Profesionales    |   Pacientes  


Alergia a alimentos

Inicio - Información y consejos
Volver Recargar Texto más grande Texto más pequeño Imprimir


Sobre FisterraSalud  |  FAQs
  
Actualizada el 26/03/2006.

 Más...

 Opciones para la página
Disminuir tamaño de letra    Aumentar tamaño de letra  Tamaño de letra
 Imprimir HTML
 Imprimir PDF
 ¿Problemas con los PDF?
 Enviar a un amigo

--------------------------------

 Más en FisterraSalud

Información y consejos 

Dietas

Procedimientos 

Vacunas

--------------------------------

 Para saber más

Más información en...

--------------------------------

 Buscar en Internet

Buscar en MEDLINEplus
Buscar en otros sitios
 
Acerca de esta página
Elaborada por médicos con revisión posterior por colegas.
La información contenida en este folleto está basada en las Guías Clínicas de Fisterra y otras fuentes fiables.

Conflicto de intereses: Ninguno declarado.

Metodología de elaboración

 

Información para pacientes sobre la alérgia a alimentos

 

¿Qué es la alergia a alimentos?

La alergia a alimentos es una alteración del sistema inmunitario por la que la persona afectada reacciona de manera exagerada al contacto, ingestión o inhalación de un alimento.
 
¿Cuáles son sus síntomas?
Las reacciones pueden ser leves (erupciones, urticaria, picor, lagrimeo, enrojecimiento ocular, irritación nasal, tos, asma, diarrea, vómitos), graves (dificultad respiratoria, hipotensión, opresión torácica, palpitaciones o mareo) o muy graves (choque anafiláctico: reacción de todo el organismo, con desvanecimiento, afectación cardiovascular y riesgo vital), habitualmente después de ingerir un determinado alimento.

Principales alimentos causantes de alergia

Aunque todos los alimentos pueden producir alergia, la leche, el huevo y el pescado son los principales causantes de alergia en los niños y las hortalizas, las frutas y los frutos secos en los adultos.

LECHE DE VACA. Suele ser la primera alergia que aparece en los lactantes. Un primer biberón, o el contacto con proteínas lácteas a través de la circulación materna cuando se está en el útero, sensibiliza y a partir de entonces aparecen síntomas al tomar leche, habitualmente vómitos, diarreas, dermatitis atópica, urticaria, anafilaxia en los casos graves. La mejor prevención es la lactancia materna. La tolerancia suele aparecer con la edad, pero en algunas personas la alergia dura toda la vida. Hay que tener en cuenta que la proteína de la leche aparece en la leche y en sus derivados (yogur, mantequilla, flan...), y en muchos alimentos elaborados tales como embutidos, bollería, patés, batidos, pastillas de caldo, caramelos, turrones y en productos cosméticos. También puede aparecer bajo distintas denominaciones tales como suero lácteo, caseinato, cuajo, lactosa, ácido lácteo, etc.

HUEVO.  A menudo se asocia a la alergia a la leche de vaca. Evitar sus proteínas requiere prestar atención a la pastelería, la bollería, la pasta al huevo, las salsas, los caramelos y algunos medicamentos y vacunas que puedan contenerlo. Puede aparecer bajo distintas denominaciones como albúmina, ovoalbúmina, lisozima, etc.

PESCADO. Los alérgicos al pescado no tienen porqué serlo a los mariscos ni tampoco a todas las familias de pescado. Las pruebas de alergia determinarán qué pescados en concreto hay que evitar.

FRUTAS. Esta alergia aparece a menudo asociada a la alergia a los pólenes. Además algunas frutas presentan reactividad cruzada con el látex.

FRUTOS SECOS. En general las reacciones que produce su consumo en personas alérgicas son graves.

 
¿Quién tiene mayor riesgo de sufrir alergia a los alimentos?
Las personas con antecedentes familiares de alergia, los atópicos y las personas con reacciones previas no explicadas presentan mayor riesgo de sufrir alergia a los alimentos.
 
¿Cómo se diagnostica?
Un paciente que presenta los síntomas anteriores tras ingerir algún alimento debería acudir al alergólogo y confirmar la sospecha de alergia mediante una anamnesis, unas pruebas cutáneas, un análisis de sangre y unas pruebas de exposición controladas, según considere oportuno este profesional.
 
¿Cómo se trata?
El único tratamiento hasta el momento es la prevención, evitando estrictamente el alimento causante de la alergia. Para ello, es necesario tener en cuenta:
  • Se debe prestar atención rigurosa al etiquetado de los alimentos y tener en cuenta que podemos encontrar cualquiera de los alimentos descritos como alérgeno oculto.
  • Es necesario prestar atención a productos cosméticos (jabones, cremas, champús), que también pueden contener proteínas de leche de vaca, de frutas, de cereales, etc.
  • También es destacable la presencia de alérgenos en cantidades mínimas en alimentos que originalmente no los contienen como consecuencia de contaminación por la manipulación de los alimentos. Ello sucede cuando las manos, las superficies de trabajo o los utensilios de cocina tramiten partículas de un alimento a otro por una higiene deficiente. Puede producirse en cualquier punto de la cadena alimentaria (industria, envasado, distribución, restauración)
  • Se recomienda siempre limitar al máximo el consumo de productos industriales y elaborados.
  • También deberá ser muy precavido cuando coma fuera de casa: comedores colectivos (colegio, trabajo, hospital) y restaurantes deben estar advertidos de la alergia, de los alimentos peligrosos, de las medidas de manipulación necesarias y del peligro real que supone ingerir dicho alimento. En caso de duda, lleve su comida consigo en un recipiente hermético o evite comer en estos sitios.
  • Se debe preparar siempre la comida del alérgico antes que las demás. Es necesaria la correcta limpieza de mesas y superficies, así como el empleo de utensilios limpios.
  • Se debe evitar el manipulado de los alimentos con guantes de látex en la cocina.
  • Toda la familia puede comer lo que come el alérgico; suele ser más sencillo y seguro preparar la misma comida para todos usando los ingredientes permitidos para el alérgico.
  • Conservar los alimentos con cuidado de no contaminarlos con otros.
  • Recordar que se debe evitar ingerir alimentos que hayan sido fritos en aceite en el que previamente se haya cocinado alimentos alergénicos, o que hayan sido cocinados en recipientes o manipulados con utensilios utilizados antes en la elaboración de otros platos, y que no se hayan lavado y enjuagado concienzudamente.
  • También es muy recomendable que el alérgico porte, en un brazalete, pulsera o chapa identificativa, con letra clara y bien visible, su calidad de alérgico y a qué alimento en concreto lo es.
  • Se debe consultar al médico especialista la conveniencia de llevar epinefrina autoinyectable (ADREJECT), y que paciente, familiares y cuidadores tengan el entrenamiento necesario para su administración.
  • Se debe advertir siempre al médico y al farmacéutico sobre la condición de alérgico y, aún así, ante cualquier medicamento, se debe leer cuidadosamente el prospecto en el apartado de composición.
Para obtener más información:
viñeta

En FisterraSalud:

viñeta Información y consejos
viñeta Alergia al látex
viñeta Procedimientos diagnósticos y terapéuticos
viñeta

En otros sitios:

viñeta

Asociación Española de Alergia a Alimentos y Látex

viñeta

MEDLINEplus: Alergia a los alimentos

viñeta

MEDLINEplus: Alergia a las comidas

viñeta

MEDLINEplus: Alergia

viñeta

La casa del alérgico

viñeta

Family Doctor: Alergias alimentarias, sólo los hechos

viñeta

FamilyDoctor: Alergias, cosas que puede hacer para controlar sus síntomas

 
Autores: 
Juan Manuel Igea Aznar
Médico alergólogo. Clínica Alergoasma. Salamanca (España).
Eulalia Garcia Arnal
Centro de Atención Primaria La Selva. Santa Coloma de Farners, Girona.

Publicidad

Anuncios Google

 
 
Este artículo proporciona una visión general de este problema y puede no ser aplicable a todo el mundo.  Para averiguar si estos consejos pueden aplicarse a usted y para conseguir más información de este tema hable con su médico.

Esta página está protegida por los derechos de autor y no está permitido copiar y/o colocar la información en otra Web. Puede ser enlazada mediante links.

Tiene permiso para utilizar este material a nivel personal o con un objetivo educativo y sin ánimo de lucro. Solicite permiso por escrito si lo requiere para otros usos, incluidos usos electrónicos.

Arriba  

© Elsevier 2016

Acerca de: Sobre Fisterra  | Suscríbase: Acceso personal · Acceso instituciones · Prueba gratis  | Ayuda: FAQs  | Contáctenos: Atención al cliente Cláusula privacidad · Aviso legal
-