Así, el déficit de la hormona tirotropa (TSH) provoca hipotiroidismo sin bocio; el déficit de gonadotropinas (FSH y LH), hipogonadismo; el déficit de corticotropina (ACTH), hipoadrenalismo sin hiperpigmentación; el déficit de prolactina (PRL), imposibilidad para lactar en el postparto; y el déficit de hormona de crecimiento (GH), talla baja en niños y otras alteraciones en el adulto. El déficit de hormona antidiurética (ADH), segregada por la neurohipófisis, provoca diabetes insípida central.

    La prevalencia en población española se encuentra en 45,5 casos por 100.000 habitantes con una incidencia anual de 4,2 casos por 100.000 habitantes y aumento de ésta con la edad (Regal M, 2001).

    El hipopituitarismo puede deberse a distintas alteraciones orgánicas o funcionales de la glándula hipofisaria, alteraciones orgánicas o funcionales del hipotálamo o a alteraciones estructurales de la región paraselar (tabla 1).

    Las causas más frecuentes son tumores hipofisarios (61%), tumores no hipofisarios (9%), causas no tumorales (30%) incluyendo un 11% de causas idiopáticas (Regal M, 2001). Entre las causas hipotalámicas cabe destacar la hemorragia subaracnoidea y el traumatismo craneal severo (Schneider HJ, 2007).

    Tabla 1. Causas de hipopituitarismo.
    Alteración hipofisaria Neoplásica Tumores primarios Adenoma hipofisario.
    Craneofaringioma.
    Metástasis.
    Traumática Postcirugía.
    Postradioterapia Tumores hipofisarios.
    Tumores de cabeza y cuello.
    Accidental.
    Vascular.
    Necrosis isquémica Postparto (síndrome de Sheehan).
    Diabetes.
    Eclampsia.
    Apoplejía hipofisaria.
    Genéticas Mutaciones o delecciones de PIT-1; PROP-1; TPIT; HEXS1; LHX3; LHX4.
    Enfermedades inflamatorias o infiltrativas Alteraciones del desarrollo Aplasia, hipoplasia, ectopia.
    Quiste de la bolsa de Rathke.
    Quiste aracnoideo.
    Miscelánea Silla turca vacía.
    Idiopática.
    Familiar.
    Alteración hipotalámica Destrucción del tallo hipofisario.
    Traumática.
    Postcirugía.
    Compresión por un tumor o aneurisma.
    Afectación hipotalámica.
    Funcional Estrés.
    Malnutrición.
    Anorexia nerviosa.
    Enfermedad sistémica.
    Fármacos.
    Hormonas.
    Orgánico Malformaciones.
    Enfermedades inflamatorias/infiltrativas.
    Idiopática.
    Enfermedades extraselares Neoplasias paraselares.
    Trombosis del seno cavernoso.
    Aneurisma de la carótida interna.

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 30/09/2022 6:26:02 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal