Fisterra

    Hiperuricemia

    Recomendaciones generales


    • Mantenga un peso saludable y una alimentación que siga el patrón de dieta mediterránea.
    • Si tiene que perder peso evite dietas demasiado hipocalóricas y siempre bajo supervisión de un profesional.
    • Evite los ayunos prolongados.
    • Beba abundante líquido diariamente, principalmente en forma de agua o de caldos vegetales sin grasas y sin sal.
    • Suprima la ingesta de alcohol.
    • Limite el aporte de sal de mesa, los alimentos de por sí ya contienen sal.
    • Use técnicas culinarias como hervido, cocido o plancha.
    • Evite el consumo de alimentos con contenido en purinas muy elevado (>150-800 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: vísceras (hígado, riñones), embutidos grasos (chorizo, lomo, salchichón), carne picada, salchichas, carne de cerdo magra, chuletas de cerdo y ternera, pollo y pavo con piel, pato, pescados azules (sardinas, anchoas, arenques), y mariscos.
      • Verduras: espinacas, brócoli, coles de Bruselas y espárragos.
    • Limite el consumo de alimentos cuyo contenido en purinas es alto (150-70 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: carne magra de ternera y buey, pollo y pavo sin piel, conejo, jamón cocido, serrano e ibérico, pescados blancos y azul, huevo, soja y derivados, y frutos secos.
      • Hidratos de carbono: lentejas, habas.
    • Modere el consumo de alimentos con contenido en purinas moderado (70-50 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: conejo, pollo y pavo.
      • Verduras: espinacas, espárragos o champiñones.
      • Hidratos de carbono: legumbres (garbanzos, alubias, guisantes y soja).
    • Consuma “libremente” alimentos cuyo contenido en purinas es bajo (0-50 mg/100 g de alimento):
      • La mayoría de verduras y frutas, caldos, cereales y pan integral o blanco, aceite de oliva, lácteos.
    • La fructosa en el organismo puede pasar a purina por lo que debe limitarse la ingesta de fruta diaria.

    Recomendaciones generales.
    Grupos de alimentos Consumo diario o semanal Consumo ocasional
    Verduras Caldos de verduras y resto de verduras. Ninguna.
    Frutas Ciruela, melocotón, pomelo, sandía, piña, mandarina, naranja, melón, papaya, albaricoque. Frutas secas, frambuesas, grosellas, moras, manzana, caqui, chirimoya, plátano, peras, uvas e higos.
    Legumbres Todas. Todas.
    Cereales Arroz, sémola, pastas, germen de trigo y salvado, pan y cereales integrales. Tartas, hojaldres, pastelería y bollería industrial.
    Carnes rojas Ternera. Carnes grasas y vísceras animales: hígado, corazón, riñones, sesos, mollejas, lengua. Hamburguesas, salchichas de Frankfurt, buey, cerdo, caballo, cordero (sólo partes magras); caldos grasos.
    Aves y caza Pollo y pavo (sin piel). Ganso, pato, conejo, venado y caza menor.
    Pescados y mariscos Pescados blancos: lenguado, gallo, merluza, bacalao... Mariscos, huevas de pescado, sardinas, anchoas, boquerones, salmón, rodaballo.
    Embutidos Pavo o pollo de >95%. Todos los grasos.
    Leche y derivados Leche semidesnatada, desnatados y bajos en grasa. Leche entera y quesos grasos (curados).
    Frutos secos Nueces, castañas. Cacahuetes, frutos secos fritos.
    Bebidas Té, café, agua mineral, infusiones de hierbas. Alcohol (en todas sus formas) sobre todo cerveza y bebidas de alta graduación.

    Hiperuricemia

    Fecha de revisión: 16/01/2019
    • Dieta
    Índice de contenidos

    Recomendaciones generales


    • Mantenga un peso saludable y una alimentación que siga el patrón de dieta mediterránea.
    • Si tiene que perder peso evite dietas demasiado hipocalóricas y siempre bajo supervisión de un profesional.
    • Evite los ayunos prolongados.
    • Beba abundante líquido diariamente, principalmente en forma de agua o de caldos vegetales sin grasas y sin sal.
    • Suprima la ingesta de alcohol.
    • Limite el aporte de sal de mesa, los alimentos de por sí ya contienen sal.
    • Use técnicas culinarias como hervido, cocido o plancha.
    • Evite el consumo de alimentos con contenido en purinas muy elevado (>150-800 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: vísceras (hígado, riñones), embutidos grasos (chorizo, lomo, salchichón), carne picada, salchichas, carne de cerdo magra, chuletas de cerdo y ternera, pollo y pavo con piel, pato, pescados azules (sardinas, anchoas, arenques), y mariscos.
      • Verduras: espinacas, brócoli, coles de Bruselas y espárragos.
    • Limite el consumo de alimentos cuyo contenido en purinas es alto (150-70 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: carne magra de ternera y buey, pollo y pavo sin piel, conejo, jamón cocido, serrano e ibérico, pescados blancos y azul, huevo, soja y derivados, y frutos secos.
      • Hidratos de carbono: lentejas, habas.
    • Modere el consumo de alimentos con contenido en purinas moderado (70-50 mg/100 g de alimento):
      • Proteínas: conejo, pollo y pavo.
      • Verduras: espinacas, espárragos o champiñones.
      • Hidratos de carbono: legumbres (garbanzos, alubias, guisantes y soja).
    • Consuma “libremente” alimentos cuyo contenido en purinas es bajo (0-50 mg/100 g de alimento):
      • La mayoría de verduras y frutas, caldos, cereales y pan integral o blanco, aceite de oliva, lácteos.
    • La fructosa en el organismo puede pasar a purina por lo que debe limitarse la ingesta de fruta diaria.

    Recomendaciones generales.
    Grupos de alimentos Consumo diario o semanal Consumo ocasional
    Verduras Caldos de verduras y resto de verduras. Ninguna.
    Frutas Ciruela, melocotón, pomelo, sandía, piña, mandarina, naranja, melón, papaya, albaricoque. Frutas secas, frambuesas, grosellas, moras, manzana, caqui, chirimoya, plátano, peras, uvas e higos.
    Legumbres Todas. Todas.
    Cereales Arroz, sémola, pastas, germen de trigo y salvado, pan y cereales integrales. Tartas, hojaldres, pastelería y bollería industrial.
    Carnes rojas Ternera. Carnes grasas y vísceras animales: hígado, corazón, riñones, sesos, mollejas, lengua. Hamburguesas, salchichas de Frankfurt, buey, cerdo, caballo, cordero (sólo partes magras); caldos grasos.
    Aves y caza Pollo y pavo (sin piel). Ganso, pato, conejo, venado y caza menor.
    Pescados y mariscos Pescados blancos: lenguado, gallo, merluza, bacalao... Mariscos, huevas de pescado, sardinas, anchoas, boquerones, salmón, rodaballo.
    Embutidos Pavo o pollo de >95%. Todos los grasos.
    Leche y derivados Leche semidesnatada, desnatados y bajos en grasa. Leche entera y quesos grasos (curados).
    Frutos secos Nueces, castañas. Cacahuetes, frutos secos fritos.
    Bebidas Té, café, agua mineral, infusiones de hierbas. Alcohol (en todas sus formas) sobre todo cerveza y bebidas de alta graduación.

    Para ver el texto completo debe de estar suscrito a Fisterra

    Estas son sus opciones

    ¿Necesita ayuda o más información? Llame al 932 415 960

    ¿Ya está registrado?

    Inicie sesión con su cuenta personal