Fisterra

    Test de diagnóstico rápido para la faringitis estreptocócica

    Introducción

    La faringitis, o faringoamigdalitis, es uno de los motivos asistenciales más frecuentes de consulta al médico de atención primaria en España y una de las razones más habituales por las cuales se prescribe un antibiótico, a pesar de que sólo un 15-25% de los casos de pacientes adultos obedecen a una infección por estreptococo betahemolítico del grupo A, o Streptococcus pyogenes, la única que requiere tratamiento antimicrobiano1. En estos casos, la utilización de antimicrobianos corta la transmisión y la diseminación del germen en la comunidad, reduce la sintomatología respecto al grupo no tratado en una media de 16 h y previene las complicaciones supurativas1.

    La faringitis aguda plantea problemas al médico de atención primaria, ya que es difícil diferenciar clínicamente la etiología por S. pyogenes de la no estreptocócica. El patrón estándar para su diagnóstico continúa siendo el cultivo faríngeo, pero presenta algunas limitaciones importantes, como la demora de 24-48 h en el resultado, y no permite distinguir entre infección aguda y estado de portador. Habitualmente, en la práctica, se utilizan los criterios clínicos para llegar a identificar a los pacientes con una mayor probabilidad de presentar infección por S. pyogenes. En este sentido, los más conocidos son los propuestos por Centor, con cuatro criterios2: historia o presencia de fiebre, exudado faringoamigdalar, adenopatías laterocervicales dolorosas y ausencia de tos. No obstante, la clínica no es un buen método para establecer el diagnóstico de faringitis estreptocócica, ya que hasta un 30% de las causas virales cursan con exudado amigdalar, y en un 65% de los casos de origen bacteriano no está presente el exudado. Además, en más de la mitad de los casos con cuatro criterios la etiología es viral3.

    En los últimos años se está generalizando en los países desarrollados la utilización de tests diagnósticos rápidos para detectar el antígeno de S. pyogenes de forma más precisa, recomendable principalmente en los casos en que la clínica es moderada o altamente sugestiva de esta infección (ver fig. 1). La mayoría de estos tests se basa en la extracción del ácido nitroso del antígeno de carbohidratos del grupo A, a partir de los microorganismos obtenidos del exudado faríngeo. Estas pruebas presentan actualmente una sensibilidad y una especificidad superiores al 90% cuando se utilizan en pacientes con dos o más criterios de Centor (ver fig. 1). Es importante la calidad de la muestra del exudado faríngeo. Se hallan disponibles diversas marcas de test diagnóstico rápido, pero muchas de ellas son parecidas. Los autores comentamos el procedimiento realizado con el kit OSOM Strep A de Genzyme, que utilizamos en nuestras consultas desde hace unos años. En un trabajo reciente efectuado en nuestro país se observó con este kit una sensibilidad del 95% y una especificidad del 93%3. El valor predictivo negativo observado, del 98,5%, asegura que el resultado negativo de la prueba descarta con mucha seguridad que el paciente presente una faringitis estreptocócica.

    La prueba del Strep A no se debe realizar en los siguientes casos:

    - Paciente con menos de 2 criterios de Centor.

    - Paciente que haya tomado previamente antibióticos.

    - Paciente inmunodeprimido.

    - Paciente con historia de fiebre reumática.

    - Contexto de brote comunitario por S. pyogenes.

    Pasos de la prueba

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Test de diagnóstico rápido para la faringitis estreptocócica. 2009; 219-21 - vol. 16 núm 4
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Test de diagnóstico rápido para la faringitis estreptocócica

    Fecha de revisión: 11/04/2012
    • Técnica
    Índice de contenidos

    Introducción

    La faringitis, o faringoamigdalitis, es uno de los motivos asistenciales más frecuentes de consulta al médico de atención primaria en España y una de las razones más habituales por las cuales se prescribe un antibiótico, a pesar de que sólo un 15-25% de los casos de pacientes adultos obedecen a una infección por estreptococo betahemolítico del grupo A, o Streptococcus pyogenes, la única que requiere tratamiento antimicrobiano1. En estos casos, la utilización de antimicrobianos corta la transmisión y la diseminación del germen en la comunidad, reduce la sintomatología respecto al grupo no tratado en una media de 16 h y previene las complicaciones supurativas1.

    La faringitis aguda plantea problemas al médico de atención primaria, ya que es difícil diferenciar clínicamente la etiología por S. pyogenes de la no estreptocócica. El patrón estándar para su diagnóstico continúa siendo el cultivo faríngeo, pero presenta algunas limitaciones importantes, como la demora de 24-48 h en el resultado, y no permite distinguir entre infección aguda y estado de portador. Habitualmente, en la práctica, se utilizan los criterios clínicos para llegar a identificar a los pacientes con una mayor probabilidad de presentar infección por S. pyogenes. En este sentido, los más conocidos son los propuestos por Centor, con cuatro criterios2: historia o presencia de fiebre, exudado faringoamigdalar, adenopatías laterocervicales dolorosas y ausencia de tos. No obstante, la clínica no es un buen método para establecer el diagnóstico de faringitis estreptocócica, ya que hasta un 30% de las causas virales cursan con exudado amigdalar, y en un 65% de los casos de origen bacteriano no está presente el exudado. Además, en más de la mitad de los casos con cuatro criterios la etiología es viral3.

    En los últimos años se está generalizando en los países desarrollados la utilización de tests diagnósticos rápidos para detectar el antígeno de S. pyogenes de forma más precisa, recomendable principalmente en los casos en que la clínica es moderada o altamente sugestiva de esta infección (ver fig. 1). La mayoría de estos tests se basa en la extracción del ácido nitroso del antígeno de carbohidratos del grupo A, a partir de los microorganismos obtenidos del exudado faríngeo. Estas pruebas presentan actualmente una sensibilidad y una especificidad superiores al 90% cuando se utilizan en pacientes con dos o más criterios de Centor (ver fig. 1). Es importante la calidad de la muestra del exudado faríngeo. Se hallan disponibles diversas marcas de test diagnóstico rápido, pero muchas de ellas son parecidas. Los autores comentamos el procedimiento realizado con el kit OSOM Strep A de Genzyme, que utilizamos en nuestras consultas desde hace unos años. En un trabajo reciente efectuado en nuestro país se observó con este kit una sensibilidad del 95% y una especificidad del 93%3. El valor predictivo negativo observado, del 98,5%, asegura que el resultado negativo de la prueba descarta con mucha seguridad que el paciente presente una faringitis estreptocócica.

    La prueba del Strep A no se debe realizar en los siguientes casos:

    - Paciente con menos de 2 criterios de Centor.

    - Paciente que haya tomado previamente antibióticos.

    - Paciente inmunodeprimido.

    - Paciente con historia de fiebre reumática.

    - Contexto de brote comunitario por S. pyogenes.

    Pasos de la prueba

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Test de diagnóstico rápido para la faringitis estreptocócica. 2009; 219-21 - vol. 16 núm 4
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal