Profesionales    |   Pacientes  


Alteraciones de los glóbulos blancos

Inicio - Procedimientos - Alteraciones de los glóbulos blancos
Volver Recargar Texto más grande Texto más pequeño Imprimir


Sobre FisterraSalud  |  FAQs
  
Actualizada el 24/03/2010.

 Más...

 Opciones para la página
Disminuir tamaño de letra    Aumentar tamaño de letra  Tamaño de letra
 Imprimir HTML
 Imprimir PDF
 ¿Problemas con los PDF?
 Enviar a un amigo

--------------------------------

 Más en FisterraSalud

Información y consejos 

Dietas

Procedimientos 

Vacunas

--------------------------------

 Para saber más

Más información en...

--------------------------------

 Buscar en Internet

Buscar en MEDLINEplus
Buscar en otros sitios
 
Acerca de esta página
Elaborada por médicos con revisión posterior por colegas.
La información contenida en este folleto está basada en las Guías Clínicas de Fisterra y otras fuentes fiables.

Conflicto de intereses: Ninguno declarado.

Metodología de elaboración

 

Alteraciones de los glóbulos blancos (serie blanca) en los análisis de sangre

 
¿A qué se denomina "serie blanca"?

Los glóbulos blancos (serie blanca de las células de la sangre) son las células sanguíneas encargadas de la defensa contra la infección, bien como productoras de anticuerpos (los linfocitos), bien participando en la destrucción de microorganismos (los neutrófilos, los eosinófilos, los basófilos y los monocitos). Además, los eosinófilos también participan en las reacciones alérgicas.

En los análisis de sangre se refleja la situación de estas células sanguíneas, con su recuento total y con la fórmula leucocitaria, que expresa el número absoluto y porcentual, de cada uno de los tipos de glóbulos blancos presentes en sangre:

Los valores normales de los leucocitos se recogen en la siguiente tabla:

 Valores normales de los leucocitos (glóbulos blancos) en la sangre:
Células Células por mm3 Porcentaje del total
Leucocitos Entre 5.000 y 11.000  
Neutrófilos Entre 1.800 y 7.200 Entre el 54 y el 62%.
Linfocitos Entre 1.500 y 4.000 Entre el 25 y el 33%.
Monocitos Entre 200 y 900 Entre el 3 y el 7%.
Eosinófilos Entre 0 y 700 Entre el 1 y el 3%.
Basófilos Entre 0 y 150 Entre el 0 y el 1%.
El análisis de sangre es una prueba clínica habitual que aporta información de gran valor para el diagnóstico, ya que las alteraciones en el número, la forma y la función de las células sanguíneas, permiten orientar el diagnóstico y la necesidad de otras pruebas complementarias.

¿Qué puede producir una alteración en  los glóbulos blancos?
Para poder valorar cuáles son las posibles causas de una alteración de los glóbulos blancos en los análisis de sangre, debe tenerse en cuenta el recuento total y el análisis del resto de las células sanguíneas, la respuesta a las preguntas del médico  al  paciente buscando otros signos o síntomas, así como repetir el estudio sanguíneo a las 2-4 semanas para ver la evolución.

Las alteraciones de los glóbulos blancos pueden ser de su forma  (tamaño y forma) o de su funcionamiento, sobre todo los neutrófilos y los linfocitos. En muchos casos, se trata de enfermedades hereditarias que se sospechan en pacientes con infecciones repetidas. También se producen en algunas infecciones, como la mononucleosis infecciosa, en reacciones ante algunos medicamentos, y en anemias y neoplasias.

La alteración por aumento en el número de leucocitos, se denomina leucocitosis, y según el tipo que está aumentado, se habla de neutrofilia, de linfocitosis y de eosinofilia. Se denomina  leucopenia a la  disminución en el recuento de glóbulos blancos.

 
¿Por qué se producen la leucocitosis y la leucopenia?
Cuando se produce una leucocitosis pueden aumentar todos los tipos de glóbulos blancos, o sólo uno de ellos, principalmente los neutrófilos (neutrofilia) y, en segundo lugar, los linfocitos (linfocitosis).

La leucocitosis puede ser debida a infecciones, intoxicaciones (plomo, benzoles), alteraciones metabólicas (acidosis diabética o urémica), y hemopatías (anemia aplásica, síndromes mieloproliferativos crónicos, policitemia), o asociada a neutrofilia intensa, como respuesta al tratamiento con vitamina B12/ácido fólico, en quemados. Existe leucocitosis de forma normal, sin que signifique problema de salud, en la infancia y el embarazo, o tras un intenso esfuerzo físico.

Leucopenia significa disminución de los glóbulos blancos, y lo más frecuente es que se trate de una neutropenia. Los fármacos son la causa más frecuente de neutropenia. Entre los más habituales tenemos el captopril, la indometacina, las penicilinas, los antitiroideos y el cloranfenicol. Suele aparecer a las 1-2 semanas de administrar el fármaco, y cesa con su suspensión a los 4-7 días, observándose una monocitosis de rebote.

 
¿Qué es y porqué se produce la neutrofilia?
La neutrofilia es el aumento de la cifra absoluta de neutrófilos. En la infancia existe una neutrofilia fisiológica (normal), que desaparece progresivamente hasta alcanzar cifras normales a los 5 años. Hay múltiples causas, bien fisiológicas o patológicas, debidas frecuentemente a infecciones de probable origen bacteriano. En los fumadores de más de 2 paquetes/día, se presentan cifras de neutrofilos 2 veces mayores que la población.
 
¿Qué es y porqué se produce la linfocitosis?
Se denomina linfocitosis a la presencia de más de 5.000 linfocitos/mm3 en sangre periférica. La causa más frecuente es la mononucleosis infecciosa que se acompaña de fiebre alta, faringitis, aumento del tamaño del hígado y adenopatías.
 
¿Qué es y porqué se produce la eosinofilia?

Se define como el aumento de eosinófilos por encima de las cifras normales. La causa más frecuente suele ser alérgica, aunque en población inmigrante o que haya viajado a regiones tropicales, se debe descartar la existencia de parásitos.

En el asma, el grado de eosinofilia se correlaciona con el grado de actividad de la enfermedad. Otra causa de eosinofilia importante son los fármacos, entre los que podemos destacan los antiinflamatorios, la ranitidina, el alopurinol, las quinolonas, la penicilina, o las cefalosporinas. Actualmente, el aumento de eosinófilos, se asocia a la infección por VIH y a los fármacos que se utilizan en su tratamiento.

 
¿Qué es y porqué se produce la basofilia?
El aumento de los basófilos puede verse en numerosos procesos, como la varicela, el sarampión o la  tuberculosis, la artritis reumatoide, la diabetes mellitus, la insuficiencia renal crónica, la colitis ulcerosa, la esplenectomía, y en anemias o leucemias.
 
Para obtener más información:
viñeta

En FisterraSalud:

viñeta Procedimientos diagnósticos y terapéuticos
viñeta

En otros sitios:

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Células sanguíneas

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Conteo de glóbulos blancos

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Conteo diferencial de glóbulos blancos

 
Autores: 
Equipo editorial de Fisterra
Médicos especialistas en Medicina de Familia y en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Publicidad

Anuncios Google

 
Este artículo proporciona una visión general de este problema y puede no ser aplicable a todo el mundo.  Para averiguar si estos consejos pueden aplicarse a usted y para conseguir más información de este tema hable con su médico. 

Esta página está protegida por los derechos de autor y no está permitido copiar y/o colocar la información en otra Web. Puede ser enlazada mediante links.

Tiene permiso para utilizar este material a nivel personal o con un objetivo educativo y sin ánimo de lucro. Solicite permiso por escrito si lo requiere para otros usos, incluidos usos electrónicos.

Arriba  

© Elsevier 2014

Acerca de: Sobre Fisterra  | Suscríbase: Acceso personal · Acceso instituciones · Prueba gratis  | Ayuda: FAQs  | Contáctenos: Atención al cliente Cláusula privacidad · Aviso legal
-