Fisterra

    Cefalea tensional

    ¿De qué hablamos?


    La cefalea tensional (CT) es un tipo de cefalea primaria caracterizada clínicamente por dolor de carácter opresivo-punzante, bilateral, de intensidad leve-moderada, habitualmente descrito como una banda desde frente a occipucio (Millea PJ, 2002).

    La CT es el principal motivo de consulta en neurología y la consulta neurológica más frecuente en el ámbito de la atención primaria. Ha sido considerada durante mucho tiempo la cefalea primaria más común y se estima una prevalencia general del 62%, aunque existen grandes variaciones (Stovner LJ, 2008). En el registro danés de gemelos se evaluó la prevalencia de CT en un año, tanto la forma episódica infrecuente (63%), como la episódica frecuente (21%) y la crónica (0,9%); poniendo de relieve la importante carga de la enfermedad (Russell MB, 2006). Los estudios demuestran una mayor frecuencia en el intervalo etario entre los 20-64 años (Stovner LJ, 2022).

    Pese a la elevada prevalencia, la etiología de la cefalea tensional apenas se conoce. Se considera que su patogenia es multifactorial y los mecanismos que causan el dolor pueden ser muy variables tanto entre individuos como en distintos momentos de la historia de la enfermedad de un mismo paciente (Bendtsen L, 2000).

    Existen factores genéticos implicados, ya que el riesgo de padecer CT crónica es más elevado en familiares de primer grado y los estudios demuestran una gran concordancia entre gemelos monocigotos en la CT episódica frecuente (Russell MB, 1999). Por otro lado, el estrés y la tensión son elementos desencadenantes de los episodios de CT, y la patología depresiva y ansiosa se ha asociado a las formas crónicas de la enfermedad (Cathcart S, 2010).

    La cefalea tensional se divide fundamentalmente en dos tipos: episódica y crónica, que pueden diferenciarse en los mecanismos fisiopatológicos responsables, dado que, aunque hace años se entendía como una condición de carácter psicógeno, cada vez más estudios ponen de relieve la existencia de una base neurobiológica. En la CT episódica existe una activación periférica y la sensibilización de los receptores nociceptivos, lo que provoca una mayor sensibilidad muscular (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 2010). En cambio, en la CT crónica los estímulos nociceptivos mantenidos sobre estos tejidos miofasciales pericraneales acaban determinando la sensibilización de las vías centrales implicadas en la transmisión del dolor (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 1996), de tal modo que señales aferentes, que en circunstancias normales no resultan en dolor, son malinterpretadas como estímulos nociceptivos.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Cefalea tensional

    Fecha de revisión: 19/12/2023
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La cefalea tensional (CT) es un tipo de cefalea primaria caracterizada clínicamente por dolor de carácter opresivo-punzante, bilateral, de intensidad leve-moderada, habitualmente descrito como una banda desde frente a occipucio (Millea PJ, 2002).

    La CT es el principal motivo de consulta en neurología y la consulta neurológica más frecuente en el ámbito de la atención primaria. Ha sido considerada durante mucho tiempo la cefalea primaria más común y se estima una prevalencia general del 62%, aunque existen grandes variaciones (Stovner LJ, 2008). En el registro danés de gemelos se evaluó la prevalencia de CT en un año, tanto la forma episódica infrecuente (63%), como la episódica frecuente (21%) y la crónica (0,9%); poniendo de relieve la importante carga de la enfermedad (Russell MB, 2006). Los estudios demuestran una mayor frecuencia en el intervalo etario entre los 20-64 años (Stovner LJ, 2022).

    Pese a la elevada prevalencia, la etiología de la cefalea tensional apenas se conoce. Se considera que su patogenia es multifactorial y los mecanismos que causan el dolor pueden ser muy variables tanto entre individuos como en distintos momentos de la historia de la enfermedad de un mismo paciente (Bendtsen L, 2000).

    Existen factores genéticos implicados, ya que el riesgo de padecer CT crónica es más elevado en familiares de primer grado y los estudios demuestran una gran concordancia entre gemelos monocigotos en la CT episódica frecuente (Russell MB, 1999). Por otro lado, el estrés y la tensión son elementos desencadenantes de los episodios de CT, y la patología depresiva y ansiosa se ha asociado a las formas crónicas de la enfermedad (Cathcart S, 2010).

    La cefalea tensional se divide fundamentalmente en dos tipos: episódica y crónica, que pueden diferenciarse en los mecanismos fisiopatológicos responsables, dado que, aunque hace años se entendía como una condición de carácter psicógeno, cada vez más estudios ponen de relieve la existencia de una base neurobiológica. En la CT episódica existe una activación periférica y la sensibilización de los receptores nociceptivos, lo que provoca una mayor sensibilidad muscular (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 2010). En cambio, en la CT crónica los estímulos nociceptivos mantenidos sobre estos tejidos miofasciales pericraneales acaban determinando la sensibilización de las vías centrales implicadas en la transmisión del dolor (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 1996), de tal modo que señales aferentes, que en circunstancias normales no resultan en dolor, son malinterpretadas como estímulos nociceptivos.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Cefalea tensional

    Fecha de revisión: 19/12/2023

    ¿De qué hablamos?


    La cefalea tensional (CT) es un tipo de cefalea primaria caracterizada clínicamente por dolor de carácter opresivo-punzante, bilateral, de intensidad leve-moderada, habitualmente descrito como una banda desde frente a occipucio (Millea PJ, 2002).

    La CT es el principal motivo de consulta en neurología y la consulta neurológica más frecuente en el ámbito de la atención primaria. Ha sido considerada durante mucho tiempo la cefalea primaria más común y se estima una prevalencia general del 62%, aunque existen grandes variaciones (Stovner LJ, 2008). En el registro danés de gemelos se evaluó la prevalencia de CT en un año, tanto la forma episódica infrecuente (63%), como la episódica frecuente (21%) y la crónica (0,9%); poniendo de relieve la importante carga de la enfermedad (Russell MB, 2006). Los estudios demuestran una mayor frecuencia en el intervalo etario entre los 20-64 años (Stovner LJ, 2022).

    Pese a la elevada prevalencia, la etiología de la cefalea tensional apenas se conoce. Se considera que su patogenia es multifactorial y los mecanismos que causan el dolor pueden ser muy variables tanto entre individuos como en distintos momentos de la historia de la enfermedad de un mismo paciente (Bendtsen L, 2000).

    Existen factores genéticos implicados, ya que el riesgo de padecer CT crónica es más elevado en familiares de primer grado y los estudios demuestran una gran concordancia entre gemelos monocigotos en la CT episódica frecuente (Russell MB, 1999). Por otro lado, el estrés y la tensión son elementos desencadenantes de los episodios de CT, y la patología depresiva y ansiosa se ha asociado a las formas crónicas de la enfermedad (Cathcart S, 2010).

    La cefalea tensional se divide fundamentalmente en dos tipos: episódica y crónica, que pueden diferenciarse en los mecanismos fisiopatológicos responsables, dado que, aunque hace años se entendía como una condición de carácter psicógeno, cada vez más estudios ponen de relieve la existencia de una base neurobiológica. En la CT episódica existe una activación periférica y la sensibilización de los receptores nociceptivos, lo que provoca una mayor sensibilidad muscular (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 2010). En cambio, en la CT crónica los estímulos nociceptivos mantenidos sobre estos tejidos miofasciales pericraneales acaban determinando la sensibilización de las vías centrales implicadas en la transmisión del dolor (Jensen R, 2003; Bendtsen L, 1996), de tal modo que señales aferentes, que en circunstancias normales no resultan en dolor, son malinterpretadas como estímulos nociceptivos.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Algoritmo de manejo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 24/04/2024 11:53:34 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal