Fisterra

    Enfermedad de Peyronie

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad de Peyronie (EP) es una enfermedad localizada del tejido conectivo que se caracteriza por la presencia de áreas de fibrosis en el cuerpo cavernoso del pene, generalmente en su cara dorsal, que pueden causar deformidad, dolor, trastornos funcionales y, consecuentemente, problemas emocionales y psicológicos. Su etiología es desconocida y fisiopatológicamente se considera un proceso de fibrosis de la túnica albugínea relacionado con los microtraumas producidos durante la actividad sexual con el pene erecto o semierecto y la lesión microvascular (Salonia A, 2022; Mulhall JP, 2003).

    Las comorbilidades y factores de riesgo asociados más frecuentes son: antecedentes familiares, diabetes, hipertensión, dislipemia, tabaquismo, disfunción eréctil, cardiopatía isquémica, abuso de alcohol, bajos niveles de testosterona, cirugía previa y contractura palmar de Dupuytren (Salonia A, 2022; Bella AJ, 2018; Chung E, 2016; Nehra A, 2015).

    No es un proceso raro. Su prevalencia en hombres adultos está entre un 3-9%, aunque en función de los criterios de definición, la población estudiada y las comorbilidades se encontraron rangos más amplios (0,5-20,3%). Tiene una asociación significativa con la edad, la hipertensión y la disfunción eréctil. Suele iniciarse entre los 55-60 años y la edad media está alrededor de los 70 años (Nehra A, 2015; Ralph D, 2010; Mulhall JP, 2004).

    La progresión de la enfermedad es muy variable, habitualmente en 2 fases. La primera es la fase aguda, inflamatoria activa, que puede estar asociada con erecciones dolorosas y un nódulo o placa palpable en la túnica del pene. La segunda es la fase fibrótica, con formación de placas duras palpables que pueden calcificarse y deformar el pene y mejoría o desaparición del dolor. Con el tiempo, puede empeorar o estabilizarse, pero raramente habrá mejoría espontánea. La coexistencia de diabetes mellitus, hipertensión arterial o dislipemia, parece relacionarse con peor pronóstico (Salonia A, 2022; Hellstrom WJ, 2009; Nehra A, 2015).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Enfermedad de Peyronie

    Fecha de revisión: 12/07/2022
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad de Peyronie (EP) es una enfermedad localizada del tejido conectivo que se caracteriza por la presencia de áreas de fibrosis en el cuerpo cavernoso del pene, generalmente en su cara dorsal, que pueden causar deformidad, dolor, trastornos funcionales y, consecuentemente, problemas emocionales y psicológicos. Su etiología es desconocida y fisiopatológicamente se considera un proceso de fibrosis de la túnica albugínea relacionado con los microtraumas producidos durante la actividad sexual con el pene erecto o semierecto y la lesión microvascular (Salonia A, 2022; Mulhall JP, 2003).

    Las comorbilidades y factores de riesgo asociados más frecuentes son: antecedentes familiares, diabetes, hipertensión, dislipemia, tabaquismo, disfunción eréctil, cardiopatía isquémica, abuso de alcohol, bajos niveles de testosterona, cirugía previa y contractura palmar de Dupuytren (Salonia A, 2022; Bella AJ, 2018; Chung E, 2016; Nehra A, 2015).

    No es un proceso raro. Su prevalencia en hombres adultos está entre un 3-9%, aunque en función de los criterios de definición, la población estudiada y las comorbilidades se encontraron rangos más amplios (0,5-20,3%). Tiene una asociación significativa con la edad, la hipertensión y la disfunción eréctil. Suele iniciarse entre los 55-60 años y la edad media está alrededor de los 70 años (Nehra A, 2015; Ralph D, 2010; Mulhall JP, 2004).

    La progresión de la enfermedad es muy variable, habitualmente en 2 fases. La primera es la fase aguda, inflamatoria activa, que puede estar asociada con erecciones dolorosas y un nódulo o placa palpable en la túnica del pene. La segunda es la fase fibrótica, con formación de placas duras palpables que pueden calcificarse y deformar el pene y mejoría o desaparición del dolor. Con el tiempo, puede empeorar o estabilizarse, pero raramente habrá mejoría espontánea. La coexistencia de diabetes mellitus, hipertensión arterial o dislipemia, parece relacionarse con peor pronóstico (Salonia A, 2022; Hellstrom WJ, 2009; Nehra A, 2015).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Enfermedad de Peyronie

    Fecha de revisión: 12/07/2022

    ¿De qué hablamos?


    La enfermedad de Peyronie (EP) es una enfermedad localizada del tejido conectivo que se caracteriza por la presencia de áreas de fibrosis en el cuerpo cavernoso del pene, generalmente en su cara dorsal, que pueden causar deformidad, dolor, trastornos funcionales y, consecuentemente, problemas emocionales y psicológicos. Su etiología es desconocida y fisiopatológicamente se considera un proceso de fibrosis de la túnica albugínea relacionado con los microtraumas producidos durante la actividad sexual con el pene erecto o semierecto y la lesión microvascular (Salonia A, 2022; Mulhall JP, 2003).

    Las comorbilidades y factores de riesgo asociados más frecuentes son: antecedentes familiares, diabetes, hipertensión, dislipemia, tabaquismo, disfunción eréctil, cardiopatía isquémica, abuso de alcohol, bajos niveles de testosterona, cirugía previa y contractura palmar de Dupuytren (Salonia A, 2022; Bella AJ, 2018; Chung E, 2016; Nehra A, 2015).

    No es un proceso raro. Su prevalencia en hombres adultos está entre un 3-9%, aunque en función de los criterios de definición, la población estudiada y las comorbilidades se encontraron rangos más amplios (0,5-20,3%). Tiene una asociación significativa con la edad, la hipertensión y la disfunción eréctil. Suele iniciarse entre los 55-60 años y la edad media está alrededor de los 70 años (Nehra A, 2015; Ralph D, 2010; Mulhall JP, 2004).

    La progresión de la enfermedad es muy variable, habitualmente en 2 fases. La primera es la fase aguda, inflamatoria activa, que puede estar asociada con erecciones dolorosas y un nódulo o placa palpable en la túnica del pene. La segunda es la fase fibrótica, con formación de placas duras palpables que pueden calcificarse y deformar el pene y mejoría o desaparición del dolor. Con el tiempo, puede empeorar o estabilizarse, pero raramente habrá mejoría espontánea. La coexistencia de diabetes mellitus, hipertensión arterial o dislipemia, parece relacionarse con peor pronóstico (Salonia A, 2022; Hellstrom WJ, 2009; Nehra A, 2015).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/09/2022 8:41:40 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal