Fisterra

    Balanitis/balanopostitis

    ¿De qué hablamos?


    La balanitis se define como la inflamación del glande. A menudo, se asocia afectación prepucial; hablamos en este caso de balanopostitis. Generalmente se produce por irritación local o traumatismo y, con mayor frecuencia, de forma secundaria a infección por una higiene inadecuada o por dificultad para la retracción del prepucio. También por el lavado frecuente con jabones que contengan alérgenos tópicos o irritantes (English JC 3rd, 1997). Clínicamente puede ser más grave en pacientes diabéticos e inmunodeprimidos, presentándose con edema fulminante o úlceras.

    Diferentes estudios demuestran que es más frecuente en los pacientes no circuncidados. En un estudio de Mallon et al. se vio que un 84% de pacientes con infecciones en el pene no habían sido circuncidados (Mallon E, 2000). Un metaanálisis recientemente publicado (Morris BJ, 2017) demostró que los hombres circuncidados tienen una prevalencia 68% menor de balanitis y que ésta se acompaña de un aumento de 3,8 veces en el riesgo de cáncer de pene. La circuncisión se considera, por tanto, un factor protector (Mallon E, 2000; Morris BJ, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Balanitis/balanopostitis

    Fecha de revisión: 09/12/2017
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿De qué hablamos?


    La balanitis se define como la inflamación del glande. A menudo, se asocia afectación prepucial; hablamos en este caso de balanopostitis. Generalmente se produce por irritación local o traumatismo y, con mayor frecuencia, de forma secundaria a infección por una higiene inadecuada o por dificultad para la retracción del prepucio. También por el lavado frecuente con jabones que contengan alérgenos tópicos o irritantes (English JC 3rd, 1997). Clínicamente puede ser más grave en pacientes diabéticos e inmunodeprimidos, presentándose con edema fulminante o úlceras.

    Diferentes estudios demuestran que es más frecuente en los pacientes no circuncidados. En un estudio de Mallon et al. se vio que un 84% de pacientes con infecciones en el pene no habían sido circuncidados (Mallon E, 2000). Un metaanálisis recientemente publicado (Morris BJ, 2017) demostró que los hombres circuncidados tienen una prevalencia 68% menor de balanitis y que ésta se acompaña de un aumento de 3,8 veces en el riesgo de cáncer de pene. La circuncisión se considera, por tanto, un factor protector (Mallon E, 2000; Morris BJ, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Balanitis/balanopostitis

    Fecha de revisión: 09/12/2017

    ¿De qué hablamos?


    La balanitis se define como la inflamación del glande. A menudo, se asocia afectación prepucial; hablamos en este caso de balanopostitis. Generalmente se produce por irritación local o traumatismo y, con mayor frecuencia, de forma secundaria a infección por una higiene inadecuada o por dificultad para la retracción del prepucio. También por el lavado frecuente con jabones que contengan alérgenos tópicos o irritantes (English JC 3rd, 1997). Clínicamente puede ser más grave en pacientes diabéticos e inmunodeprimidos, presentándose con edema fulminante o úlceras.

    Diferentes estudios demuestran que es más frecuente en los pacientes no circuncidados. En un estudio de Mallon et al. se vio que un 84% de pacientes con infecciones en el pene no habían sido circuncidados (Mallon E, 2000). Un metaanálisis recientemente publicado (Morris BJ, 2017) demostró que los hombres circuncidados tienen una prevalencia 68% menor de balanitis y que ésta se acompaña de un aumento de 3,8 veces en el riesgo de cáncer de pene. La circuncisión se considera, por tanto, un factor protector (Mallon E, 2000; Morris BJ, 2017).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se trata?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 07/10/2022 5:53:26 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal