De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Tratamientos medicinales e inyectables para los trastornos mecánicos del cuello (Revisión Cochrane traducida)

Peloso P, Gross A, Haines T, Trinh K, Goldsmith CH, Burnie S, Cervical Overview Group

Leer el texto completo
Ver y/o enviar comentarios
Novedades en este número
Buscar los resúmenes
Visualizar lista alfabética de títulos

Fecha de la modificación significativa más reciente: 15 de marzo de 2007. Las revisiones Cochrane se revisan regularmente y se actualizan si es necesario.

RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Tratamientos medicinales e inyectables para los trastornos mecánicos del cuello

Los trastornos del cuello son frecuentes, invalidantes y costosos. Más del 25% de la población presentará cervicalgia en algún momento de sus vidas. Los trastornos examinados en esta revisión son los trastornos mecánicos del cuello que no están relacionados con un problema sistémico subyacente. Los mismos pueden ser un resultado del síndrome del latigazo, de los cambios degenerativos, las cefaleas que se presentan debido a los problemas del cuello y a síntomas como el dolor, el adormecimiento y la debilidad que se irradia hacia el brazo y procede del cuello.

Se utilizan con frecuencia medicinas (fármacos), administradas por vía oral o inyectables para tratar la cervicalgia. En esta revisión, se incluyeron 36 ensayos que estudiaron los efectos de los fármacos sobre la cervicalgia. La mayoría de los ensayos utilizaron métodos de investigación sólidos, que redujeron la posibilidad de sesgo en los resultados. Sin embargo, no hubo muchos fármacos que se estudiaron en los ensayos múltiples y este hecho dificultó la agrupación de los resultados provenientes de diferentes ensayos. Por este motivo, fue imposible extraer conclusiones acerca de algunos fármacos.

Los fármacos principales estudiados fueron: antiinflamatorios orales (no esteroides) (AINEs) y analgésicos;psicotrópicos (fármacos que actúan por sus efectos sobre el cerebro y la médula espinal);inyecciones de corticosteroides (fármacos antiinflamatorios);anestésicos locales (congelación local); ytoxina botulínica A inyectable (Botox A, un fármaco que actúa sobre el espasmo muscular). Las inyecciones de corticosteroides administradas dentro de las ocho horas de la lesión parecen aliviar el dolor del síndrome del latigazo. Los anestésicos locales parecen ser beneficiosos para la cervicalgia crónica. Una inyección epidural de un corticosteroide más el anestésico local parece aliviar el dolor y mejorar la función en pacientes con cervicalgia crónica asociada con síntomas del brazo. Sin embargo, no existen suficientes estudios sobre fármacos para permitir un grado alto de confianza en estos resultados. Los relajantes musculares, analgésicos y AINEs mostraron beneficios inciertos. Existen pruebas moderadas que indican que, en general, la toxina botulínica A no es mejor que las inyecciones de solución salina para reducir el dolor y la discapacidad.

No hubo información suministrada en los ensayos acerca de los efectos secundarios posibles de los diferentes fármacos, pero algunos individuos pueden experimentar problemas estomacales producidos por los AINEs y somnolencia, mareos y otros efectos secundarios como consecuencia de algunos de los otros fármacos. Por consiguiente, los pacientes con cervicalgia deben considerar los beneficios y perjuicios con sus médicos antes de utilizarlos.



RESUMEN

Antecedentes:

Todavía existe una controversia en relación a los tratamientos medicinales e inyectables.

Objectivos:

Determinar los efectos de los fármacos e inyecciones sobre las medidas de resultado primarias (p.ej. el dolor) para adultos con trastornos mecánicos del cuello y con el síndrome del latigazo.

Estrategia de búsqueda:

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MANTIS, CINAHL desde su inicio hasta mayo 2006; MEDLINE y EMBASE hasta diciembre 2006. Se examinaron las listas de referencias para identificar ensayos adicionales.

Criterios de selección:

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios en adultos con trastornos mecánicos del cuello, con o sin cefalea o signos radiculares asociados. Se consideraron todos los tratamientos medicinales e inyectables, independientemente de la vía de administración.

Recopilación y análisis de datos:

Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los artículos, resumieron los datos y evaluaron la calidad metodológica. Cuando no se detectó heterogeneidad clínica, los estudios se combinaron mediante modelos de efectos aleatorios.

Resultados principales:

Se localizaron 36 ensayos que examinaban los efectos de los AINEs orales, agentes psicotrópicos, inyecciones de esteroides y agentes anestésicos. En términos de la calidad metodológica, los ensayos presentaron una media de 3,1 en la Escala de Jadad; el 70% presentó una calidad alta.

Para el síndrome del latigazo agudo, la administración de metilprednisolona por vía intravenosa dentro de las ocho horas de la lesión redujo el dolor a la semana (DME -0,90; IC del 95%: -1,57 a -0,24) y la baja laboral por enfermedad pero no el dolor a los seis meses en comparación con el placebo en un ensayo. Para los trastornos mecánicos crónicos del cuello durante un seguimiento a corto plazo, la inyección intramuscular de lidocaína fue superior al placebo (DME -1,36: IC del 95%: -1,93 a - 0,80); NNT 3, 45% de ventaja del tratamiento y de la aplicación de las aguja en seco, pero similar al ultrasonido en un ensayo para cada uno. En los trastornos crónicos del cuello con signos radiculares, la metilprednisolona epidural y la lidocaína aliviaron el dolor del cuello y mejoraron la función más que la administración de fármacos por vía intramuscular al año de seguimiento en un ensayo.

En trastornos subagudos y crónicos del cuello, los relajantes musculares, los analgésicos y los AINEs presentaron pruebas limitadas y beneficios inciertos.

En participantes con trastornos crónicos del cuello, con o sin signos radiculares o cefalea, hubo pruebas moderadas a partir de cinco ensayos de alta calidad de que las inyecciones intramusculares de toxina botulínica A no demostraron efectos similares para aliviar el dolor (DME agrupada: -0,39; IC del 95%: -1,25 a 0,47), la discapacidad o el efecto general percibido que la solución salina.

Conclusiones de los revisores:

Las limitaciones principales son la ausencia de replica de los hallazgos y la presencia de ensayos suficientemente grandes. Existe evidencia moderada del beneficio de la metilprednisolona intravenosa administrada dentro de las ocho horas para el síndrome del latigazo agudo que proviene de un único ensayo. La inyección de lidocaína en los puntos gatillo del dolor miofascial parece efectiva de acuerdo con dos ensayos. Existen pruebas moderadas de que la toxina botulínica A no es superior a la inyección de solución salina para el trastorno mecánico crónico del cuello. Los relajantes musculares, los analgésicos y los AINEs presentaron pruebas limitadas y beneficios inciertos.

Esta revisión debería citarse como: Peloso P, Gross A, Haines T, Trinh K, Goldsmith CH, Burnie S, Cervical Overview Group. Tratamientos medicinales e inyectables para los trastornos mecánicos del cuello (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).



Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990).

El Centro Cochrane Iberoamericano traducen, Infoglobal Suport edita, y Update Software Ltd publica La Biblioteca Cochrane Plus.