Fisterra

    Catarata

    ¿De qué hablamos?


    Catarata es la opacificación de alguna zona del cristalino; si está localizada en el centro del eje visual produce disminución de visión. Es la causa del 47% de los casos de ceguera en el mundo.

    El cristalino es una estructura avascular formada por fibras densamente comprimidas, envueltas en la cápsula que las originó (cápsulas anterior y posterior). Las fibras centrales, compactadas, forman el núcleo quirúrgico.

    La edad es el factor de riesgo más importante para sufrir cataratas y la catarata senil es la más frecuente (Allen D, 2005).

    La catarata congénita tiene una frecuencia aproximada de 1-15/10.000 y supone el 20% de casos de ceguera infantil (Honrubia F, 2005). Puede ser idiopática, aunque en las 2/3 partes de casos se asocia a un problema conocido: infección vírica materna durante el 1º trimestre (rubéola sobre todo) o alteraciones hereditarias.

    La catarata también puede deberse a (Pau H, 1990; Kanski JJ, 1995; Allen D, 2006):

    • Traumatismos penetrantes, contusos (subcapsular anterior), radiaciones (sopladores de vidrio).
    • Causas metabólicas: diabetes mellitus (la más frecuente, punteado blanco en copo de nieve, nuclear) galactosemia (primeros meses de vida), hipocalcemia del hipoparatiroidismo (punteado blanquecino o acristalado), manosidosis, enfermedad de Fabry, enfermedad de Wilson. En países pobres: malnutrición, deshidratación aguda, exposición excesiva a rayos ultravioleta.
    • Tabaquismo, en relación con la aparición y progresión de catarata nuclear y subcapsular posterior, aumentando el riesgo potencial si se asocia a tasas elevadas de alcohol (catarata cortical) o a transgresiones nutricionales.
    • Medicamentos: corticoesteroides (el más frecuente), niveles de evidencia altos en la vía oral y en la inhalatoria a dosis altas mantenidas en el tiempo, muy baja evidencia en la vía rectal y sin relación con la nasal; fenotiazinas, mióticos, amiodarona, sales de oro, tamoxifeno.
    • Inflamación intraocular: uveítis crónica.
    • Asociadas a determinados síndromes: distrofia miotónica, Hallerman, Down, Alport, Rothmund, Lowe, etc.
    • Factores hereditarios en la catarata relacionada con la edad, en las congénitas y en las enfermedades sistémicas con susceptibilidad genética (diabetes, HTA, etc.).
    • Exposición a luz solar, (rayos ultravioleta B).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Catarata

    Fecha de revisión: 23/10/2016
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    Catarata es la opacificación de alguna zona del cristalino; si está localizada en el centro del eje visual produce disminución de visión. Es la causa del 47% de los casos de ceguera en el mundo.

    El cristalino es una estructura avascular formada por fibras densamente comprimidas, envueltas en la cápsula que las originó (cápsulas anterior y posterior). Las fibras centrales, compactadas, forman el núcleo quirúrgico.

    La edad es el factor de riesgo más importante para sufrir cataratas y la catarata senil es la más frecuente (Allen D, 2005).

    La catarata congénita tiene una frecuencia aproximada de 1-15/10.000 y supone el 20% de casos de ceguera infantil (Honrubia F, 2005). Puede ser idiopática, aunque en las 2/3 partes de casos se asocia a un problema conocido: infección vírica materna durante el 1º trimestre (rubéola sobre todo) o alteraciones hereditarias.

    La catarata también puede deberse a (Pau H, 1990; Kanski JJ, 1995; Allen D, 2006):

    • Traumatismos penetrantes, contusos (subcapsular anterior), radiaciones (sopladores de vidrio).
    • Causas metabólicas: diabetes mellitus (la más frecuente, punteado blanco en copo de nieve, nuclear) galactosemia (primeros meses de vida), hipocalcemia del hipoparatiroidismo (punteado blanquecino o acristalado), manosidosis, enfermedad de Fabry, enfermedad de Wilson. En países pobres: malnutrición, deshidratación aguda, exposición excesiva a rayos ultravioleta.
    • Tabaquismo, en relación con la aparición y progresión de catarata nuclear y subcapsular posterior, aumentando el riesgo potencial si se asocia a tasas elevadas de alcohol (catarata cortical) o a transgresiones nutricionales.
    • Medicamentos: corticoesteroides (el más frecuente), niveles de evidencia altos en la vía oral y en la inhalatoria a dosis altas mantenidas en el tiempo, muy baja evidencia en la vía rectal y sin relación con la nasal; fenotiazinas, mióticos, amiodarona, sales de oro, tamoxifeno.
    • Inflamación intraocular: uveítis crónica.
    • Asociadas a determinados síndromes: distrofia miotónica, Hallerman, Down, Alport, Rothmund, Lowe, etc.
    • Factores hereditarios en la catarata relacionada con la edad, en las congénitas y en las enfermedades sistémicas con susceptibilidad genética (diabetes, HTA, etc.).
    • Exposición a luz solar, (rayos ultravioleta B).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Catarata

    Fecha de revisión: 23/10/2016

    ¿De qué hablamos?


    Catarata es la opacificación de alguna zona del cristalino; si está localizada en el centro del eje visual produce disminución de visión. Es la causa del 47% de los casos de ceguera en el mundo.

    El cristalino es una estructura avascular formada por fibras densamente comprimidas, envueltas en la cápsula que las originó (cápsulas anterior y posterior). Las fibras centrales, compactadas, forman el núcleo quirúrgico.

    La edad es el factor de riesgo más importante para sufrir cataratas y la catarata senil es la más frecuente (Allen D, 2005).

    La catarata congénita tiene una frecuencia aproximada de 1-15/10.000 y supone el 20% de casos de ceguera infantil (Honrubia F, 2005). Puede ser idiopática, aunque en las 2/3 partes de casos se asocia a un problema conocido: infección vírica materna durante el 1º trimestre (rubéola sobre todo) o alteraciones hereditarias.

    La catarata también puede deberse a (Pau H, 1990; Kanski JJ, 1995; Allen D, 2006):

    • Traumatismos penetrantes, contusos (subcapsular anterior), radiaciones (sopladores de vidrio).
    • Causas metabólicas: diabetes mellitus (la más frecuente, punteado blanco en copo de nieve, nuclear) galactosemia (primeros meses de vida), hipocalcemia del hipoparatiroidismo (punteado blanquecino o acristalado), manosidosis, enfermedad de Fabry, enfermedad de Wilson. En países pobres: malnutrición, deshidratación aguda, exposición excesiva a rayos ultravioleta.
    • Tabaquismo, en relación con la aparición y progresión de catarata nuclear y subcapsular posterior, aumentando el riesgo potencial si se asocia a tasas elevadas de alcohol (catarata cortical) o a transgresiones nutricionales.
    • Medicamentos: corticoesteroides (el más frecuente), niveles de evidencia altos en la vía oral y en la inhalatoria a dosis altas mantenidas en el tiempo, muy baja evidencia en la vía rectal y sin relación con la nasal; fenotiazinas, mióticos, amiodarona, sales de oro, tamoxifeno.
    • Inflamación intraocular: uveítis crónica.
    • Asociadas a determinados síndromes: distrofia miotónica, Hallerman, Down, Alport, Rothmund, Lowe, etc.
    • Factores hereditarios en la catarata relacionada con la edad, en las congénitas y en las enfermedades sistémicas con susceptibilidad genética (diabetes, HTA, etc.).
    • Exposición a luz solar, (rayos ultravioleta B).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autor

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 05/10/2022 15:38:56 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal