Fisterra

    Enfermedad del nodo sinusal

    Conceptos preliminares


    Las estructuras que componen el llamado tejido específico de conducción (que más bien debería denominarse de excitación-conducción) son el nodo sinusal (NS), nodo auriculoventricular (NAV), haz de His y sus ramas, y las fibras de Purkinje. Se encargan de generar y conducir el estímulo eléctrico que desencadene la contracción coordinada de las cámaras cardíacas. Para desarrollar esta tarea de forma óptima, dos de sus propiedades electrofisiológicas principales son el automatismo y la diferente velocidad de conducción de sus fibras.

    Figura 1. Propiedades electrofisiológicas del tejido especializado.

    El automatismo es la propiedad que permite a algunas estructuras activarse espontáneamente. Las estructuras más altas de este tejido específico disponen de un automatismo mayor (nodo sinusal), de este modo se garantiza que la activación cardíaca se inicie por las aurículas y se continúe por los ventrículos. Las estructuras con menor automatismo tienen una frecuencia de descarga menor, por lo que, en condiciones normales, no compiten con el nodo sinusal. Sin embargo, en situaciones en que se presente un problema con la generación o la transmisión del impulso (bradicardia sinusal extrema, pausas sinusales o bloqueos auriculoventriculares), pueden recurrir a esta propiedad y funcionar como mecanismos de seguridad accesorios, constituyendo lo que se denominan latidos o ritmos de escape.

    El nodo sinusal, además, está inervado por los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, cuyo equilibrio permite una regulación precisa de la frecuencia de descarga para adaptarse a las condiciones cambiantes del medio.

    Conocidas las características del tejido específico de conducción, es fácil entender que los dos mecanismos que justifican los ritmos lentos pueden ser, o bien falla el automatismo intrínseco del nodo sinusal, o bien se afecta la integridad del tejido específico de conducción de forma que el estímulo no llega adecuadamente a los ventrículos.

    ¿Qué es la enfermedad del nodo sinusal?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Por qué se produce?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son las manifestaciones electrocardiográficas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el diagnóstico diferencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Enfermedad del nodo sinusal

    Fecha de revisión: 17/09/2021
    • Guía
    Índice de contenidos

    Conceptos preliminares


    Las estructuras que componen el llamado tejido específico de conducción (que más bien debería denominarse de excitación-conducción) son el nodo sinusal (NS), nodo auriculoventricular (NAV), haz de His y sus ramas, y las fibras de Purkinje. Se encargan de generar y conducir el estímulo eléctrico que desencadene la contracción coordinada de las cámaras cardíacas. Para desarrollar esta tarea de forma óptima, dos de sus propiedades electrofisiológicas principales son el automatismo y la diferente velocidad de conducción de sus fibras.

    Figura 1. Propiedades electrofisiológicas del tejido especializado.

    El automatismo es la propiedad que permite a algunas estructuras activarse espontáneamente. Las estructuras más altas de este tejido específico disponen de un automatismo mayor (nodo sinusal), de este modo se garantiza que la activación cardíaca se inicie por las aurículas y se continúe por los ventrículos. Las estructuras con menor automatismo tienen una frecuencia de descarga menor, por lo que, en condiciones normales, no compiten con el nodo sinusal. Sin embargo, en situaciones en que se presente un problema con la generación o la transmisión del impulso (bradicardia sinusal extrema, pausas sinusales o bloqueos auriculoventriculares), pueden recurrir a esta propiedad y funcionar como mecanismos de seguridad accesorios, constituyendo lo que se denominan latidos o ritmos de escape.

    El nodo sinusal, además, está inervado por los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, cuyo equilibrio permite una regulación precisa de la frecuencia de descarga para adaptarse a las condiciones cambiantes del medio.

    Conocidas las características del tejido específico de conducción, es fácil entender que los dos mecanismos que justifican los ritmos lentos pueden ser, o bien falla el automatismo intrínseco del nodo sinusal, o bien se afecta la integridad del tejido específico de conducción de forma que el estímulo no llega adecuadamente a los ventrículos.

    ¿Qué es la enfermedad del nodo sinusal?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Por qué se produce?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son las manifestaciones electrocardiográficas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el diagnóstico diferencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Enfermedad del nodo sinusal

    Fecha de revisión: 17/09/2021

    Conceptos preliminares


    Las estructuras que componen el llamado tejido específico de conducción (que más bien debería denominarse de excitación-conducción) son el nodo sinusal (NS), nodo auriculoventricular (NAV), haz de His y sus ramas, y las fibras de Purkinje. Se encargan de generar y conducir el estímulo eléctrico que desencadene la contracción coordinada de las cámaras cardíacas. Para desarrollar esta tarea de forma óptima, dos de sus propiedades electrofisiológicas principales son el automatismo y la diferente velocidad de conducción de sus fibras.

    Figura 1. Propiedades electrofisiológicas del tejido especializado.

    El automatismo es la propiedad que permite a algunas estructuras activarse espontáneamente. Las estructuras más altas de este tejido específico disponen de un automatismo mayor (nodo sinusal), de este modo se garantiza que la activación cardíaca se inicie por las aurículas y se continúe por los ventrículos. Las estructuras con menor automatismo tienen una frecuencia de descarga menor, por lo que, en condiciones normales, no compiten con el nodo sinusal. Sin embargo, en situaciones en que se presente un problema con la generación o la transmisión del impulso (bradicardia sinusal extrema, pausas sinusales o bloqueos auriculoventriculares), pueden recurrir a esta propiedad y funcionar como mecanismos de seguridad accesorios, constituyendo lo que se denominan latidos o ritmos de escape.

    El nodo sinusal, además, está inervado por los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, cuyo equilibrio permite una regulación precisa de la frecuencia de descarga para adaptarse a las condiciones cambiantes del medio.

    Conocidas las características del tejido específico de conducción, es fácil entender que los dos mecanismos que justifican los ritmos lentos pueden ser, o bien falla el automatismo intrínseco del nodo sinusal, o bien se afecta la integridad del tejido específico de conducción de forma que el estímulo no llega adecuadamente a los ventrículos.

    ¿Qué es la enfermedad del nodo sinusal?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Por qué se produce?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son las manifestaciones electrocardiográficas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el diagnóstico diferencial?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 27/09/2022 4:32:23 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal