Fisterra

    Síndrome de intestino irritable o colon irritable

    Recomendaciones generales


    • Realice una historia dietética: apunte todo lo que come para identificar aquellos alimentos que le causen molestias, diarrea o dolor abdominal.
    • Fraccione las tomas a lo largo del día, cada 3-4 horas, para que el aporte de fibra esté bien distribuido.
    • Seleccione alimentos ricos en fibra soluble frente a los ricos en insoluble con el fin de mejorar el tránsito intestinal.
    • Si tiene diarrea no abuse del consumo de alimentos integrales o ricos en fibra insoluble como el salvado de trigo o el pan integral.
    • Asegure la fibra soluble con las legumbres o frutas como las manzanas o los frutos secos.
    • Incluya las legumbres 3 veces a la semana en cocciones ligeras y trituradas o sin piel.
    • No abuse del consumo verduras crudas y de hoja (VE); puede consumir verduras u hortalizas cocidas o en puré.
    • Modere el consumo de aceite de oliva. Evite fritos y rebozados. Formas de cocción: horno, plancha, parrilla, vapor, etc.
    • Evite el consumo de alimentos con mayor contenido graso: carnes de cerdo y cordero, embutidos grasos, quesos curados, semicurados.
    • Limite el consumo de pescado azul a 2-3 tomas a la semana.
    • Frutos secos diariamente, en menores cantidades.
    • Tome yogures desnatados u otros postres lácteos probióticos, como Bio o Bifidus diariamente, para mantener tu microbiota intestinal en equilibrio.
    • Puede tomar un suplemento probiótico junto con el plan nutricional para equilibrar la microbiota intestinal, consulte con su médico digestivo.
    • Beba entre 1,5-2,5 L de agua diariamente, o 8-10 vasos de agua normales.
    • Restrinja completamente el consumo de todas las bebidas alcohólicas.
    • Puede considerar la ingesta de probióticos ya que en SII la microbiota está alterada frente a individuos sanos.

    En algunas ocasiones el nutricionista, junto el médico digestivo, puede pautar una dieta baja o exenta en FODMAPs. Con este plan de alimentación excluirá durante un periodo de tiempo todos los alimentos ricos en FODMAPs para posteriormente ir introduciéndolos progresivamente. Esta estrategia mejora considerablemente la sintomatología digestiva.

    Síndrome de intestino irritable o colon irritable

    Fecha de revisión: 16/01/2019
    • Dieta
    Índice de contenidos

    Recomendaciones generales


    • Realice una historia dietética: apunte todo lo que come para identificar aquellos alimentos que le causen molestias, diarrea o dolor abdominal.
    • Fraccione las tomas a lo largo del día, cada 3-4 horas, para que el aporte de fibra esté bien distribuido.
    • Seleccione alimentos ricos en fibra soluble frente a los ricos en insoluble con el fin de mejorar el tránsito intestinal.
    • Si tiene diarrea no abuse del consumo de alimentos integrales o ricos en fibra insoluble como el salvado de trigo o el pan integral.
    • Asegure la fibra soluble con las legumbres o frutas como las manzanas o los frutos secos.
    • Incluya las legumbres 3 veces a la semana en cocciones ligeras y trituradas o sin piel.
    • No abuse del consumo verduras crudas y de hoja (VE); puede consumir verduras u hortalizas cocidas o en puré.
    • Modere el consumo de aceite de oliva. Evite fritos y rebozados. Formas de cocción: horno, plancha, parrilla, vapor, etc.
    • Evite el consumo de alimentos con mayor contenido graso: carnes de cerdo y cordero, embutidos grasos, quesos curados, semicurados.
    • Limite el consumo de pescado azul a 2-3 tomas a la semana.
    • Frutos secos diariamente, en menores cantidades.
    • Tome yogures desnatados u otros postres lácteos probióticos, como Bio o Bifidus diariamente, para mantener tu microbiota intestinal en equilibrio.
    • Puede tomar un suplemento probiótico junto con el plan nutricional para equilibrar la microbiota intestinal, consulte con su médico digestivo.
    • Beba entre 1,5-2,5 L de agua diariamente, o 8-10 vasos de agua normales.
    • Restrinja completamente el consumo de todas las bebidas alcohólicas.
    • Puede considerar la ingesta de probióticos ya que en SII la microbiota está alterada frente a individuos sanos.

    En algunas ocasiones el nutricionista, junto el médico digestivo, puede pautar una dieta baja o exenta en FODMAPs. Con este plan de alimentación excluirá durante un periodo de tiempo todos los alimentos ricos en FODMAPs para posteriormente ir introduciéndolos progresivamente. Esta estrategia mejora considerablemente la sintomatología digestiva.

    Síndrome de intestino irritable o colon irritable

    Fecha de revisión: 16/01/2019

    Índice de contenidos

    Recomendaciones generales


    • Realice una historia dietética: apunte todo lo que come para identificar aquellos alimentos que le causen molestias, diarrea o dolor abdominal.
    • Fraccione las tomas a lo largo del día, cada 3-4 horas, para que el aporte de fibra esté bien distribuido.
    • Seleccione alimentos ricos en fibra soluble frente a los ricos en insoluble con el fin de mejorar el tránsito intestinal.
    • Si tiene diarrea no abuse del consumo de alimentos integrales o ricos en fibra insoluble como el salvado de trigo o el pan integral.
    • Asegure la fibra soluble con las legumbres o frutas como las manzanas o los frutos secos.
    • Incluya las legumbres 3 veces a la semana en cocciones ligeras y trituradas o sin piel.
    • No abuse del consumo verduras crudas y de hoja (VE); puede consumir verduras u hortalizas cocidas o en puré.
    • Modere el consumo de aceite de oliva. Evite fritos y rebozados. Formas de cocción: horno, plancha, parrilla, vapor, etc.
    • Evite el consumo de alimentos con mayor contenido graso: carnes de cerdo y cordero, embutidos grasos, quesos curados, semicurados.
    • Limite el consumo de pescado azul a 2-3 tomas a la semana.
    • Frutos secos diariamente, en menores cantidades.
    • Tome yogures desnatados u otros postres lácteos probióticos, como Bio o Bifidus diariamente, para mantener tu microbiota intestinal en equilibrio.
    • Puede tomar un suplemento probiótico junto con el plan nutricional para equilibrar la microbiota intestinal, consulte con su médico digestivo.
    • Beba entre 1,5-2,5 L de agua diariamente, o 8-10 vasos de agua normales.
    • Restrinja completamente el consumo de todas las bebidas alcohólicas.
    • Puede considerar la ingesta de probióticos ya que en SII la microbiota está alterada frente a individuos sanos.

    En algunas ocasiones el nutricionista, junto el médico digestivo, puede pautar una dieta baja o exenta en FODMAPs. Con este plan de alimentación excluirá durante un periodo de tiempo todos los alimentos ricos en FODMAPs para posteriormente ir introduciéndolos progresivamente. Esta estrategia mejora considerablemente la sintomatología digestiva.

    © Descargado el 08/08/2022 0:18:37 Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright © . Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal