Fisterra

    Crisis de pánico

    ¿De qué hablamos?


    Enfermedad cuya principal manifestación es la aparición brusca, sin claro desencadenante, inesperada, y con frecuencia desbordante, de un sentimiento de terror y aprensión (miedo a morir, enloquecer o enfermar gravemente) acompañado de síntomas somáticos como disnea, palpitaciones y vahídos (Herr NR, 2014).

    Los síntomas de las crisis suelen alcanzar un máximo de intensidad en menos de 10 minutos, resolviéndose en 20-30 minutos (Herr NR, 2014; Saeed SA, 1998; Vanin JR, 1999).

    Según su reiteración en el tiempo se puede hablar de "crisis de pánico", que es un episodio puntual, que puede aparecer de forma aislada y secundario a una situación estresante, o "trastorno de pánico", cuando estas crisis de pánico se producen de forma recurrente e inesperada y hay constante miedo a sufrir otro ataque. Estas crisis, al repetirse periódicamente, ocasionan en el paciente una gran limitación en el desarrollo de sus actividades diarias por el miedo a padecer un nuevo episodio, creando una ansiedad anticipatoria (Locke AB, 2015; Victor I, 2006; Herr NR, 2014).

    Muchos de estos pacientes presentan, además de los episodios agudos de pánico, un síndrome de agorafobia, presencia de múltiples y variados temores centrados fundamentalmente alrededor de tres aspectos: miedo a abandonar el hogar, miedo a quedarse solo o miedo a encontrarse lejos del hogar. Se trata de situaciones en las que se sienten atrapados, molestos o indefensos. Estas situaciones se evitan por miedo a que aparezca una crisis de angustia, lo que lleva a limitar cada vez más sus actividades. No obstante, también se tiende a diagnosticar la agorafobia como entidad clínica en sí misma, pudiéndose recurrir a ella como entidad diagnóstica aún en ausencia de crisis de angustia (Agorafobia sin trastorno de pánico-F40.00).

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿A quién afecta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo lo diagnosticamos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Crisis de pánico

    Fecha de revisión: 12/12/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Enfermedad cuya principal manifestación es la aparición brusca, sin claro desencadenante, inesperada, y con frecuencia desbordante, de un sentimiento de terror y aprensión (miedo a morir, enloquecer o enfermar gravemente) acompañado de síntomas somáticos como disnea, palpitaciones y vahídos (Herr NR, 2014).

    Los síntomas de las crisis suelen alcanzar un máximo de intensidad en menos de 10 minutos, resolviéndose en 20-30 minutos (Herr NR, 2014; Saeed SA, 1998; Vanin JR, 1999).

    Según su reiteración en el tiempo se puede hablar de "crisis de pánico", que es un episodio puntual, que puede aparecer de forma aislada y secundario a una situación estresante, o "trastorno de pánico", cuando estas crisis de pánico se producen de forma recurrente e inesperada y hay constante miedo a sufrir otro ataque. Estas crisis, al repetirse periódicamente, ocasionan en el paciente una gran limitación en el desarrollo de sus actividades diarias por el miedo a padecer un nuevo episodio, creando una ansiedad anticipatoria (Locke AB, 2015; Victor I, 2006; Herr NR, 2014).

    Muchos de estos pacientes presentan, además de los episodios agudos de pánico, un síndrome de agorafobia, presencia de múltiples y variados temores centrados fundamentalmente alrededor de tres aspectos: miedo a abandonar el hogar, miedo a quedarse solo o miedo a encontrarse lejos del hogar. Se trata de situaciones en las que se sienten atrapados, molestos o indefensos. Estas situaciones se evitan por miedo a que aparezca una crisis de angustia, lo que lleva a limitar cada vez más sus actividades. No obstante, también se tiende a diagnosticar la agorafobia como entidad clínica en sí misma, pudiéndose recurrir a ella como entidad diagnóstica aún en ausencia de crisis de angustia (Agorafobia sin trastorno de pánico-F40.00).

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿A quién afecta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo lo diagnosticamos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Crisis de pánico

    Fecha de revisión: 12/12/2019

    ¿De qué hablamos?


    Enfermedad cuya principal manifestación es la aparición brusca, sin claro desencadenante, inesperada, y con frecuencia desbordante, de un sentimiento de terror y aprensión (miedo a morir, enloquecer o enfermar gravemente) acompañado de síntomas somáticos como disnea, palpitaciones y vahídos (Herr NR, 2014).

    Los síntomas de las crisis suelen alcanzar un máximo de intensidad en menos de 10 minutos, resolviéndose en 20-30 minutos (Herr NR, 2014; Saeed SA, 1998; Vanin JR, 1999).

    Según su reiteración en el tiempo se puede hablar de "crisis de pánico", que es un episodio puntual, que puede aparecer de forma aislada y secundario a una situación estresante, o "trastorno de pánico", cuando estas crisis de pánico se producen de forma recurrente e inesperada y hay constante miedo a sufrir otro ataque. Estas crisis, al repetirse periódicamente, ocasionan en el paciente una gran limitación en el desarrollo de sus actividades diarias por el miedo a padecer un nuevo episodio, creando una ansiedad anticipatoria (Locke AB, 2015; Victor I, 2006; Herr NR, 2014).

    Muchos de estos pacientes presentan, además de los episodios agudos de pánico, un síndrome de agorafobia, presencia de múltiples y variados temores centrados fundamentalmente alrededor de tres aspectos: miedo a abandonar el hogar, miedo a quedarse solo o miedo a encontrarse lejos del hogar. Se trata de situaciones en las que se sienten atrapados, molestos o indefensos. Estas situaciones se evitan por miedo a que aparezca una crisis de angustia, lo que lleva a limitar cada vez más sus actividades. No obstante, también se tiende a diagnosticar la agorafobia como entidad clínica en sí misma, pudiéndose recurrir a ella como entidad diagnóstica aún en ausencia de crisis de angustia (Agorafobia sin trastorno de pánico-F40.00).

    ¿Cuál es su causa?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿A quién afecta?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo lo diagnosticamos?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 02/10/2022 7:19:23 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal