Profesionales    |   Pacientes  


Actualizada el 24/03/2010.

 Más...

 Opciones para la página
Disminuir tamaño de letra    Aumentar tamaño de letra  Tamaño de letra
 Imprimir HTML
 Imprimir PDF
 ¿Problemas con los PDF?
 Enviar a un amigo

--------------------------------

 Más en FisterraSalud

Información y consejos 

Dietas

Procedimientos 

Vacunas

--------------------------------

 Para saber más

Más información en...

--------------------------------

 Buscar en Internet

Buscar en MEDLINEplus
Buscar en otros sitios
 
Acerca de esta página
Elaborada por médicos con revisión posterior por colegas.
La información contenida en este folleto está basada en las Guías Clínicas de Fisterra y otras fuentes fiables.

Conflicto de intereses: Ninguno declarado.

Metodología de elaboración

 

Información para pacientes sobre la Alopecia

 
¿Qué es la alopecia?
Se denomina alopecia a la disminución ó pérdida del pelo, localizada o generalizada, temporal ó definitiva de cualquier tipo u origen.

 

¿Cómo se produce el cabello y la alopecia?

El crecimiento del pelo del cuero cabelludo es cíclico. Así el pelo nace de un folículo piloso, creciendo durante 2-6 años alrededor de 1 cm al mes, y cada día perdemos de forma natural de 80 a 100 cabellos.

La alopecia es una causa frecuente de consulta en dermatología, siendo más frecuentes las consultas de varones por calvicie común o androgénica (pérdida del cabello natural en los varones).

Existen diversas clasificaciones de las alopecias, pero desde el punto de vista de su pronóstico, se diferencian las llamadas alopecias cicatriciales, en las que se han perdido los folículos pilosos, y las no cicatriciales, en las que los folículos pilosos no están atrofiados y podrían ser recuperables (la única excepción es la calvicie androgénica, producida generalmente en varones por efecto de los andrógenos, en la que los folículos pilosos no se atrofian pero es definitiva y lentamente progresiva).

Las causas de la alopecia cicatricial pueden ser accidentes, lesiones en el cuero cabelludo como quemaduras o heridas, tumores, infecciones como la tiña, o enfermedades de la piel como el lupus. La alopecia no cicatricial puede estar producida por el estrés, por arrancarse el pelo, o por causas hormonales.

 
¿Cómo se diagnostica?

Para realizar el diagnóstico es muy importante la historia clínica del paciente, ritmo de vida, si toma algún tratamiento, si existen antecedentes familiares, alguna lesión o accidente, etc. Además de la exploración física del cuero cabelludo y de los cabellos para ver la distribución de las zonas de alopecia, la fragilidad del cabello al tirar de él, o su aspecto.

En la mayoría de los casos no se requieren otras pruebas complementarias. La clínica y la exploración física suelen ser suficientes para establecer un diagnóstico firme. Suelen ser problemas temporales autorresolutivos.

En los casos seleccionados que requieren estudio complementario éste suele consistir en análisis de sangre. En los casos en que se sospecha algún componente hormonal puede ser necesario estudiar los niveles hormonales, en especial de la testosterona. En los casos de infecciones puede requerirse cultivo.

 
¿Cómo se trata?
El tratamiento va a depender de la causa de la alopecia:

En la alopecia producida por las tiñas (hongos de los cabellos) si no se tratan precozmente con antifúngicos producen alopecias cicatriciales, definitivas, en placas o áreas localizadas en el cuero cabelludo, en los varones también en la barba o bigote. Es importante destacar que la mayoría de las tiñas en nuestro medio aparecen en niños y se producen por la transmisión desde animales de compañía. En los adultos es muy poco frecuente, salvo en situaciones de gran deterioro higiénico del entorno, o en pacientes con inmunodepresión por tratamientos anticancerosos, corticoides a altas dosis o enfermedades que producen inmunodepresión.

La alopecia areata se caracteriza por la presencia de una o varias placas alopécicas circunscritas en el cuero cabelludo, sobre piel normal, pudiendo llegar hasta la pérdida de todo el pelo corporal. Afecta a ambos sexos por igual y puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en niños y adultos jóvenes. Su causa es desconocida, pero existe cierta predisposición genética y es más frecuente en personas con dermatitis atópica y síndrome de Down.

El tratamiento depende de la extensión de la alopecia. Si no llega a afectar al 50% del cuero cabelludo se suele preferir esperar porque con frecuencia desaparecen las calvas espontáneamente. Si la alopecia es muy extensa puede requerirse tratamiento médico, generalmente local, como los corticoides o el minoxidil.

La alopecia androgénica se produce por efecto de las hormonas masculinas (andrógenos) en personas predispuestas genéticamente. Es la causa más frecuente de caída de pelo, tanto en el varón como en al mujer. El proceso puede empezar en cualquier momento después de la pubertad. En el varón comienza con las denominadas entradas. Posteriormente se afecta el área biparietal y el vértex (depilación en coronilla o tonsura), respetándose siempre la zona lateral y posterior del cuero cabelludo.

En la mujer la pérdida de pelo es más difusa, suele acentuarse a partir de la menopausia, pero rara vez es total. El diámetro de los cabellos se va haciendo más fino y son más cortos y sin color, permitiendo ver el cuero cabelludo.

Desde hace unos años se dispone de 2 fármacos para el tratamiento de la alopecia androgénica: Minoxidil y Finasterida. En la mujer se puede utilizar Minoxidil, pero no Finasterida. Para observar resultados se necesita un periodo de 6-12 meses de tratamiento continuado y debe mantenerse de forma indefinida.

En la mujer se han utilizado tratamientos hormonales orales con buenos resultados. Actualmente se realiza el autotransplante de pelo, tratamiento consolidado y altamente efectivo. Su principal inconveniente es que, al perderse el pelo vecino, hay que realizar varias correcciones. En la mujer, al ser la alopecia más difusa, es más difícil el autotransplante.

 

Se denomina efluvio a la pérdida de pelo mayor de lo habitual  provocado por alteración del ciclo de nacimiento, crecimiento y caída natural del cabello por estrés o enfermedad. Se inicia 1-2 meses después del factor desencadenante.

Como causas estresantes pueden estar: infecciones crónicas debilitantes, enfermedades febriles prolongadas, tensión emocional extrema, dietas hipocalóricas, posparto, cirugías importantes... El pronóstico es bueno, y el cabello vuelve a salir en un período de 6 a 12 meses.

La mujer también puede presentar alopecia por anemia por falta de hierro.

La alopecia también puede estar causada por múltiples fármacos como la quimioterapia anticancerosa, anticoagulantes y antiepilépticos. En estos casos el pronóstico es bueno, en 6-12 meses el cabello vuelve a salir, tras corregir la causa desencadenante con suplementos de hierro en la anemia, cambio de tratamiento o finalización de la quimioterapia.

 
La alopecia traumática se produce por traumas físicos. Existen 2 tipos:
  • Tricotilomanía: (provocada por el propio paciente). Se denomina así a la alopecia provocada por el tic de coger el cabello entre los dedos de forma continuada, torcerlo y estirarlo. Se localiza a nivel temporoparietal u occipital. Observaremos placas de alopecia parcial con pelos de diferente tamaño, torcidos y rotos. Suelen reflejar un trastorno psicológico leve (en niños) y más importante en adultos.
  • Alopecia por tracción: Es producida por un peinado inapropiado que estira el pelo con fuerza en alguna dirección de forma constante (moños, cola de caballo, uso de peines calientes para alisarse el pelo...). Suele haber alopecia en placas y pelos rotos. Si el mecanismo que induce la tracción cesa, la alopecia se recupera, aunque en casos en que la tracción es muy intensa o duradera puede desembocar en alopecia cicatricial.

En los casos de alopecias cicatriciales de pequeño tamaño, especialmente en las traumáticas, el tratamiento quirúrgico con extirpación directa de la zona afecta puede llegar a ser curativo.

 
Para obtener más información:
viñeta

En FisterraSalud:

viñeta Información y consejos
viñeta

En otros sitios:

viñeta

MEDLINEplus: Enfermedades y pérdida del cabello

viñeta

MEDLINEPlus Tutorial Interactivo: Alopecia

viñeta

MEDLINEplus Enciclopedia: Alopecia areata

viñeta

Family Doctor: Pérdida de cabello y sus causas (Asociación Americana de médicos de familia)

viñeta

Mitos y realidades de la alopecia (Colegio de Farmacéuticos de Barcelona)

viñeta

Atlas DOIA de dermatología: Alopecia

 
Autores: 
Equipo editorial de Fisterra.
Médicos especialistas en Medicina de Familia y en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Publicidad

Anuncios Google

 
 
Este artículo proporciona una visión general de este problema y puede no ser aplicable a todo el mundo.  Para averiguar si estos consejos pueden aplicarse a usted y para conseguir más información de este tema hable con su médico.

Esta página está protegida por los derechos de autor y no está permitido copiar y/o colocar la información en otra Web. Puede ser enlazada mediante links.

Tiene permiso para utilizar este material a nivel personal o con un objetivo educativo y sin ánimo de lucro. Solicite permiso por escrito si lo requiere para otros usos, incluidos usos electrónicos.

Arriba  

© Elsevier 2016

Acerca de: Sobre Fisterra  | Suscríbase: Acceso personal · Acceso instituciones · Prueba gratis  | Ayuda: FAQs  | Contáctenos: Atención al cliente Cláusula privacidad · Aviso legal
-