Fisterra

    Vacuna frente a la gripe

    La enfermedad y su vacuna

    La gripe es una enfermedad causada por el virus del mismo nombre, contagiosa, que se presenta en brotes epidémicos y se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, dolores musculares y articulares, cansancio y malestar general.

    La gripe suele evolucionar hacia la curación de forma espontánea, pero en personas con disminución de las defensas (personas mayores, pacientes trasplantados, pacientes con sida, cáncer y con enfermedades crónicas como diabetes) o problemas cardíacos o con problemas pulmonares crónicos, puede producir complicaciones graves (neumonía, desestabilización de su enfermedad crónica, crisis cardiacas) con una importante aumento de la mortalidad.

    Se contagia a través del aire a partir de individuos enfermos cuando estornudan o tosen.
    En los países del hemisferio norte, como España, aparece en forma de epidemias todos los otoños-inviernos.

    La vacunación anual frente a la gripe ha demostrado ser la medida preventiva más eficaz para disminuir la frecuencia de aparición de la enfermedad, de las complicaciones asociadas, e incluso para evitar la mortalidad asociada, entre los grupos de población descritos. Por ello está recomendada por todas las organizaciones sanitarias y asociaciones científicas.

    En España están comercializados distintos tipos de vacuna. Las que se utilizan en las campañas anuales suelen ser de virus inactivados, cultivadas en células de embrión de pollo y que se aplican por inyección intramuscular. En pacientes con tratamiento con anticoagulantes la aplicación debe ser subcutánea. Para las personas mayores de 64 años existen las llamadas vacunas adyuvadas, con una respuesta inmune potenciada.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vacuna frente a la gripe

    Fecha de revisión: 19/09/2017
    • Ficha
    Índice de contenidos

    La enfermedad y su vacuna

    La gripe es una enfermedad causada por el virus del mismo nombre, contagiosa, que se presenta en brotes epidémicos y se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, dolores musculares y articulares, cansancio y malestar general.

    La gripe suele evolucionar hacia la curación de forma espontánea, pero en personas con disminución de las defensas (personas mayores, pacientes trasplantados, pacientes con sida, cáncer y con enfermedades crónicas como diabetes) o problemas cardíacos o con problemas pulmonares crónicos, puede producir complicaciones graves (neumonía, desestabilización de su enfermedad crónica, crisis cardiacas) con una importante aumento de la mortalidad.

    Se contagia a través del aire a partir de individuos enfermos cuando estornudan o tosen.
    En los países del hemisferio norte, como España, aparece en forma de epidemias todos los otoños-inviernos.

    La vacunación anual frente a la gripe ha demostrado ser la medida preventiva más eficaz para disminuir la frecuencia de aparición de la enfermedad, de las complicaciones asociadas, e incluso para evitar la mortalidad asociada, entre los grupos de población descritos. Por ello está recomendada por todas las organizaciones sanitarias y asociaciones científicas.

    En España están comercializados distintos tipos de vacuna. Las que se utilizan en las campañas anuales suelen ser de virus inactivados, cultivadas en células de embrión de pollo y que se aplican por inyección intramuscular. En pacientes con tratamiento con anticoagulantes la aplicación debe ser subcutánea. Para las personas mayores de 64 años existen las llamadas vacunas adyuvadas, con una respuesta inmune potenciada.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

    Vacuna frente a la gripe

    Fecha de revisión: 19/09/2017

    La enfermedad y su vacuna

    La gripe es una enfermedad causada por el virus del mismo nombre, contagiosa, que se presenta en brotes epidémicos y se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, dolores musculares y articulares, cansancio y malestar general.

    La gripe suele evolucionar hacia la curación de forma espontánea, pero en personas con disminución de las defensas (personas mayores, pacientes trasplantados, pacientes con sida, cáncer y con enfermedades crónicas como diabetes) o problemas cardíacos o con problemas pulmonares crónicos, puede producir complicaciones graves (neumonía, desestabilización de su enfermedad crónica, crisis cardiacas) con una importante aumento de la mortalidad.

    Se contagia a través del aire a partir de individuos enfermos cuando estornudan o tosen.
    En los países del hemisferio norte, como España, aparece en forma de epidemias todos los otoños-inviernos.

    La vacunación anual frente a la gripe ha demostrado ser la medida preventiva más eficaz para disminuir la frecuencia de aparición de la enfermedad, de las complicaciones asociadas, e incluso para evitar la mortalidad asociada, entre los grupos de población descritos. Por ello está recomendada por todas las organizaciones sanitarias y asociaciones científicas.

    En España están comercializados distintos tipos de vacuna. Las que se utilizan en las campañas anuales suelen ser de virus inactivados, cultivadas en células de embrión de pollo y que se aplican por inyección intramuscular. En pacientes con tratamiento con anticoagulantes la aplicación debe ser subcutánea. Para las personas mayores de 64 años existen las llamadas vacunas adyuvadas, con una respuesta inmune potenciada.

    ¿Quién y cuándo debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Quién no debe vacunarse?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    ¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Más en la red

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Autores

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Conflicto de intereses
    Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
    © Descargado el 29/11/2022 8:47:09 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal