Fisterra

    Vacunación de hepatitis A y B

    Introducción


    La hepatitis A y la hepatitis B son enfermedades infectocontagiosas causadas por dos virus y que afectan al hígado.

    El virus de la hepatitis A (VHA) se encuentra en las heces y se contrae por vía fecal-oral, es decir, con la ingesta de alimentos o bebidas contaminados y el contacto directo con personas infectadas. Es más frecuente en países en vías de desarrollo, con deficientes condiciones de saneamiento y prácticas de higiene. En nuestro entorno puede provocar pequeños brotes epidémicos, especialmente en las guarderías. La mayoría de los niños no presentan síntomas y esto hace que la infección pase inadvertida. A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no suele ser grave, no se cronifica y no produce daños en el hígado a largo plazo. La vacunación y buena higiene de las manos son aspectos clave para prevenir la enfermedad. Es la causa más frecuente de hepatitis viral aguda. Cabe decir que en los últimos años la transmisión de este virus a través de relaciones sexuales se ha visto incrementada, habiéndose registrado brotes importantes entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

    El virus B de la hepatitis (VHB) se transmite a través del contacto con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Las vías de transmisión pueden ser: sexual, percutánea (uso de drogas intravenosas), vertical (madre a hijo), horizontal (contactos familiares), por transfusión y nosocomial. La mayoría de los infectados eliminan el virus y se curan sin tener ningún tipo de consecuencias y adquiriendo inmunidad. Pero en determinados casos, se cronifica, ocasionando graves lesiones como cirrosis o cáncer hepático. El infectado queda como portador de la enfermedad toda la vida y puede transmitirla a otras personas. La mujer embarazada infectada por el VHB puede transmitirla a su hijo en el momento del parto, transmitiéndola al neonato y siendo alta la probabilidad de que el bebé desarrolle la enfermedad crónica, con las consiguientes complicaciones hepáticas.

    Características de las vacunas

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Pautas de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Inmunogenicidad, eficacia y efectividad

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Profilaxis después de exposición parenteral o mucosa al virus de la hepatitis B

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interpretación de los marcadores serológicos de la infección por hepatitis B y de hepatitis A

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Indicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar determinación previa de anticuerpos

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar el test de seroconversión post-vacunal

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Contraindicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interacciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunación de hepatitis A y B

    Fecha de revisión: 06/07/2022
    • Guía
    Índice de contenidos

    Introducción


    La hepatitis A y la hepatitis B son enfermedades infectocontagiosas causadas por dos virus y que afectan al hígado.

    El virus de la hepatitis A (VHA) se encuentra en las heces y se contrae por vía fecal-oral, es decir, con la ingesta de alimentos o bebidas contaminados y el contacto directo con personas infectadas. Es más frecuente en países en vías de desarrollo, con deficientes condiciones de saneamiento y prácticas de higiene. En nuestro entorno puede provocar pequeños brotes epidémicos, especialmente en las guarderías. La mayoría de los niños no presentan síntomas y esto hace que la infección pase inadvertida. A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no suele ser grave, no se cronifica y no produce daños en el hígado a largo plazo. La vacunación y buena higiene de las manos son aspectos clave para prevenir la enfermedad. Es la causa más frecuente de hepatitis viral aguda. Cabe decir que en los últimos años la transmisión de este virus a través de relaciones sexuales se ha visto incrementada, habiéndose registrado brotes importantes entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

    El virus B de la hepatitis (VHB) se transmite a través del contacto con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Las vías de transmisión pueden ser: sexual, percutánea (uso de drogas intravenosas), vertical (madre a hijo), horizontal (contactos familiares), por transfusión y nosocomial. La mayoría de los infectados eliminan el virus y se curan sin tener ningún tipo de consecuencias y adquiriendo inmunidad. Pero en determinados casos, se cronifica, ocasionando graves lesiones como cirrosis o cáncer hepático. El infectado queda como portador de la enfermedad toda la vida y puede transmitirla a otras personas. La mujer embarazada infectada por el VHB puede transmitirla a su hijo en el momento del parto, transmitiéndola al neonato y siendo alta la probabilidad de que el bebé desarrolle la enfermedad crónica, con las consiguientes complicaciones hepáticas.

    Características de las vacunas

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Pautas de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Inmunogenicidad, eficacia y efectividad

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Profilaxis después de exposición parenteral o mucosa al virus de la hepatitis B

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interpretación de los marcadores serológicos de la infección por hepatitis B y de hepatitis A

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Indicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar determinación previa de anticuerpos

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar el test de seroconversión post-vacunal

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Contraindicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interacciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Vacunación de hepatitis A y B

    Fecha de revisión: 06/07/2022

    Introducción


    La hepatitis A y la hepatitis B son enfermedades infectocontagiosas causadas por dos virus y que afectan al hígado.

    El virus de la hepatitis A (VHA) se encuentra en las heces y se contrae por vía fecal-oral, es decir, con la ingesta de alimentos o bebidas contaminados y el contacto directo con personas infectadas. Es más frecuente en países en vías de desarrollo, con deficientes condiciones de saneamiento y prácticas de higiene. En nuestro entorno puede provocar pequeños brotes epidémicos, especialmente en las guarderías. La mayoría de los niños no presentan síntomas y esto hace que la infección pase inadvertida. A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no suele ser grave, no se cronifica y no produce daños en el hígado a largo plazo. La vacunación y buena higiene de las manos son aspectos clave para prevenir la enfermedad. Es la causa más frecuente de hepatitis viral aguda. Cabe decir que en los últimos años la transmisión de este virus a través de relaciones sexuales se ha visto incrementada, habiéndose registrado brotes importantes entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

    El virus B de la hepatitis (VHB) se transmite a través del contacto con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Las vías de transmisión pueden ser: sexual, percutánea (uso de drogas intravenosas), vertical (madre a hijo), horizontal (contactos familiares), por transfusión y nosocomial. La mayoría de los infectados eliminan el virus y se curan sin tener ningún tipo de consecuencias y adquiriendo inmunidad. Pero en determinados casos, se cronifica, ocasionando graves lesiones como cirrosis o cáncer hepático. El infectado queda como portador de la enfermedad toda la vida y puede transmitirla a otras personas. La mujer embarazada infectada por el VHB puede transmitirla a su hijo en el momento del parto, transmitiéndola al neonato y siendo alta la probabilidad de que el bebé desarrolle la enfermedad crónica, con las consiguientes complicaciones hepáticas.

    Características de las vacunas

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Pautas de vacunación

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Inmunogenicidad, eficacia y efectividad

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Profilaxis después de exposición parenteral o mucosa al virus de la hepatitis B

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interpretación de los marcadores serológicos de la infección por hepatitis B y de hepatitis A

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Indicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar determinación previa de anticuerpos

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Personas en las que se recomienda realizar el test de seroconversión post-vacunal

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Contraindicaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Interacciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autoras

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 01/02/2023 13:35:07 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal