Fisterra

    Cirugía bariátrica: seguimiento tras la intervención

    Introducción


    La obesidad mórbida es un problema grave de salud que asocia importantes comorbilidades y disminuye la supervivencia de los pacientes que la sufren. La prevalencia de obesidad ha aumentado, según la OMS en el mundo hay aproximadamente 500 millones de obesos adultos (Lim RB, 2018). Según la encuesta nacional de salud, la prevalencia de obesidad en España ha pasado del 7,4 al 17,4% en 30 años, periodo de 1987-2017 (Encuesta Nacional de Salud, 2017). Estas cifras nos sitúan a la cabeza dentro de la Unión Europea (Sánchez-Santos R, 2013).

    Según el estudio ENRICA (Guallar-Castillón P, 2010) la prevalencia de obesidad mórbida ha aumentado un 200% de forma que existen un 5-8% de pacientes con un IMC >35 y un 1% con IMC >40. Como consecuencia, el número de intervenciones de cirugía bariátrica que se realizan en España ha aumentado, alcanzando la cifra de 6.000-7.000 intervenciones al año. Se dan más de 600.000 intervenciones anualmente en todo el mundo (Lim RB, 2018). De esta forma los médicos de atención primaria cada vez atendemos a más pacientes que se han sometido a dicha cirugía.

    Está ampliamente aceptada la indicación de realizar cirugía bariátrica en pacientes con IMC >40 y en pacientes con IMC >35 asociado a una comorbilidad significativas. Puede estar indicado en pacientes con IMC >30 que asocie una comorbilidad significativa o diabetes mellitus tipo 2 (DynaMed Plus, 2018; Lim RB, 2018). En pacientes con diabetes tipo 2 y un IMC inferior a 35, la cirugía bariátrica podría producir a corto plazo una remisión de la diabetes y una concentración más baja de HbA1c en comparación con el tratamiento farmacológico, pero se necesitan estudios de mayor duración para valorar la efectividad y seguridad de dicha indicación (Colquitt J, 2014; Giske L, 2018).

    A los cinco años de seguimiento, las cirugías bariátricas conducen a una reducción estadísticamente significativa del peso, de la circunferencia de la cintura y del índice de masa corporal (CADTH, 2016). Es una técnica eficaz para la pérdida de peso sostenida en obesos mórbidos y presenta mayor pérdida de peso en comparación con las intervenciones no quirúrgicas independientemente del tipo de procedimiento utilizado (Telem D, 2018).

    Reduce la mortalidad en un 31-40% (menor tasa de mortalidad en comparación a intervenciones no quirúrgicas), aumenta la supervivencia y puede mejorar comorbilidades asociadas a la obesidad, tales como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, síndrome de apnea ortopnea del sueño e hígado graso (DynaMed Plus, 2018; Colquitt J, 2014; Lim RB, 2018).

    Para el estudio de análisis de coste-beneficio y el ahorro de costes a largo plazo se enfrenta el ahorro de las morbilidades e intervenciones derivadas de la obesidad con el coste de la intervención y la hospitalización. Parece que la cirugía bariátrica es más rentable que el tratamiento convencional en pacientes con obesidad mórbida en un horizonte de vida útil. A pesar de los altos costos de los pacientes hospitalizados a los 15 años con cirugía, no hubo diferencias en los costos totales de atención de salud en el subgrupo de pacientes con diabetes (CADTH, 2016). En algunos estudios se ha comprobado ahorro a corto plazo (Telem D, 2018). En un metaanálisis publicado en 2018 (Avenell A, 2018) realizaron una simulación de predicción de costos, resultados y rentabilidad de la cirugía de bypass gástrico en Y de Roux y los programas de control de peso y de estilo de vida más efectivos en el NSH durante 30 años, en comparación con tendencias actuales de la obesidad en la población del Reino Unido, las intervenciones fueron rentables. Según un artículo de análisis coste-beneficio publicado en 2013, es una de las intervenciones más rentables del Sistema Nacional de Salud (Sánchez-Santos R, 2013).

    Tipos de intervención

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Complicaciones tempranas y tardías

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Seguimiento en atención primaria

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Cirugía bariátrica: seguimiento tras la intervención

    Fecha de revisión: 22/01/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    Introducción


    La obesidad mórbida es un problema grave de salud que asocia importantes comorbilidades y disminuye la supervivencia de los pacientes que la sufren. La prevalencia de obesidad ha aumentado, según la OMS en el mundo hay aproximadamente 500 millones de obesos adultos (Lim RB, 2018). Según la encuesta nacional de salud, la prevalencia de obesidad en España ha pasado del 7,4 al 17,4% en 30 años, periodo de 1987-2017 (Encuesta Nacional de Salud, 2017). Estas cifras nos sitúan a la cabeza dentro de la Unión Europea (Sánchez-Santos R, 2013).

    Según el estudio ENRICA (Guallar-Castillón P, 2010) la prevalencia de obesidad mórbida ha aumentado un 200% de forma que existen un 5-8% de pacientes con un IMC >35 y un 1% con IMC >40. Como consecuencia, el número de intervenciones de cirugía bariátrica que se realizan en España ha aumentado, alcanzando la cifra de 6.000-7.000 intervenciones al año. Se dan más de 600.000 intervenciones anualmente en todo el mundo (Lim RB, 2018). De esta forma los médicos de atención primaria cada vez atendemos a más pacientes que se han sometido a dicha cirugía.

    Está ampliamente aceptada la indicación de realizar cirugía bariátrica en pacientes con IMC >40 y en pacientes con IMC >35 asociado a una comorbilidad significativas. Puede estar indicado en pacientes con IMC >30 que asocie una comorbilidad significativa o diabetes mellitus tipo 2 (DynaMed Plus, 2018; Lim RB, 2018). En pacientes con diabetes tipo 2 y un IMC inferior a 35, la cirugía bariátrica podría producir a corto plazo una remisión de la diabetes y una concentración más baja de HbA1c en comparación con el tratamiento farmacológico, pero se necesitan estudios de mayor duración para valorar la efectividad y seguridad de dicha indicación (Colquitt J, 2014; Giske L, 2018).

    A los cinco años de seguimiento, las cirugías bariátricas conducen a una reducción estadísticamente significativa del peso, de la circunferencia de la cintura y del índice de masa corporal (CADTH, 2016). Es una técnica eficaz para la pérdida de peso sostenida en obesos mórbidos y presenta mayor pérdida de peso en comparación con las intervenciones no quirúrgicas independientemente del tipo de procedimiento utilizado (Telem D, 2018).

    Reduce la mortalidad en un 31-40% (menor tasa de mortalidad en comparación a intervenciones no quirúrgicas), aumenta la supervivencia y puede mejorar comorbilidades asociadas a la obesidad, tales como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, síndrome de apnea ortopnea del sueño e hígado graso (DynaMed Plus, 2018; Colquitt J, 2014; Lim RB, 2018).

    Para el estudio de análisis de coste-beneficio y el ahorro de costes a largo plazo se enfrenta el ahorro de las morbilidades e intervenciones derivadas de la obesidad con el coste de la intervención y la hospitalización. Parece que la cirugía bariátrica es más rentable que el tratamiento convencional en pacientes con obesidad mórbida en un horizonte de vida útil. A pesar de los altos costos de los pacientes hospitalizados a los 15 años con cirugía, no hubo diferencias en los costos totales de atención de salud en el subgrupo de pacientes con diabetes (CADTH, 2016). En algunos estudios se ha comprobado ahorro a corto plazo (Telem D, 2018). En un metaanálisis publicado en 2018 (Avenell A, 2018) realizaron una simulación de predicción de costos, resultados y rentabilidad de la cirugía de bypass gástrico en Y de Roux y los programas de control de peso y de estilo de vida más efectivos en el NSH durante 30 años, en comparación con tendencias actuales de la obesidad en la población del Reino Unido, las intervenciones fueron rentables. Según un artículo de análisis coste-beneficio publicado en 2013, es una de las intervenciones más rentables del Sistema Nacional de Salud (Sánchez-Santos R, 2013).

    Tipos de intervención

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Complicaciones tempranas y tardías

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Seguimiento en atención primaria

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal