Fisterra

    Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina

    Introducción

    La retención aguda de orina (RAO) consiste en la imposibilidad absoluta de orinar teniendo la vejiga llena de orina. La vejiga se encuentra a muy alta presión, con violentos espasmos, lo que ocasiona gran dolor, agitación y la presencia de globo vesical a la exploración. La RAO, junto a la hematuria, es la urgencia urológica más frecuente. Se produce como consecuencia de la obstrucción infravesical, que impide el adecuado vaciado de la vejiga. Puede ser consecuencia de un obstáculo mecánico -hiperplasia benigna de próstata (HBP), estenosis, válvulas uretrales, etc.- o fruto de alteraciones funcionales -vejiga neurógena, micción no coordinada, etc.-. Es la causa más frecuente de insuficiencia renal reversible. La HBP es la causa más frecuente de RAO (53%). Según su localización podemos encontrar: a) causas vesicales y de uretra posterior: HBP, neoplasias vesicales, litiasis vesical, esclerosis de cuello, carcinoma prostático, prostatitis agudas, y b) causas uretrales: estenosis de uretra (causa más frecuente en nuestro medio debido a la manipulación uretral, como los sondajes), litiasis, neoplasias y fármacos agonistas alfa-adrenérgicos, anticolinérgicos, neurolépticos y antidepresivos tricíclicos (que alteran el control neurológico de la micción) y los antagonistas del calcio e inhibidores de las prostaglandinas (que disminuyen la capacidad de contracción del detrusor)1.

    Cuando se procede al sondaje vesical como tratamiento de una RAO se debe evitar el vaciado rápido para prevenir la aparición de hematuria ex vacuo, que es consecuencia de la caída brusca de la presión intravesical. Para ello, tras evacuar 200-250 cc de orina, se debe pinzar la sonda aproximadamente durante 10-15 minutos, tras los que volveremos a evacuar otra cantidad similar. Esta maniobra se repite tantas veces como sea necesario, hasta el completo vaciado vesical1.

    ¿Cómo se retira una sonda vesical?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2010; 136-7 - vol. 17 núm 3
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina

    Fecha de revisión: 12/04/2012
    • Técnica
    Índice de contenidos

    Introducción

    La retención aguda de orina (RAO) consiste en la imposibilidad absoluta de orinar teniendo la vejiga llena de orina. La vejiga se encuentra a muy alta presión, con violentos espasmos, lo que ocasiona gran dolor, agitación y la presencia de globo vesical a la exploración. La RAO, junto a la hematuria, es la urgencia urológica más frecuente. Se produce como consecuencia de la obstrucción infravesical, que impide el adecuado vaciado de la vejiga. Puede ser consecuencia de un obstáculo mecánico -hiperplasia benigna de próstata (HBP), estenosis, válvulas uretrales, etc.- o fruto de alteraciones funcionales -vejiga neurógena, micción no coordinada, etc.-. Es la causa más frecuente de insuficiencia renal reversible. La HBP es la causa más frecuente de RAO (53%). Según su localización podemos encontrar: a) causas vesicales y de uretra posterior: HBP, neoplasias vesicales, litiasis vesical, esclerosis de cuello, carcinoma prostático, prostatitis agudas, y b) causas uretrales: estenosis de uretra (causa más frecuente en nuestro medio debido a la manipulación uretral, como los sondajes), litiasis, neoplasias y fármacos agonistas alfa-adrenérgicos, anticolinérgicos, neurolépticos y antidepresivos tricíclicos (que alteran el control neurológico de la micción) y los antagonistas del calcio e inhibidores de las prostaglandinas (que disminuyen la capacidad de contracción del detrusor)1.

    Cuando se procede al sondaje vesical como tratamiento de una RAO se debe evitar el vaciado rápido para prevenir la aparición de hematuria ex vacuo, que es consecuencia de la caída brusca de la presión intravesical. Para ello, tras evacuar 200-250 cc de orina, se debe pinzar la sonda aproximadamente durante 10-15 minutos, tras los que volveremos a evacuar otra cantidad similar. Esta maniobra se repite tantas veces como sea necesario, hasta el completo vaciado vesical1.

    ¿Cómo se retira una sonda vesical?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2010; 136-7 - vol. 17 núm 3
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.

    Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina

    Fecha de revisión: 12/04/2012

    Introducción

    La retención aguda de orina (RAO) consiste en la imposibilidad absoluta de orinar teniendo la vejiga llena de orina. La vejiga se encuentra a muy alta presión, con violentos espasmos, lo que ocasiona gran dolor, agitación y la presencia de globo vesical a la exploración. La RAO, junto a la hematuria, es la urgencia urológica más frecuente. Se produce como consecuencia de la obstrucción infravesical, que impide el adecuado vaciado de la vejiga. Puede ser consecuencia de un obstáculo mecánico -hiperplasia benigna de próstata (HBP), estenosis, válvulas uretrales, etc.- o fruto de alteraciones funcionales -vejiga neurógena, micción no coordinada, etc.-. Es la causa más frecuente de insuficiencia renal reversible. La HBP es la causa más frecuente de RAO (53%). Según su localización podemos encontrar: a) causas vesicales y de uretra posterior: HBP, neoplasias vesicales, litiasis vesical, esclerosis de cuello, carcinoma prostático, prostatitis agudas, y b) causas uretrales: estenosis de uretra (causa más frecuente en nuestro medio debido a la manipulación uretral, como los sondajes), litiasis, neoplasias y fármacos agonistas alfa-adrenérgicos, anticolinérgicos, neurolépticos y antidepresivos tricíclicos (que alteran el control neurológico de la micción) y los antagonistas del calcio e inhibidores de las prostaglandinas (que disminuyen la capacidad de contracción del detrusor)1.

    Cuando se procede al sondaje vesical como tratamiento de una RAO se debe evitar el vaciado rápido para prevenir la aparición de hematuria ex vacuo, que es consecuencia de la caída brusca de la presión intravesical. Para ello, tras evacuar 200-250 cc de orina, se debe pinzar la sonda aproximadamente durante 10-15 minutos, tras los que volveremos a evacuar otra cantidad similar. Esta maniobra se repite tantas veces como sea necesario, hasta el completo vaciado vesical1.

    ¿Cómo se retira una sonda vesical?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo y cuándo retirar la sonda vesical tras una retención aguda de orina?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Recomendaciones

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conclusión

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Artículo original publicado en FMC

    Form Med Contin Aten Prim. 2010; 136-7 - vol. 17 núm 3
    Ver artículo original
    Conflicto de intereses
    No disponible.
    © Descargado el 29/11/2022 7:13:25 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal