Fisterra

    Fiebre de origen desconocido

    ¿De qué hablamos?


    La fiebre es una respuesta del organismo, mediada por citocinas, frente a un elevado número de causas, infecciosas y no infecciosas. La mayoría de los procesos febriles se resuelven antes de alcanzar un diagnóstico o son de un origen tan obvio que es posible instaurar un tratamiento específico con rapidez.

    Por eso, en la mayor parte de las ocasiones el síndrome febril se resuelve en menos de 1 semana (fiebre de corta duración). Por el contrario, cuando su duración alcanza las 3 semanas se denomina fiebre prolongada. El término fiebre de duración intermedia se refiere a aquellos casos con síndrome febril (≥38 °C) de más de 7 y menos de 28 días de evolución donde no se aprecia focalidad clínica evidente y que tras la realización de historia clínica, exploración física y estudios complementarios elementales permanecen sin diagnóstico (Bernabeu-Wittel M, 1999; Rojas-Marcos J, 2016).

    El término fiebre de origen desconocido (FOD) se reserva para aquella minoría de casos con fiebre prolongada y de más de 3 semanas de duración en los que no se consigue establecer un diagnóstico etiológico pese a realizarse un examen físico completo y diversos estudios complementarios.

    Esta definición no siempre se usa correctamente. Así, de forma errónea, en ocasiones se utiliza este término para designar casos con fiebre de corta duración sin foco evidente o bien fiebres prolongadas en los que todavía no se han realizado los estudios diagnósticos adecuados. Hemos de tener en cuenta que, para seguir el procedimiento, diagnóstico y terapéutico, correcto es necesario conocer si nuestro paciente tiene una verdadera FOD.

    ¿Cómo la definimos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su etiología?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Fiebre de origen desconocido

    Fecha de revisión: 20/07/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La fiebre es una respuesta del organismo, mediada por citocinas, frente a un elevado número de causas, infecciosas y no infecciosas. La mayoría de los procesos febriles se resuelven antes de alcanzar un diagnóstico o son de un origen tan obvio que es posible instaurar un tratamiento específico con rapidez.

    Por eso, en la mayor parte de las ocasiones el síndrome febril se resuelve en menos de 1 semana (fiebre de corta duración). Por el contrario, cuando su duración alcanza las 3 semanas se denomina fiebre prolongada. El término fiebre de duración intermedia se refiere a aquellos casos con síndrome febril (≥38 °C) de más de 7 y menos de 28 días de evolución donde no se aprecia focalidad clínica evidente y que tras la realización de historia clínica, exploración física y estudios complementarios elementales permanecen sin diagnóstico (Bernabeu-Wittel M, 1999; Rojas-Marcos J, 2016).

    El término fiebre de origen desconocido (FOD) se reserva para aquella minoría de casos con fiebre prolongada y de más de 3 semanas de duración en los que no se consigue establecer un diagnóstico etiológico pese a realizarse un examen físico completo y diversos estudios complementarios.

    Esta definición no siempre se usa correctamente. Así, de forma errónea, en ocasiones se utiliza este término para designar casos con fiebre de corta duración sin foco evidente o bien fiebres prolongadas en los que todavía no se han realizado los estudios diagnósticos adecuados. Hemos de tener en cuenta que, para seguir el procedimiento, diagnóstico y terapéutico, correcto es necesario conocer si nuestro paciente tiene una verdadera FOD.

    ¿Cómo la definimos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su etiología?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Fiebre de origen desconocido

    Fecha de revisión: 20/07/2017

    ¿De qué hablamos?


    La fiebre es una respuesta del organismo, mediada por citocinas, frente a un elevado número de causas, infecciosas y no infecciosas. La mayoría de los procesos febriles se resuelven antes de alcanzar un diagnóstico o son de un origen tan obvio que es posible instaurar un tratamiento específico con rapidez.

    Por eso, en la mayor parte de las ocasiones el síndrome febril se resuelve en menos de 1 semana (fiebre de corta duración). Por el contrario, cuando su duración alcanza las 3 semanas se denomina fiebre prolongada. El término fiebre de duración intermedia se refiere a aquellos casos con síndrome febril (≥38 °C) de más de 7 y menos de 28 días de evolución donde no se aprecia focalidad clínica evidente y que tras la realización de historia clínica, exploración física y estudios complementarios elementales permanecen sin diagnóstico (Bernabeu-Wittel M, 1999; Rojas-Marcos J, 2016).

    El término fiebre de origen desconocido (FOD) se reserva para aquella minoría de casos con fiebre prolongada y de más de 3 semanas de duración en los que no se consigue establecer un diagnóstico etiológico pese a realizarse un examen físico completo y diversos estudios complementarios.

    Esta definición no siempre se usa correctamente. Así, de forma errónea, en ocasiones se utiliza este término para designar casos con fiebre de corta duración sin foco evidente o bien fiebres prolongadas en los que todavía no se han realizado los estudios diagnósticos adecuados. Hemos de tener en cuenta que, para seguir el procedimiento, diagnóstico y terapéutico, correcto es necesario conocer si nuestro paciente tiene una verdadera FOD.

    ¿Cómo la definimos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es su etiología?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 02/12/2022 3:44:11 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal