Fisterra

    Atención al cuidador del paciente con demencia

    ¿Quién se considera cuidador principal?


    Cuidador es aquella persona que asiste o cuida a una persona afectada de cualquier tipo de discapacidad, minusvalía o incapacidad que dificulta o impide el desarrollo normal de sus actividades vitales o de sus relaciones sociales.

    Se considera al cuidador principal del paciente con demencia a la persona que asume la mayor responsabilidad en su atención y apoyo diario.

    El cuidador principal asume las principales tareas y responsabilidades de cuidar, sin percibir remuneración económica, y este papel es aceptado por el resto de los familiares.

    Por lo general son familiares directos o amigos, esposas o hijas, de edad comprendida entre los 45 y los 70 años. Conviven con el paciente, o le dedican mucho tiempo. En los estudios epidemiológicos predominan las cuidadoras mujeres con escasa formación y con remuneración privada (Rivera-Navarro J, 2015).

    Cuidador profesional, con formación específica o sin ella, es el que cuida de forma directa, recibiendo una compensación económica por su trabajo.

    En España, en los últimos años se ha observado un aumento progresivo de cuidadores profesionales sin formación específica, inmigrantes jóvenes, con estudios universitarios inacabados, a pesar de esto, en Europa en general, predominan los cuidadores no profesionales (Pavolini E, 2008).

    También puede hacerse referencia a las distintas necesidades de cuidado según el tipo de demencia (Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, 2010; Borghi AC, 2013).

    Cuidador ausente: es aquel familiar (o persona perteneciente al entorno más inmediato del paciente) del que se espera que, por razones familiares o afectivas, se implique y colabore en el cuidado del enfermo y que, sin embargo, no lo realiza por los motivos que fueren (Rivera-Navarro J, 2015).

    Hay determinadas características del cuidador que lo hacen más vulnerable al estrés: una peor percepción de salud y calidad de vida; mayor frecuentación a atención primaria; la ausencia de trabajo remunerado fuera de casa; mayor edad del cuidador y menor formación académica; consumo de antiinflamatorios, ansiolíticos y antidepresivos; se relacionaron con riesgo de desarrollar ansiedad, depresión y sobrecarga. Otra característica llamativa es que les cuesta pedir ayuda, por lo cual el equipo sanitario a cargo tiene que estar atento para ofrecerla cuando lo crean necesario (Delgado Parada E, 2014).

    El perfil típico del cuidador en España es: mujer, de unos 56 años, con estudios primarios, casada, con trabajo remunerado, que es generalmente hija del paciente (este perfil es similar al del cuidador ausente) (Ruiz-Adame Reina M, 2014).

    ¿Qué repercusiones tiene sobre el cuidador la atención a una persona con demencia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo intervenir desde atención primaria?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Atención al cuidador del paciente con demencia

    Fecha de revisión: 19/06/2018
    • Guía
    Índice de contenidos

    ¿Quién se considera cuidador principal?


    Cuidador es aquella persona que asiste o cuida a una persona afectada de cualquier tipo de discapacidad, minusvalía o incapacidad que dificulta o impide el desarrollo normal de sus actividades vitales o de sus relaciones sociales.

    Se considera al cuidador principal del paciente con demencia a la persona que asume la mayor responsabilidad en su atención y apoyo diario.

    El cuidador principal asume las principales tareas y responsabilidades de cuidar, sin percibir remuneración económica, y este papel es aceptado por el resto de los familiares.

    Por lo general son familiares directos o amigos, esposas o hijas, de edad comprendida entre los 45 y los 70 años. Conviven con el paciente, o le dedican mucho tiempo. En los estudios epidemiológicos predominan las cuidadoras mujeres con escasa formación y con remuneración privada (Rivera-Navarro J, 2015).

    Cuidador profesional, con formación específica o sin ella, es el que cuida de forma directa, recibiendo una compensación económica por su trabajo.

    En España, en los últimos años se ha observado un aumento progresivo de cuidadores profesionales sin formación específica, inmigrantes jóvenes, con estudios universitarios inacabados, a pesar de esto, en Europa en general, predominan los cuidadores no profesionales (Pavolini E, 2008).

    También puede hacerse referencia a las distintas necesidades de cuidado según el tipo de demencia (Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, 2010; Borghi AC, 2013).

    Cuidador ausente: es aquel familiar (o persona perteneciente al entorno más inmediato del paciente) del que se espera que, por razones familiares o afectivas, se implique y colabore en el cuidado del enfermo y que, sin embargo, no lo realiza por los motivos que fueren (Rivera-Navarro J, 2015).

    Hay determinadas características del cuidador que lo hacen más vulnerable al estrés: una peor percepción de salud y calidad de vida; mayor frecuentación a atención primaria; la ausencia de trabajo remunerado fuera de casa; mayor edad del cuidador y menor formación académica; consumo de antiinflamatorios, ansiolíticos y antidepresivos; se relacionaron con riesgo de desarrollar ansiedad, depresión y sobrecarga. Otra característica llamativa es que les cuesta pedir ayuda, por lo cual el equipo sanitario a cargo tiene que estar atento para ofrecerla cuando lo crean necesario (Delgado Parada E, 2014).

    El perfil típico del cuidador en España es: mujer, de unos 56 años, con estudios primarios, casada, con trabajo remunerado, que es generalmente hija del paciente (este perfil es similar al del cuidador ausente) (Ruiz-Adame Reina M, 2014).

    ¿Qué repercusiones tiene sobre el cuidador la atención a una persona con demencia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo intervenir desde atención primaria?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Atención al cuidador del paciente con demencia

    Fecha de revisión: 19/06/2018

    ¿Quién se considera cuidador principal?


    Cuidador es aquella persona que asiste o cuida a una persona afectada de cualquier tipo de discapacidad, minusvalía o incapacidad que dificulta o impide el desarrollo normal de sus actividades vitales o de sus relaciones sociales.

    Se considera al cuidador principal del paciente con demencia a la persona que asume la mayor responsabilidad en su atención y apoyo diario.

    El cuidador principal asume las principales tareas y responsabilidades de cuidar, sin percibir remuneración económica, y este papel es aceptado por el resto de los familiares.

    Por lo general son familiares directos o amigos, esposas o hijas, de edad comprendida entre los 45 y los 70 años. Conviven con el paciente, o le dedican mucho tiempo. En los estudios epidemiológicos predominan las cuidadoras mujeres con escasa formación y con remuneración privada (Rivera-Navarro J, 2015).

    Cuidador profesional, con formación específica o sin ella, es el que cuida de forma directa, recibiendo una compensación económica por su trabajo.

    En España, en los últimos años se ha observado un aumento progresivo de cuidadores profesionales sin formación específica, inmigrantes jóvenes, con estudios universitarios inacabados, a pesar de esto, en Europa en general, predominan los cuidadores no profesionales (Pavolini E, 2008).

    También puede hacerse referencia a las distintas necesidades de cuidado según el tipo de demencia (Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre la atención integral a las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, 2010; Borghi AC, 2013).

    Cuidador ausente: es aquel familiar (o persona perteneciente al entorno más inmediato del paciente) del que se espera que, por razones familiares o afectivas, se implique y colabore en el cuidado del enfermo y que, sin embargo, no lo realiza por los motivos que fueren (Rivera-Navarro J, 2015).

    Hay determinadas características del cuidador que lo hacen más vulnerable al estrés: una peor percepción de salud y calidad de vida; mayor frecuentación a atención primaria; la ausencia de trabajo remunerado fuera de casa; mayor edad del cuidador y menor formación académica; consumo de antiinflamatorios, ansiolíticos y antidepresivos; se relacionaron con riesgo de desarrollar ansiedad, depresión y sobrecarga. Otra característica llamativa es que les cuesta pedir ayuda, por lo cual el equipo sanitario a cargo tiene que estar atento para ofrecerla cuando lo crean necesario (Delgado Parada E, 2014).

    El perfil típico del cuidador en España es: mujer, de unos 56 años, con estudios primarios, casada, con trabajo remunerado, que es generalmente hija del paciente (este perfil es similar al del cuidador ausente) (Ruiz-Adame Reina M, 2014).

    ¿Qué repercusiones tiene sobre el cuidador la atención a una persona con demencia?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo intervenir desde atención primaria?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 27/09/2022 3:47:41 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal