Fisterra

    Exploración de cuerpos extraños oculares

    Introducción

    Uno de los motivos de consulta urgente más frecuente en oftalmología es la sensación de cuerpo extraño, generalmente unilateral, si bien en algunas ocasiones puede ser bilateral.

    Dicha sensación corresponde a la presencia de los propios cuerpos extraños, pero también puede deberse simplemente a la falta de solución de continuidad del epitelio, sobre todo corneal o de la mucosa conjuntival y, por tanto, común tanto a causas traumáticas como a erosiones epiteliales, heridas incisas y cuerpos extraños (como procesos infecciosos, como queratitis y úlceras corneales)1-3.

    En el presente artículo sólo nos ocuparemos de las erosiones, heridas y cuerpos extraños. El paciente siempre refiere un factor causal desencadenante (viento, rotura de objeto de vidrio, uñas, etc.).

    El diagnóstico es relativamente sencillo. Se debe explorar el polo anterior, a poder ser con la ayuda de un magnificador. Se exploran la córnea y la conjuntiva bulbar y, también, se deben explorar los fondos de saco conjuntivales y la conjuntiva tarsal, que en caso del párpado superior se hará mediante su eversión3 (ver figs. 1a y b).

    La eversión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    La oclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2008; 297-9 - vol. 15 núm 5
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Exploración de cuerpos extraños oculares

    Fecha de revisión: 11/04/2012
    • Técnica
    Índice de contenidos

    Introducción

    Uno de los motivos de consulta urgente más frecuente en oftalmología es la sensación de cuerpo extraño, generalmente unilateral, si bien en algunas ocasiones puede ser bilateral.

    Dicha sensación corresponde a la presencia de los propios cuerpos extraños, pero también puede deberse simplemente a la falta de solución de continuidad del epitelio, sobre todo corneal o de la mucosa conjuntival y, por tanto, común tanto a causas traumáticas como a erosiones epiteliales, heridas incisas y cuerpos extraños (como procesos infecciosos, como queratitis y úlceras corneales)1-3.

    En el presente artículo sólo nos ocuparemos de las erosiones, heridas y cuerpos extraños. El paciente siempre refiere un factor causal desencadenante (viento, rotura de objeto de vidrio, uñas, etc.).

    El diagnóstico es relativamente sencillo. Se debe explorar el polo anterior, a poder ser con la ayuda de un magnificador. Se exploran la córnea y la conjuntiva bulbar y, también, se deben explorar los fondos de saco conjuntivales y la conjuntiva tarsal, que en caso del párpado superior se hará mediante su eversión3 (ver figs. 1a y b).

    La eversión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    La oclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2008; 297-9 - vol. 15 núm 5
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Exploración de cuerpos extraños oculares

    Fecha de revisión: 11/04/2012

    Introducción

    Uno de los motivos de consulta urgente más frecuente en oftalmología es la sensación de cuerpo extraño, generalmente unilateral, si bien en algunas ocasiones puede ser bilateral.

    Dicha sensación corresponde a la presencia de los propios cuerpos extraños, pero también puede deberse simplemente a la falta de solución de continuidad del epitelio, sobre todo corneal o de la mucosa conjuntival y, por tanto, común tanto a causas traumáticas como a erosiones epiteliales, heridas incisas y cuerpos extraños (como procesos infecciosos, como queratitis y úlceras corneales)1-3.

    En el presente artículo sólo nos ocuparemos de las erosiones, heridas y cuerpos extraños. El paciente siempre refiere un factor causal desencadenante (viento, rotura de objeto de vidrio, uñas, etc.).

    El diagnóstico es relativamente sencillo. Se debe explorar el polo anterior, a poder ser con la ayuda de un magnificador. Se exploran la córnea y la conjuntiva bulbar y, también, se deben explorar los fondos de saco conjuntivales y la conjuntiva tarsal, que en caso del párpado superior se hará mediante su eversión3 (ver figs. 1a y b).

    La eversión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    La oclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusiones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2008; 297-9 - vol. 15 núm 5
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 02/12/2022 2:13:12 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal