Fisterra

    Biopsia del ganglio centinela en cáncer de mama

    ¿De qué hablamos?


    La tendencia general en el tratamiento del cáncer de mama (CM), a lo largo de los últimos 30 años, es hacia la conservación, tanto de la mama como de axila, siempre que sea posible.

    Partiendo de la hipótesis de que el CM drena inicialmente a unos pocos ganglios en la axila, generalmente 2 o 3, llamados “ganglios centinela”, se define como “ganglio centinela” (GC), de forma práctica, la primera estación ganglionar que recibe el drenaje tumoral. Giuliano y Krag introdujeron en los primeros años de la década de los 90, la conocida como “biopsia selectiva del ganglio centinela” (BSGC) (Giuliano AE, 1994). La BSGC, con una tasa de falsos negativos (FN) del 5% y con menos morbilidad que la linfadenectomía axilar (LA), se ha convertido en el patrón oro para la estadificación del CM en pacientes clínicamente con axila clínicamente negativa cN0 (Lyman GH, 2017) ya que permite la selección de pacientes que no se beneficiarán de la LA. La BSGC no fue diseñada para mejorar la supervivencia del CM sino para disminuir la morbilidad sin comprometer la supervivencia y los criterios para la indicación de la LA se han ido refinando en los últimos años. El reto actual está en definir de manera precisa qué pacientes son susceptibles de evitar la cirugía axilar, aún con GC metastásico, para lo que se han realizado multitud de estudios con el objetivo de conocer factores de riesgo de afectación axila o de evaluar la técnica con ultrasonidos para detectar metástasis axilares y realizar una punción con aguja fina (PAAF) dirigida.

    En términos generales, la BSGC en carcinoma infiltrante de mama debe sólo indicarse en ausencia de adenopatías axilares clínicamente significativas (cN0). Sin embrago, la sospecha de metástasis ganglionar axilar por técnicas de imagen en pacientes cN0 no obliga necesariamente a la LA. En estos casos, puede realizarse una PAAF o una biopsia con aguja gruesa (BAG), pudiéndose realizar una BSGC incluso en casos seleccionados con metástasis, dado que el GC es extirpado durante la cirugía (Harlow SP, 2016; Rao R, 2013).

    El objetivo de la presente actualización es comentar los cambios relevantes producidos en los últimos años en relación a aspectos técnicos y situaciones clínicas concretas.

    ¿Cuáles son sus indicaciones y contraindicaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se identifica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones clínicas especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Biopsia del ganglio centinela en cáncer de mama

    Fecha de revisión: 18/09/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La tendencia general en el tratamiento del cáncer de mama (CM), a lo largo de los últimos 30 años, es hacia la conservación, tanto de la mama como de axila, siempre que sea posible.

    Partiendo de la hipótesis de que el CM drena inicialmente a unos pocos ganglios en la axila, generalmente 2 o 3, llamados “ganglios centinela”, se define como “ganglio centinela” (GC), de forma práctica, la primera estación ganglionar que recibe el drenaje tumoral. Giuliano y Krag introdujeron en los primeros años de la década de los 90, la conocida como “biopsia selectiva del ganglio centinela” (BSGC) (Giuliano AE, 1994). La BSGC, con una tasa de falsos negativos (FN) del 5% y con menos morbilidad que la linfadenectomía axilar (LA), se ha convertido en el patrón oro para la estadificación del CM en pacientes clínicamente con axila clínicamente negativa cN0 (Lyman GH, 2017) ya que permite la selección de pacientes que no se beneficiarán de la LA. La BSGC no fue diseñada para mejorar la supervivencia del CM sino para disminuir la morbilidad sin comprometer la supervivencia y los criterios para la indicación de la LA se han ido refinando en los últimos años. El reto actual está en definir de manera precisa qué pacientes son susceptibles de evitar la cirugía axilar, aún con GC metastásico, para lo que se han realizado multitud de estudios con el objetivo de conocer factores de riesgo de afectación axila o de evaluar la técnica con ultrasonidos para detectar metástasis axilares y realizar una punción con aguja fina (PAAF) dirigida.

    En términos generales, la BSGC en carcinoma infiltrante de mama debe sólo indicarse en ausencia de adenopatías axilares clínicamente significativas (cN0). Sin embrago, la sospecha de metástasis ganglionar axilar por técnicas de imagen en pacientes cN0 no obliga necesariamente a la LA. En estos casos, puede realizarse una PAAF o una biopsia con aguja gruesa (BAG), pudiéndose realizar una BSGC incluso en casos seleccionados con metástasis, dado que el GC es extirpado durante la cirugía (Harlow SP, 2016; Rao R, 2013).

    El objetivo de la presente actualización es comentar los cambios relevantes producidos en los últimos años en relación a aspectos técnicos y situaciones clínicas concretas.

    ¿Cuáles son sus indicaciones y contraindicaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se identifica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones clínicas especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Biopsia del ganglio centinela en cáncer de mama

    Fecha de revisión: 18/09/2019

    ¿De qué hablamos?


    La tendencia general en el tratamiento del cáncer de mama (CM), a lo largo de los últimos 30 años, es hacia la conservación, tanto de la mama como de axila, siempre que sea posible.

    Partiendo de la hipótesis de que el CM drena inicialmente a unos pocos ganglios en la axila, generalmente 2 o 3, llamados “ganglios centinela”, se define como “ganglio centinela” (GC), de forma práctica, la primera estación ganglionar que recibe el drenaje tumoral. Giuliano y Krag introdujeron en los primeros años de la década de los 90, la conocida como “biopsia selectiva del ganglio centinela” (BSGC) (Giuliano AE, 1994). La BSGC, con una tasa de falsos negativos (FN) del 5% y con menos morbilidad que la linfadenectomía axilar (LA), se ha convertido en el patrón oro para la estadificación del CM en pacientes clínicamente con axila clínicamente negativa cN0 (Lyman GH, 2017) ya que permite la selección de pacientes que no se beneficiarán de la LA. La BSGC no fue diseñada para mejorar la supervivencia del CM sino para disminuir la morbilidad sin comprometer la supervivencia y los criterios para la indicación de la LA se han ido refinando en los últimos años. El reto actual está en definir de manera precisa qué pacientes son susceptibles de evitar la cirugía axilar, aún con GC metastásico, para lo que se han realizado multitud de estudios con el objetivo de conocer factores de riesgo de afectación axila o de evaluar la técnica con ultrasonidos para detectar metástasis axilares y realizar una punción con aguja fina (PAAF) dirigida.

    En términos generales, la BSGC en carcinoma infiltrante de mama debe sólo indicarse en ausencia de adenopatías axilares clínicamente significativas (cN0). Sin embrago, la sospecha de metástasis ganglionar axilar por técnicas de imagen en pacientes cN0 no obliga necesariamente a la LA. En estos casos, puede realizarse una PAAF o una biopsia con aguja gruesa (BAG), pudiéndose realizar una BSGC incluso en casos seleccionados con metástasis, dado que el GC es extirpado durante la cirugía (Harlow SP, 2016; Rao R, 2013).

    El objetivo de la presente actualización es comentar los cambios relevantes producidos en los últimos años en relación a aspectos técnicos y situaciones clínicas concretas.

    ¿Cuáles son sus indicaciones y contraindicaciones?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se identifica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica el ganglio centinela?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Situaciones clínicas especiales

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 05/10/2022 0:22:00 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal