Fisterra

    Cuidados primarios de duelo

    ¿De qué hablamos?

    "Qué suerte tengo de tener algo que hace que decir adiós sea tan difícil".
    (W. Pooh)

    Definición

    El duelo es la respuesta adaptativa a una pérdida importante, única en cada individuo y momento, y cambiante a lo largo del tiempo. Es una de las experiencias más impactantes en la vida de una persona e incluye pensamientos, sentimientos, conductas y reacciones intensas y fisiológicas (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007; Meza EG, 2008).

    Comúnmente, la pérdida consiste en el fallecimiento de un ser querido, pero la reacción de duelo no se ciñe únicamente a esta realidad, pues hay otras situaciones vitales donde una persona debe pasar por un duelo: pérdida de facultades físicas o mentales, migración, ruptura de una relación, pérdida de empleo, muertes no reconocidas como la muerte perinatal, etc. Ser conscientes de ello ayuda a entender, contextualizar y no patologizar reacciones adaptativas a otro tipo de pérdidas (Carsí N, 2016; Meza EG, 2008).

    En el pasado, las redes familiares y comunitarias, que solían ser más extensas, cubrían la necesidad básica de acompañar en el proceso de duelo. Actualmente, la sociedad (sobre todo la occidental) puede ejercer el efecto contrario, forzando a la persona doliente a recuperarse enseguida, a distraerse, evitando así ese espacio para dolerse, por lo que cada vez se opta más por recurrir al equipo profesional sanitario (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007). Por eso, es importante que los profesionales sanitarios conozcan el proceso del duelo para ofrecer el apoyo adecuado, sin medicalizar, tratándolo como lo que es: una respuesta adaptativa y natural. La atención primaria es el nivel asistencial ideal para ello, dada su visión integral, accesibilidad y longitudinalidad, entre otras cuestiones.

    Impacto y comorbilidad

    Se estima que aproximadamente un 60% de la población ha perdido a alguien importante en su vida (Kersting A, 2011). Si a esto se le suman otros tipos de pérdidas, se puede afirmar que casi el 100% de las personas vivirán algún tipo de duelo en algún momento de su vida.

    Esto se traduce en una mayor demanda asistencial en atención primaria (un 80% más que los no dolientes), ya sea por los síntomas propios del duelo o por el aumento de la morbimortalidad que existe entre los dolientes, que sufren mayor riesgo de síntomas somáticos, empeoramiento de psicopatología de base, eventos cardiovasculares, cáncer, diabetes, etc., y mayor riesgo de muerte por todas las causas (Prior A, 2018; Stroebe M, 2007).

    Por todo ello, es importante reconocer el duelo, no patologizarlo, saber acompañar a la persona doliente para que el proceso transcurra sin complicaciones y estar al tanto de los datos de alarma, ante los que sí que habría que intervenir de una manera más activa.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Complicaciones del duelo y diagnóstico diferencial

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Cuidados primarios de duelo

    Fecha de revisión: 11/12/2023
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?

    "Qué suerte tengo de tener algo que hace que decir adiós sea tan difícil".
    (W. Pooh)

    Definición

    El duelo es la respuesta adaptativa a una pérdida importante, única en cada individuo y momento, y cambiante a lo largo del tiempo. Es una de las experiencias más impactantes en la vida de una persona e incluye pensamientos, sentimientos, conductas y reacciones intensas y fisiológicas (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007; Meza EG, 2008).

    Comúnmente, la pérdida consiste en el fallecimiento de un ser querido, pero la reacción de duelo no se ciñe únicamente a esta realidad, pues hay otras situaciones vitales donde una persona debe pasar por un duelo: pérdida de facultades físicas o mentales, migración, ruptura de una relación, pérdida de empleo, muertes no reconocidas como la muerte perinatal, etc. Ser conscientes de ello ayuda a entender, contextualizar y no patologizar reacciones adaptativas a otro tipo de pérdidas (Carsí N, 2016; Meza EG, 2008).

    En el pasado, las redes familiares y comunitarias, que solían ser más extensas, cubrían la necesidad básica de acompañar en el proceso de duelo. Actualmente, la sociedad (sobre todo la occidental) puede ejercer el efecto contrario, forzando a la persona doliente a recuperarse enseguida, a distraerse, evitando así ese espacio para dolerse, por lo que cada vez se opta más por recurrir al equipo profesional sanitario (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007). Por eso, es importante que los profesionales sanitarios conozcan el proceso del duelo para ofrecer el apoyo adecuado, sin medicalizar, tratándolo como lo que es: una respuesta adaptativa y natural. La atención primaria es el nivel asistencial ideal para ello, dada su visión integral, accesibilidad y longitudinalidad, entre otras cuestiones.

    Impacto y comorbilidad

    Se estima que aproximadamente un 60% de la población ha perdido a alguien importante en su vida (Kersting A, 2011). Si a esto se le suman otros tipos de pérdidas, se puede afirmar que casi el 100% de las personas vivirán algún tipo de duelo en algún momento de su vida.

    Esto se traduce en una mayor demanda asistencial en atención primaria (un 80% más que los no dolientes), ya sea por los síntomas propios del duelo o por el aumento de la morbimortalidad que existe entre los dolientes, que sufren mayor riesgo de síntomas somáticos, empeoramiento de psicopatología de base, eventos cardiovasculares, cáncer, diabetes, etc., y mayor riesgo de muerte por todas las causas (Prior A, 2018; Stroebe M, 2007).

    Por todo ello, es importante reconocer el duelo, no patologizarlo, saber acompañar a la persona doliente para que el proceso transcurra sin complicaciones y estar al tanto de los datos de alarma, ante los que sí que habría que intervenir de una manera más activa.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Complicaciones del duelo y diagnóstico diferencial

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Cuidados primarios de duelo

    Fecha de revisión: 11/12/2023

    ¿De qué hablamos?

    "Qué suerte tengo de tener algo que hace que decir adiós sea tan difícil".
    (W. Pooh)

    Definición

    El duelo es la respuesta adaptativa a una pérdida importante, única en cada individuo y momento, y cambiante a lo largo del tiempo. Es una de las experiencias más impactantes en la vida de una persona e incluye pensamientos, sentimientos, conductas y reacciones intensas y fisiológicas (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007; Meza EG, 2008).

    Comúnmente, la pérdida consiste en el fallecimiento de un ser querido, pero la reacción de duelo no se ciñe únicamente a esta realidad, pues hay otras situaciones vitales donde una persona debe pasar por un duelo: pérdida de facultades físicas o mentales, migración, ruptura de una relación, pérdida de empleo, muertes no reconocidas como la muerte perinatal, etc. Ser conscientes de ello ayuda a entender, contextualizar y no patologizar reacciones adaptativas a otro tipo de pérdidas (Carsí N, 2016; Meza EG, 2008).

    En el pasado, las redes familiares y comunitarias, que solían ser más extensas, cubrían la necesidad básica de acompañar en el proceso de duelo. Actualmente, la sociedad (sobre todo la occidental) puede ejercer el efecto contrario, forzando a la persona doliente a recuperarse enseguida, a distraerse, evitando así ese espacio para dolerse, por lo que cada vez se opta más por recurrir al equipo profesional sanitario (Bravo M, 2007; Cabodevilla I, 2007). Por eso, es importante que los profesionales sanitarios conozcan el proceso del duelo para ofrecer el apoyo adecuado, sin medicalizar, tratándolo como lo que es: una respuesta adaptativa y natural. La atención primaria es el nivel asistencial ideal para ello, dada su visión integral, accesibilidad y longitudinalidad, entre otras cuestiones.

    Impacto y comorbilidad

    Se estima que aproximadamente un 60% de la población ha perdido a alguien importante en su vida (Kersting A, 2011). Si a esto se le suman otros tipos de pérdidas, se puede afirmar que casi el 100% de las personas vivirán algún tipo de duelo en algún momento de su vida.

    Esto se traduce en una mayor demanda asistencial en atención primaria (un 80% más que los no dolientes), ya sea por los síntomas propios del duelo o por el aumento de la morbimortalidad que existe entre los dolientes, que sufren mayor riesgo de síntomas somáticos, empeoramiento de psicopatología de base, eventos cardiovasculares, cáncer, diabetes, etc., y mayor riesgo de muerte por todas las causas (Prior A, 2018; Stroebe M, 2007).

    Por todo ello, es importante reconocer el duelo, no patologizarlo, saber acompañar a la persona doliente para que el proceso transcurra sin complicaciones y estar al tanto de los datos de alarma, ante los que sí que habría que intervenir de una manera más activa.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Complicaciones del duelo y diagnóstico diferencial

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 22/02/2024 18:15:40 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal