Fisterra

    El llanto del bebé

    ¿Por qué es importante el llanto del bebé?


    El llanto es la forma que tiene el niño de comunicarse con el entorno: expresa su bienestar o disconfort, sus deseos y demandas. Estas pueden ser hambre, necesidad de atención o enfermedad.

    Un niño sano de 6 semanas de vida puede llorar cerca de 3 horas al día, sobre todo entre las 3 y las 11 de la noche, y disminuye a una hora al día a los 4 meses. El excesivo llanto tiene un pico a los 2 meses de edad con una prevalencia de 1,5% a 11,9%. Supone 1 de cada 400 visitas a un servicio de urgencias del cual el 13% vuelve a acudir a urgencias antes de 1 semana. Los padres están ansiosos, frustrados y con falta de sueño y esto, dificulta la evaluación del niño que llora.

    Las características del llanto son distintas en un niño sano y uno enfermo: varía el tono y la intensidad.

    El estudio de Poole encontró que el 61% de los niños tenían un motivo para el llanto. Un 5% tiene un problema serio de salud.

    Un estudio inglés estima que cuesta 108 millones de dólares este problema. Es una causa importante de ansiedad y estrés materno. Está relacionado con la depresión materna, además de contribuir con el cese de la lactancia materna. Altera la dinámica familiar y está implicado como factor desencadenante de la violencia física (Douglas P, 2011).

    Por estos motivos, son importantes las medidas preventivas y reconocer los niños con factores de riesgo (Akhnikh S, 2014):

    • Presentar durante el embarazo ansiedad y/o poco apoyo. Síntomas somáticos.
    • Padres con estrés o poco soporte social. Ansiedad, depresión u otros problemas psiquiátricos. Adicciones. Desempleo o problemas económicos.
    • Padres adolescentes.
    • Prematuros o pequeños para la edad gestacional.
    • Bebés con llanto especialmente alto y penetrante.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿En qué hay que pensar cuando un niño llora?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    El llanto del bebé

    Fecha de revisión: 15/02/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿Por qué es importante el llanto del bebé?


    El llanto es la forma que tiene el niño de comunicarse con el entorno: expresa su bienestar o disconfort, sus deseos y demandas. Estas pueden ser hambre, necesidad de atención o enfermedad.

    Un niño sano de 6 semanas de vida puede llorar cerca de 3 horas al día, sobre todo entre las 3 y las 11 de la noche, y disminuye a una hora al día a los 4 meses. El excesivo llanto tiene un pico a los 2 meses de edad con una prevalencia de 1,5% a 11,9%. Supone 1 de cada 400 visitas a un servicio de urgencias del cual el 13% vuelve a acudir a urgencias antes de 1 semana. Los padres están ansiosos, frustrados y con falta de sueño y esto, dificulta la evaluación del niño que llora.

    Las características del llanto son distintas en un niño sano y uno enfermo: varía el tono y la intensidad.

    El estudio de Poole encontró que el 61% de los niños tenían un motivo para el llanto. Un 5% tiene un problema serio de salud.

    Un estudio inglés estima que cuesta 108 millones de dólares este problema. Es una causa importante de ansiedad y estrés materno. Está relacionado con la depresión materna, además de contribuir con el cese de la lactancia materna. Altera la dinámica familiar y está implicado como factor desencadenante de la violencia física (Douglas P, 2011).

    Por estos motivos, son importantes las medidas preventivas y reconocer los niños con factores de riesgo (Akhnikh S, 2014):

    • Presentar durante el embarazo ansiedad y/o poco apoyo. Síntomas somáticos.
    • Padres con estrés o poco soporte social. Ansiedad, depresión u otros problemas psiquiátricos. Adicciones. Desempleo o problemas económicos.
    • Padres adolescentes.
    • Prematuros o pequeños para la edad gestacional.
    • Bebés con llanto especialmente alto y penetrante.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿En qué hay que pensar cuando un niño llora?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    El llanto del bebé

    Fecha de revisión: 15/02/2017

    ¿Por qué es importante el llanto del bebé?


    El llanto es la forma que tiene el niño de comunicarse con el entorno: expresa su bienestar o disconfort, sus deseos y demandas. Estas pueden ser hambre, necesidad de atención o enfermedad.

    Un niño sano de 6 semanas de vida puede llorar cerca de 3 horas al día, sobre todo entre las 3 y las 11 de la noche, y disminuye a una hora al día a los 4 meses. El excesivo llanto tiene un pico a los 2 meses de edad con una prevalencia de 1,5% a 11,9%. Supone 1 de cada 400 visitas a un servicio de urgencias del cual el 13% vuelve a acudir a urgencias antes de 1 semana. Los padres están ansiosos, frustrados y con falta de sueño y esto, dificulta la evaluación del niño que llora.

    Las características del llanto son distintas en un niño sano y uno enfermo: varía el tono y la intensidad.

    El estudio de Poole encontró que el 61% de los niños tenían un motivo para el llanto. Un 5% tiene un problema serio de salud.

    Un estudio inglés estima que cuesta 108 millones de dólares este problema. Es una causa importante de ansiedad y estrés materno. Está relacionado con la depresión materna, además de contribuir con el cese de la lactancia materna. Altera la dinámica familiar y está implicado como factor desencadenante de la violencia física (Douglas P, 2011).

    Por estos motivos, son importantes las medidas preventivas y reconocer los niños con factores de riesgo (Akhnikh S, 2014):

    • Presentar durante el embarazo ansiedad y/o poco apoyo. Síntomas somáticos.
    • Padres con estrés o poco soporte social. Ansiedad, depresión u otros problemas psiquiátricos. Adicciones. Desempleo o problemas económicos.
    • Padres adolescentes.
    • Prematuros o pequeños para la edad gestacional.
    • Bebés con llanto especialmente alto y penetrante.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿En qué hay que pensar cuando un niño llora?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 27/09/2022 3:50:30 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal