Fisterra

    Hemorroides

    ¿De qué hablamos?


    Las hemorroides son consideradas la patología proctológica más frecuente y es uno de los trastornos más prevalentes de la población en general (Charles J, 2010). Además, son consideradas una de la causa más común de rectorragia en atención primaria (Alonso-Coello P, 2009).

    Su prevalencia, en general, es difícil de precisar, pues existen pacientes que por padecer síntomas leves, o bien por pudor, no consultan esta patología. Recientes estudios sugieren un aumento en los últimos años (Lohsiriwat V, 2015), y teniendo en cuenta la edad de la población estudiada, la prevalencia oscilaría entre el 4% y el 86% (Abramowitz L, 2010).

    En la actualidad, el concepto de hemorroides como varicosidades venosas se considera erróneo, pues están constituidas por arteriolas y venas con comunicaciones arteriovenosas, tejido conectivo y músculo liso. El plexo hemorroidal se sitúa a nivel del canal anal y su función no está claramente definida, pero parece estar en relación con el sellado del canal anal para mantener la continencia durante los períodos no defecatorios. Existen diferentes factores, algunos de ellos todavía hoy sin determinar, que provocan que dichas estructuras se inflamen y prolapsen a través del ano, o bien se erosionen provocando sangrado.

    El 40% de la población con hemorroides permanece asintomática (Riss S, 2012). Los síntomas más frecuentes son la rectorragia, el dolor y el prurito.

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es la clínica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Tratamiento del dolor postoperatorio

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Hemorroides

    Fecha de revisión: 24/01/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Las hemorroides son consideradas la patología proctológica más frecuente y es uno de los trastornos más prevalentes de la población en general (Charles J, 2010). Además, son consideradas una de la causa más común de rectorragia en atención primaria (Alonso-Coello P, 2009).

    Su prevalencia, en general, es difícil de precisar, pues existen pacientes que por padecer síntomas leves, o bien por pudor, no consultan esta patología. Recientes estudios sugieren un aumento en los últimos años (Lohsiriwat V, 2015), y teniendo en cuenta la edad de la población estudiada, la prevalencia oscilaría entre el 4% y el 86% (Abramowitz L, 2010).

    En la actualidad, el concepto de hemorroides como varicosidades venosas se considera erróneo, pues están constituidas por arteriolas y venas con comunicaciones arteriovenosas, tejido conectivo y músculo liso. El plexo hemorroidal se sitúa a nivel del canal anal y su función no está claramente definida, pero parece estar en relación con el sellado del canal anal para mantener la continencia durante los períodos no defecatorios. Existen diferentes factores, algunos de ellos todavía hoy sin determinar, que provocan que dichas estructuras se inflamen y prolapsen a través del ano, o bien se erosionen provocando sangrado.

    El 40% de la población con hemorroides permanece asintomática (Riss S, 2012). Los síntomas más frecuentes son la rectorragia, el dolor y el prurito.

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es la clínica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Tratamiento del dolor postoperatorio

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Hemorroides

    Fecha de revisión: 24/01/2017

    ¿De qué hablamos?


    Las hemorroides son consideradas la patología proctológica más frecuente y es uno de los trastornos más prevalentes de la población en general (Charles J, 2010). Además, son consideradas una de la causa más común de rectorragia en atención primaria (Alonso-Coello P, 2009).

    Su prevalencia, en general, es difícil de precisar, pues existen pacientes que por padecer síntomas leves, o bien por pudor, no consultan esta patología. Recientes estudios sugieren un aumento en los últimos años (Lohsiriwat V, 2015), y teniendo en cuenta la edad de la población estudiada, la prevalencia oscilaría entre el 4% y el 86% (Abramowitz L, 2010).

    En la actualidad, el concepto de hemorroides como varicosidades venosas se considera erróneo, pues están constituidas por arteriolas y venas con comunicaciones arteriovenosas, tejido conectivo y músculo liso. El plexo hemorroidal se sitúa a nivel del canal anal y su función no está claramente definida, pero parece estar en relación con el sellado del canal anal para mantener la continencia durante los períodos no defecatorios. Existen diferentes factores, algunos de ellos todavía hoy sin determinar, que provocan que dichas estructuras se inflamen y prolapsen a través del ano, o bien se erosionen provocando sangrado.

    El 40% de la población con hemorroides permanece asintomática (Riss S, 2012). Los síntomas más frecuentes son la rectorragia, el dolor y el prurito.

    ¿Cuáles son sus causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se clasifican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es la clínica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostican?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se tratan?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Tratamiento del dolor postoperatorio

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autora

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 08/08/2022 0:53:40 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal