Fisterra

    Vacuna frente a la varicela

    La enfermedad y su vacuna

    La varicela es una enfermedad frecuente en la niñez. Generalmente es leve, aunque en algunos casos puede llegar a ser grave. Está producida por un virus que se contagia por contacto con el líquido de las ampollas de una persona enferma y también a través del aire al respirar cerca de un enfermo.

    La varicela produce un sarpullido (pequeñas vesículas con líquido que al secarse forman costras), picor, cansancio y fiebre. Con frecuencia produce pequeñas cicatrices. En casos raros puede producir alteraciones pulmonares (neumonía), alteraciones cerebrales (meningitis, encefalitis), o incluso la muerte.

    Años más tarde una persona que ha tenido varicela puede sufrir herpes zóster, un sarpullido parecido, localizado en el trayecto de un nervio.

    La vacuna de la varicela protege contra la enfermedad a cerca del 90% de las personas que se vacunan. Algunas personas que se han vacunado pueden no quedar totalmente protegidas y padecer la varicela, aunque generalmente ésta es más ligera, es decir con menos lesiones, menos fiebre y una recuperación más rápida.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vacuna frente a la varicela

    Fecha de revisión: 16/09/2017
    • Ficha
    Índice de contenidos

    La enfermedad y su vacuna

    La varicela es una enfermedad frecuente en la niñez. Generalmente es leve, aunque en algunos casos puede llegar a ser grave. Está producida por un virus que se contagia por contacto con el líquido de las ampollas de una persona enferma y también a través del aire al respirar cerca de un enfermo.

    La varicela produce un sarpullido (pequeñas vesículas con líquido que al secarse forman costras), picor, cansancio y fiebre. Con frecuencia produce pequeñas cicatrices. En casos raros puede producir alteraciones pulmonares (neumonía), alteraciones cerebrales (meningitis, encefalitis), o incluso la muerte.

    Años más tarde una persona que ha tenido varicela puede sufrir herpes zóster, un sarpullido parecido, localizado en el trayecto de un nervio.

    La vacuna de la varicela protege contra la enfermedad a cerca del 90% de las personas que se vacunan. Algunas personas que se han vacunado pueden no quedar totalmente protegidas y padecer la varicela, aunque generalmente ésta es más ligera, es decir con menos lesiones, menos fiebre y una recuperación más rápida.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vacuna frente a la varicela

    Fecha de revisión: 16/09/2017

    La enfermedad y su vacuna

    La varicela es una enfermedad frecuente en la niñez. Generalmente es leve, aunque en algunos casos puede llegar a ser grave. Está producida por un virus que se contagia por contacto con el líquido de las ampollas de una persona enferma y también a través del aire al respirar cerca de un enfermo.

    La varicela produce un sarpullido (pequeñas vesículas con líquido que al secarse forman costras), picor, cansancio y fiebre. Con frecuencia produce pequeñas cicatrices. En casos raros puede producir alteraciones pulmonares (neumonía), alteraciones cerebrales (meningitis, encefalitis), o incluso la muerte.

    Años más tarde una persona que ha tenido varicela puede sufrir herpes zóster, un sarpullido parecido, localizado en el trayecto de un nervio.

    La vacuna de la varicela protege contra la enfermedad a cerca del 90% de las personas que se vacunan. Algunas personas que se han vacunado pueden no quedar totalmente protegidas y padecer la varicela, aunque generalmente ésta es más ligera, es decir con menos lesiones, menos fiebre y una recuperación más rápida.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/09/2022 8:29:26 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal