Fisterra

    Hepatopatías propias de la gestación

    ¿De qué hablamos?


    Durante el embarazo normal se producen una serie de cambios fisiológicos que pueden originar alteraciones en las pruebas de función hepática y que carecen de significado patológico. Estas alteraciones fisiológicas hay que diferenciarlas de las verdaderas enfermedades hepáticas, que aparecen en torno al 3% de los embarazos (Ch’ng CL, 2002) y que producen desde alteraciones bioquímicas leves hasta insuficiencia hepática severa con repercusión en la morbimortalidad materna y fetal (Salmerón J, 2012).

    Durante la gestación se produce un aumento del volumen plasmático del 50%, sobre todo durante el 3º trimestre, pero el flujo sanguíneo hepático y el tamaño del hígado no se modifican. La vesícula biliar aumenta de tamaño y su motilidad disminuye, lo que favorece la colestasis (Joshi D, 2010; Salmerón J, 2012). Es frecuente la aparición de arañas vasculares y de eritema palmar debido al hiperestrogenismo del embarazo, signos que suelen desparecer tras el parto (Bacq Y, 2012).

    En la tabla 1 se recogen los cambios fisiológicos que pueden experimentar las pruebas hepáticas durante el embarazo. La mayoría de los parámetros bioquímicos permanecen en el rango normal, como las transaminasas, la bilirrubina y el tiempo de protrombina. El colesterol y los triglicéridos están aumentados. La fosfatasa alcalina aumenta sobre todo en el 3º trimestre, por la fosfatasa alcalina placentaria. Existe hipoalbuminemia debido a la hemodilución (Bacq Y, 2012).

    Tabla 1. Cambios fisiológicos en las pruebas hepáticas durante el embarazo.
    Parámetro Alteración durante la gestación
    Bilirrubina Sin cambios o ligeramente disminuida
    Transaminasas:
    GOT, GPT
    GGT

    Sin cambios
    Sin cambios o ligeramente disminuida
    Fosfatasa alcalina Aumenta de 2 a 4 veces valores normales
    Albumina Disminuye
    Tiempo de protrombina Sin cambios
    Fibrinógeno Aumenta
    Alfa-feto proteína Aumenta
    Colesterol Aumenta
    Triglicéridos Aumentan
    Hemoglobina Disminuye en el tercer trimestre
    Leucocitos Aumentan

    Dentro del concepto de hepatopatías propias o específicas de la gestación, que se caracterizan por aparecer durante el embarazo y desaparecer tras el parto, se incluyen las siguientes: la hiperemesis gravídica en el primer trimestre, la colestasis intrahepática y la toxemia gravídica a partir del segundo y el síndrome de Hellp y la esteatosis hepática aguda en el tercer trimestre. Pero no hay que olvidar que cualquier hepatopatía aguda (como las hepatitis víricas) puede coincidir y aparecer durante el embarazo, y que la mujer embarazada puede a su vez tener una hepatopatía crónica previa que puede agravarse o no por la gestación (Bellot García P, 2008).

    Hiperemesis gravídica

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Colestasis intrahepática del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Preeclampsia y eclampsia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Síndrome Hellp (Hemolysis, Elevated Liver enzymes, Low Platelets)

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Esteatosis hepática aguda del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Hepatopatías propias de la gestación

    Fecha de revisión: 12/04/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Durante el embarazo normal se producen una serie de cambios fisiológicos que pueden originar alteraciones en las pruebas de función hepática y que carecen de significado patológico. Estas alteraciones fisiológicas hay que diferenciarlas de las verdaderas enfermedades hepáticas, que aparecen en torno al 3% de los embarazos (Ch’ng CL, 2002) y que producen desde alteraciones bioquímicas leves hasta insuficiencia hepática severa con repercusión en la morbimortalidad materna y fetal (Salmerón J, 2012).

    Durante la gestación se produce un aumento del volumen plasmático del 50%, sobre todo durante el 3º trimestre, pero el flujo sanguíneo hepático y el tamaño del hígado no se modifican. La vesícula biliar aumenta de tamaño y su motilidad disminuye, lo que favorece la colestasis (Joshi D, 2010; Salmerón J, 2012). Es frecuente la aparición de arañas vasculares y de eritema palmar debido al hiperestrogenismo del embarazo, signos que suelen desparecer tras el parto (Bacq Y, 2012).

    En la tabla 1 se recogen los cambios fisiológicos que pueden experimentar las pruebas hepáticas durante el embarazo. La mayoría de los parámetros bioquímicos permanecen en el rango normal, como las transaminasas, la bilirrubina y el tiempo de protrombina. El colesterol y los triglicéridos están aumentados. La fosfatasa alcalina aumenta sobre todo en el 3º trimestre, por la fosfatasa alcalina placentaria. Existe hipoalbuminemia debido a la hemodilución (Bacq Y, 2012).

    Tabla 1. Cambios fisiológicos en las pruebas hepáticas durante el embarazo.
    Parámetro Alteración durante la gestación
    Bilirrubina Sin cambios o ligeramente disminuida
    Transaminasas:
    GOT, GPT
    GGT

    Sin cambios
    Sin cambios o ligeramente disminuida
    Fosfatasa alcalina Aumenta de 2 a 4 veces valores normales
    Albumina Disminuye
    Tiempo de protrombina Sin cambios
    Fibrinógeno Aumenta
    Alfa-feto proteína Aumenta
    Colesterol Aumenta
    Triglicéridos Aumentan
    Hemoglobina Disminuye en el tercer trimestre
    Leucocitos Aumentan

    Dentro del concepto de hepatopatías propias o específicas de la gestación, que se caracterizan por aparecer durante el embarazo y desaparecer tras el parto, se incluyen las siguientes: la hiperemesis gravídica en el primer trimestre, la colestasis intrahepática y la toxemia gravídica a partir del segundo y el síndrome de Hellp y la esteatosis hepática aguda en el tercer trimestre. Pero no hay que olvidar que cualquier hepatopatía aguda (como las hepatitis víricas) puede coincidir y aparecer durante el embarazo, y que la mujer embarazada puede a su vez tener una hepatopatía crónica previa que puede agravarse o no por la gestación (Bellot García P, 2008).

    Hiperemesis gravídica

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Colestasis intrahepática del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Preeclampsia y eclampsia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Síndrome Hellp (Hemolysis, Elevated Liver enzymes, Low Platelets)

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Esteatosis hepática aguda del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Hepatopatías propias de la gestación

    Fecha de revisión: 12/04/2017

    ¿De qué hablamos?


    Durante el embarazo normal se producen una serie de cambios fisiológicos que pueden originar alteraciones en las pruebas de función hepática y que carecen de significado patológico. Estas alteraciones fisiológicas hay que diferenciarlas de las verdaderas enfermedades hepáticas, que aparecen en torno al 3% de los embarazos (Ch’ng CL, 2002) y que producen desde alteraciones bioquímicas leves hasta insuficiencia hepática severa con repercusión en la morbimortalidad materna y fetal (Salmerón J, 2012).

    Durante la gestación se produce un aumento del volumen plasmático del 50%, sobre todo durante el 3º trimestre, pero el flujo sanguíneo hepático y el tamaño del hígado no se modifican. La vesícula biliar aumenta de tamaño y su motilidad disminuye, lo que favorece la colestasis (Joshi D, 2010; Salmerón J, 2012). Es frecuente la aparición de arañas vasculares y de eritema palmar debido al hiperestrogenismo del embarazo, signos que suelen desparecer tras el parto (Bacq Y, 2012).

    En la tabla 1 se recogen los cambios fisiológicos que pueden experimentar las pruebas hepáticas durante el embarazo. La mayoría de los parámetros bioquímicos permanecen en el rango normal, como las transaminasas, la bilirrubina y el tiempo de protrombina. El colesterol y los triglicéridos están aumentados. La fosfatasa alcalina aumenta sobre todo en el 3º trimestre, por la fosfatasa alcalina placentaria. Existe hipoalbuminemia debido a la hemodilución (Bacq Y, 2012).

    Tabla 1. Cambios fisiológicos en las pruebas hepáticas durante el embarazo.
    Parámetro Alteración durante la gestación
    Bilirrubina Sin cambios o ligeramente disminuida
    Transaminasas:
    GOT, GPT
    GGT

    Sin cambios
    Sin cambios o ligeramente disminuida
    Fosfatasa alcalina Aumenta de 2 a 4 veces valores normales
    Albumina Disminuye
    Tiempo de protrombina Sin cambios
    Fibrinógeno Aumenta
    Alfa-feto proteína Aumenta
    Colesterol Aumenta
    Triglicéridos Aumentan
    Hemoglobina Disminuye en el tercer trimestre
    Leucocitos Aumentan

    Dentro del concepto de hepatopatías propias o específicas de la gestación, que se caracterizan por aparecer durante el embarazo y desaparecer tras el parto, se incluyen las siguientes: la hiperemesis gravídica en el primer trimestre, la colestasis intrahepática y la toxemia gravídica a partir del segundo y el síndrome de Hellp y la esteatosis hepática aguda en el tercer trimestre. Pero no hay que olvidar que cualquier hepatopatía aguda (como las hepatitis víricas) puede coincidir y aparecer durante el embarazo, y que la mujer embarazada puede a su vez tener una hepatopatía crónica previa que puede agravarse o no por la gestación (Bellot García P, 2008).

    Hiperemesis gravídica

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Colestasis intrahepática del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Preeclampsia y eclampsia

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Síndrome Hellp (Hemolysis, Elevated Liver enzymes, Low Platelets)

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Esteatosis hepática aguda del embarazo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 27/09/2022 4:20:22 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal