Fisterra

    Vejiga hiperactiva, qué es y cómo manejarla

    Introducción


    Se dice que una vejiga es hiperactiva cuando provoca una necesidad urgente, imperiosa, repentina y frecuente de orinar. Es difícil de controlar y suele aparecer en momentos inapropiados.

    En condiciones normales, los riñones filtran la sangre y producen orina que, a través de dos conductos llamados uréteres, uno para cada riñón, llega a la vejiga. Desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo, la orina viaja por la uretra. A medida que va llegando orina procedente de los riñones, los músculos de la vejiga se relajan para permitir un mayor espacio y volumen para la orina. Las primeras ganas de orinar se suelen notar cuando la vejiga contiene alrededor de un cuarto de litro (240 ml) de orina. La mayoría de las personas pueden controlar las ganas de orinar incluso con alrededor de medio litro (480 ml) de orina en el interior de la vejiga.

    Cuando la vejiga está llena, las señales nerviosas enviadas al cerebro acaban desencadenando la necesidad de orinar. Para realizar la micción, los músculos de la vejiga se contraen, ayudando a expulsar la orina y, al mismo tiempo, se relaja el músculo esfínter vesical, que en condiciones normales cierra la salida de la vejiga e impide la emisión involuntaria de orina.

    Aunque pueden presentarse en cualquier persona y a cualquier edad, este problema es más común en mujeres y en personas mayores.

    Aunque las complicaciones físicas y orgánicas de la vejiga hiperactiva son raras, esta enfermedad sí que suele afectar a la calidad de vida por el impacto que puede causar en las actividades diarias y en las relaciones interpersonales, produciendo sufrimiento emocional, ansiedad, depresión, interrupción del ciclo del sueño y problemas con la sexualidad, entre otros.

    ¿Cuáles son las causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué factores de riesgo debo tener presentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento para la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo prevenir la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tienes que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vejiga hiperactiva, qué es y cómo manejarla

    Fecha de revisión: 23/11/2023
    • Ficha
    Índice de contenidos

    Introducción


    Se dice que una vejiga es hiperactiva cuando provoca una necesidad urgente, imperiosa, repentina y frecuente de orinar. Es difícil de controlar y suele aparecer en momentos inapropiados.

    En condiciones normales, los riñones filtran la sangre y producen orina que, a través de dos conductos llamados uréteres, uno para cada riñón, llega a la vejiga. Desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo, la orina viaja por la uretra. A medida que va llegando orina procedente de los riñones, los músculos de la vejiga se relajan para permitir un mayor espacio y volumen para la orina. Las primeras ganas de orinar se suelen notar cuando la vejiga contiene alrededor de un cuarto de litro (240 ml) de orina. La mayoría de las personas pueden controlar las ganas de orinar incluso con alrededor de medio litro (480 ml) de orina en el interior de la vejiga.

    Cuando la vejiga está llena, las señales nerviosas enviadas al cerebro acaban desencadenando la necesidad de orinar. Para realizar la micción, los músculos de la vejiga se contraen, ayudando a expulsar la orina y, al mismo tiempo, se relaja el músculo esfínter vesical, que en condiciones normales cierra la salida de la vejiga e impide la emisión involuntaria de orina.

    Aunque pueden presentarse en cualquier persona y a cualquier edad, este problema es más común en mujeres y en personas mayores.

    Aunque las complicaciones físicas y orgánicas de la vejiga hiperactiva son raras, esta enfermedad sí que suele afectar a la calidad de vida por el impacto que puede causar en las actividades diarias y en las relaciones interpersonales, produciendo sufrimiento emocional, ansiedad, depresión, interrupción del ciclo del sueño y problemas con la sexualidad, entre otros.

    ¿Cuáles son las causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué factores de riesgo debo tener presentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento para la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo prevenir la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tienes que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vejiga hiperactiva, qué es y cómo manejarla

    Fecha de revisión: 23/11/2023

    Introducción


    Se dice que una vejiga es hiperactiva cuando provoca una necesidad urgente, imperiosa, repentina y frecuente de orinar. Es difícil de controlar y suele aparecer en momentos inapropiados.

    En condiciones normales, los riñones filtran la sangre y producen orina que, a través de dos conductos llamados uréteres, uno para cada riñón, llega a la vejiga. Desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo, la orina viaja por la uretra. A medida que va llegando orina procedente de los riñones, los músculos de la vejiga se relajan para permitir un mayor espacio y volumen para la orina. Las primeras ganas de orinar se suelen notar cuando la vejiga contiene alrededor de un cuarto de litro (240 ml) de orina. La mayoría de las personas pueden controlar las ganas de orinar incluso con alrededor de medio litro (480 ml) de orina en el interior de la vejiga.

    Cuando la vejiga está llena, las señales nerviosas enviadas al cerebro acaban desencadenando la necesidad de orinar. Para realizar la micción, los músculos de la vejiga se contraen, ayudando a expulsar la orina y, al mismo tiempo, se relaja el músculo esfínter vesical, que en condiciones normales cierra la salida de la vejiga e impide la emisión involuntaria de orina.

    Aunque pueden presentarse en cualquier persona y a cualquier edad, este problema es más común en mujeres y en personas mayores.

    Aunque las complicaciones físicas y orgánicas de la vejiga hiperactiva son raras, esta enfermedad sí que suele afectar a la calidad de vida por el impacto que puede causar en las actividades diarias y en las relaciones interpersonales, produciendo sufrimiento emocional, ansiedad, depresión, interrupción del ciclo del sueño y problemas con la sexualidad, entre otros.

    ¿Cuáles son las causas?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué factores de riesgo debo tener presentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo se diagnostica la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuál es el tratamiento para la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo prevenir la vejiga hiperactiva?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cuándo tienes que solicitar atención médica?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Asociaciones de apoyo

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Bibliografía

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment

    Fundació Salut i Envelliment
    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 17/06/2024 13:35:06 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal