Fisterra

    Vacunas recomendables en el trabajador sanitario

    Introducción


    Los trabajadores sanitarios tienen un riesgo incrementado de algunas enfermedades inmunoprevenibles, están ampliamente descritos los casos y brotes de infección por gérmenes frente a los que existen vacunas, en los que están implicados los trabajadores sanitarios como afectados, fuente o eslabones en la cadena de transmisión. Estos trabajadores están expuestos a riesgos por su exposición ocupacional, por ejemplo, a sangre o fluidos corporales, pero además pueden transmitir infecciones como gripe, varicela, rubéola, sarampión, paperas o tos ferina a sus contactos susceptibles, con importantes repercusiones sanitarias.

    La adecuada protección vacunal del profesional sanitario forma parte de su responsabilidad profesional, no sólo por su propia protección individual, si no, sobre todo, por la protección que confiere a los pacientes a los que atiende.

    Es labor de los responsables sanitarios el establecimiento de políticas de vacunación entre sus trabajadores, el establecimiento de registros de vacunación del personal sanitario de cada centro, la facilitación del acceso a la información sobre las principales vacunas frente a las enfermedades inmunoprevenibles más comunes en estos colectivos, el manejo del rechazo a la vacunación, la reducción del riesgo de transmisión a los pacientes (sobre todo a los colectivos más vulnerables) y el fomento de la vacunación en los profesionales no inmunizados.

    La protección del trabajador sanitario está regulada legalmente por, entre otras, la Ley de Prevención de Riesgos laborales de 8 de Noviembre de 1995 (BOE de 10 de Noviembre de 1995) y Real Decreto 664/1997 del 12 de Mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos en el trabajo (BOE del 24 de Mayo de 1997).

    Dentro de la definición de personal sanitario se engloban los siguientes grupos profesionales: médicos, enfermeras, personal de emergencias médicas, dentistas, estudiantes de medicina y enfermería, técnicos de laboratorio, voluntarios que trabajan en los hospitales, así como todo el personal administrativo y de servicios del centro sanitario, a los que habrá que tener en cuenta a la hora de ofertar la vacunación en función de su actividad y su riesgo personal.

    Objetivos de la vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunas recomendables en el trabajador sanitario

    Fecha de revisión: 13/06/2019
    • Guía
    Índice de contenidos

    Introducción


    Los trabajadores sanitarios tienen un riesgo incrementado de algunas enfermedades inmunoprevenibles, están ampliamente descritos los casos y brotes de infección por gérmenes frente a los que existen vacunas, en los que están implicados los trabajadores sanitarios como afectados, fuente o eslabones en la cadena de transmisión. Estos trabajadores están expuestos a riesgos por su exposición ocupacional, por ejemplo, a sangre o fluidos corporales, pero además pueden transmitir infecciones como gripe, varicela, rubéola, sarampión, paperas o tos ferina a sus contactos susceptibles, con importantes repercusiones sanitarias.

    La adecuada protección vacunal del profesional sanitario forma parte de su responsabilidad profesional, no sólo por su propia protección individual, si no, sobre todo, por la protección que confiere a los pacientes a los que atiende.

    Es labor de los responsables sanitarios el establecimiento de políticas de vacunación entre sus trabajadores, el establecimiento de registros de vacunación del personal sanitario de cada centro, la facilitación del acceso a la información sobre las principales vacunas frente a las enfermedades inmunoprevenibles más comunes en estos colectivos, el manejo del rechazo a la vacunación, la reducción del riesgo de transmisión a los pacientes (sobre todo a los colectivos más vulnerables) y el fomento de la vacunación en los profesionales no inmunizados.

    La protección del trabajador sanitario está regulada legalmente por, entre otras, la Ley de Prevención de Riesgos laborales de 8 de Noviembre de 1995 (BOE de 10 de Noviembre de 1995) y Real Decreto 664/1997 del 12 de Mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos en el trabajo (BOE del 24 de Mayo de 1997).

    Dentro de la definición de personal sanitario se engloban los siguientes grupos profesionales: médicos, enfermeras, personal de emergencias médicas, dentistas, estudiantes de medicina y enfermería, técnicos de laboratorio, voluntarios que trabajan en los hospitales, así como todo el personal administrativo y de servicios del centro sanitario, a los que habrá que tener en cuenta a la hora de ofertar la vacunación en función de su actividad y su riesgo personal.

    Objetivos de la vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunas recomendables en el trabajador sanitario

    Fecha de revisión: 13/06/2019

    Introducción


    Los trabajadores sanitarios tienen un riesgo incrementado de algunas enfermedades inmunoprevenibles, están ampliamente descritos los casos y brotes de infección por gérmenes frente a los que existen vacunas, en los que están implicados los trabajadores sanitarios como afectados, fuente o eslabones en la cadena de transmisión. Estos trabajadores están expuestos a riesgos por su exposición ocupacional, por ejemplo, a sangre o fluidos corporales, pero además pueden transmitir infecciones como gripe, varicela, rubéola, sarampión, paperas o tos ferina a sus contactos susceptibles, con importantes repercusiones sanitarias.

    La adecuada protección vacunal del profesional sanitario forma parte de su responsabilidad profesional, no sólo por su propia protección individual, si no, sobre todo, por la protección que confiere a los pacientes a los que atiende.

    Es labor de los responsables sanitarios el establecimiento de políticas de vacunación entre sus trabajadores, el establecimiento de registros de vacunación del personal sanitario de cada centro, la facilitación del acceso a la información sobre las principales vacunas frente a las enfermedades inmunoprevenibles más comunes en estos colectivos, el manejo del rechazo a la vacunación, la reducción del riesgo de transmisión a los pacientes (sobre todo a los colectivos más vulnerables) y el fomento de la vacunación en los profesionales no inmunizados.

    La protección del trabajador sanitario está regulada legalmente por, entre otras, la Ley de Prevención de Riesgos laborales de 8 de Noviembre de 1995 (BOE de 10 de Noviembre de 1995) y Real Decreto 664/1997 del 12 de Mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos en el trabajo (BOE del 24 de Mayo de 1997).

    Dentro de la definición de personal sanitario se engloban los siguientes grupos profesionales: médicos, enfermeras, personal de emergencias médicas, dentistas, estudiantes de medicina y enfermería, técnicos de laboratorio, voluntarios que trabajan en los hospitales, así como todo el personal administrativo y de servicios del centro sanitario, a los que habrá que tener en cuenta a la hora de ofertar la vacunación en función de su actividad y su riesgo personal.

    Objetivos de la vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 19/08/2022 7:41:12 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal